viernes, 5 de febrero de 2016

¿Tu signo perdona? ¿Olvida? O ¿Ni perdona ni olvida?

A veces, se puede perdonar, a veces se puede olvidar, aunque esto último, para ser realmente honestos, es lo más complicado de hacer, y ya en muy raras ocasiones se perdona y se olvida. La capacidad para perdonar errores depende de cada uno, y los signos del Zodiaco también tienen diferentes formas de hacerlo. Aquí van:

Aunque unos más que otros, todos terminamos leyendo algo referente a nuestro signo zodiacal, pero estas en su mayoría suelen ser cosas buenas. Acá te presentaremos cosas que muy probablemente no les guste escuchar a todos, pero si crees en esto, definitivamente deberás considerar este lado oscuro de cada signo zodiacal.

Aries

Mira que eres puro fuego, capaz de escupir las mayores barbaridades por tu boca, capaz de soltar las palabras más hirientes y los insultos más sangrantes con tal de no quedar por debajo, con tal de defenderte a toda costa. Eres capaz de destruir todo en cuestión de minutos, pero después de eso, llega lo que parecía que no llegaría nunca, la calma… Eres pasional e impulsivo Aries, las premeditaciones no son lo tuyo, tú no tienes plan A, B y C en la vida, tú fluyes con la vida, como venga, como pase. Cuando te enfadas o te hacen enfadar explotas con la misma intensidad que una bomba atómica, pero después de hacerlo respiras, vuelves a tu “paz” y a otra cosa mariposa. No eres un signo dañino ni tampoco quieres dolor cerca de ti, al final acabas perdonando si de verdad hay arrepentimiento por la otra parte, en realidad, es muy inteligente por tu parte porque ¿de qué sirve tener esa rabia dentro? De nada. Tú no estás hecho para guardar rencores. Con el tiempo las cosas se suavizan y contigo Aries, al final, aunque tenga que pasar algún tiempo en ocasiones, las aguas vuelven a su cauce, si realmente merece la pena.


Tauro

Contigo la cosa se complica Tauro, y es que, tienes un nivel de testarudez mucho más alta que los demás signos, el orgullo en ocasiones no te deja ni perdonar ni olvidar, pero el tiempo al final, acaba curando hasta las heridas más profundas y si de verdad ves que alguien está la suficientemente arrepentido y además, ha hecho por demostrártelo (porque contigo solamente las palabras no sirven), tiene un alto porcentaje de posibilidades de que lo perdones, pero no siempre se dará el caso. No hablemos de olvidar porque eso es otra cosa, como buen signo de tierra que eres, a ti no se te olvida nada, y de hecho, aunque quieras por todos los medios que ese pensamiento salga de tu cabeza, no será posible. Almacenas todo en tu memoria como si se tratara de un disco duro, pero es un disco duro que no se puede formatear, y eso te frustra a menudo porque te encantaría poder empezar de cero sin tener ningún archivo dentro, pero nada. Por eso, siempre se ha dicho que antes de hacer daño a Tauro se piense dos veces si merecerá la pena, porque será algo que se quede clavado en el torito de por vida.


Géminis

Lo de Géminis es caso aparte, y de verdad. Estás representado por los Gemelos y en tu personalidad cambiante hay dos lados muy pero que muy distintos. Por eso, por mucho que digas hoy que has perdonado, no hay que confiarse, basta que tu otro Gemelo te susurre en voz bajita al oído lo mal que te lo hicieron pasar para que cambies de opinión, y además, tajantemente. Un día puedes olvidarte incluso de lo que pasó, tu cabeza está dándole vueltas a otros asuntos mucho más interesantes, pero de repente, en una semana, vuelve ese dolor que se te clava en el pecho y te hace recordar lo malos que fueron contigo y lo mal que lo pasaste y de verdad que sufres, lo revives con tal intensidad que hasta asusta. Por eso contigo, mejor no dar nada por sentado, si te la hacen, puede que perdones y que incluso olvides, pero será por un momento, no hay nada garantizado, de hecho, es mejor que no se planteen que perdonarás algo “para siempre”, no será así, perdonarás a medias, perdonarás cuando te apetezca, el tiempo que te apetezca, pero estar, está ahí… Y es como un volcán, nunca se sabe cuando estallará…


Cáncer

El cangrejo no puede olvidar, ni puede, ni quiere. Recuerdas cada una de las cosas que han pasado por tu vida como si fuera un tesoro. No te avergüenzas de casi nada, y aunque puedas hacerlo en algún momento, no te arrepientes. Tus recuerdos son prácticamente fotografías archivadas en tu cabeza por año, por lugar, por sensaciones vividas, pero, a diferencia de otros signos que tampoco olvidan, el rencor no te dura eternamente, es más, tienes más facilidad para perdonar a los demás que para perdonarte a ti mismo. Eres una persona que cuando está herida actúa de forma diferente al resto, te escondes en tu caparazón, te alejas a reflexionar, o quizás simplemente a pasar tiempo a solas, y no, que no te molesten ahí, porque no vas a responder llamadas, ni mails, ni mensajes, ni aunque te pincharan con un palo te moverías. Tu dolor tienes que digerirlo solo, y también tienes que curarte de la misma manera. Después todo pasa, y quizás lo que más añoras es que las cosas vuelvan a la normalidad, pero necesitas tu tiempo de duelo primero. Sabes volver a la normalidad pero lo que pasó, pasó, y se quedará archivado en tu registro como todas las cosas que pasan en tu vida.

Leo

A pesar de que eres un signo de fuego, y como tal eres explosivo, intenso y tienes un pronto que a veces es mejor no despertar, tienes el don de saber perdonar, eso sí, después de que se han arrodillado ante ti y te han pedido disculpas mil y una vez, es lo que tiene herir a león, que te costará un poco ganarte sus disculpas. Pero ojo, si has sabido recular bien y a tiempo, el león podrá perdonarte. A veces incluso sabe olvidar, porque sí, porque es muy fiero, pero por dentro no quiere tener odio ni rencor hacia nadie, porque a pesar de que pueda mandarte a la mierda una y mil veces por lo que hiciste, en el fondo, siempre preferirá quedar en paz a quedar enfadado. Con Leo ocurre algo y es que, puede tener mucha ira contenida en un momento determinado, mucha rabia hacia la persona que le ha hecho daño, pero una vez que todo ese dolor pasa (porque Leo se empeña en seguir su vida sin que le afecte) se acaba esa etapa y empieza la de ignorar, cosas que sabe hacer muy bien. Así que, en definitiva, cuando las cosas dejan de importarte, perdonas y olvidas, y vuelves a ser feliz de nuevo.


Virgo

No eres un signo que quieres cometer los mismos errores cada poco tiempo, de hecho, te encantaría que no se repitieran jamás pero bueno, por unas cosas u otras, y a veces sin querer, esto pasa. Quizás en menor medida que otros porque tú no olvidas, y eso, cuando se trata de un bien para uno mismo es algo extraordinario. Gracias a tener en tu mente siempre tu pasado has esquivado daños que, de no hacerlo, te hubieran llevado por el camino de la amargura, pero a veces están tan camuflados y tan escondidos que te has dejado llevar sin saber que en realidad era mucho más de lo mismo, de algo que ya habías pasado. Puedes perdonar, claro que sí, crees que todo el mundo tiene el derecho a equivocarse, pero una vez, es raro que des la misma oportunidad dos veces a la misma persona por el mismo tema. Muy raro. No olvidas los errores de los demás, y te encargas de recordárselos cuando de repente la tortilla da media vuelta y el daño lo sufran ellos. En realidad casi lo ves como un favor que les haces, tu no te olvidas, y ellos tampoco, que así comprendan que todo puede cambiar y que lo que ellos hacen hoy quizás se lo hagan mañana y no, es posible que no sea plato de buen gusto…


Libra

Libra necesita la paz mental, el equilibrio en su vida, la armonía y las cosas claras y sin rencores, por eso, acaba perdonando, pero eso sí, le lleva un buen tiempo, a veces un tiempo que parece no tener fin jamás y es que, cuando algo se le cruza a Libra, se le cruza pero bien, y cuando se siente herido, el dolor le llega al alma, por mucha “pequeñez” que te parezca a ti que es. Pasará mucho tiempo y las heridas quizás sigan abiertas, por eso, si quieres su perdón lo primero que tendrás que hacer, te guste o no, es tener mucha paciencia. Libra puede humillarte, echarte en cara cada dos por tres lo que has hecho e incluso lo que no has hecho para ganarte de nuevo que te perdone. Le costará olvidar, pero si estás ahí, encima, día tras día, con detalles, tratando de que las cosas funcionen de nuevo, demostrando que lo que más deseas en el mundo es que las cosas sean como antes y preparado para dar lo que no has dado nunca en pocos días, entonces, es posible que pueda perdonarte, y digo es posible porque Libra es como una veleta muchas veces, puede perdonarte pero un mínimo error por tu parte le llevará de nuevo a echarte en cara todo, porque con Libra las cosas se acumulan, no se borran nunca del todo, por mucho que quiera a veces…


Escorpio

No perdonas y no olvidas, las cosas como son. No significa que no puedas comportarte “decentemente” cuando ha habido perdón por parte del otro pero si te la han hecho gorda, por muchas disculpas habidas y por haber (que las aceptarás), las cosas no serán tal y como eran, vamos ni por asomo. Una de las cosas que te caracterizan es precisamente esa, que a ti quien te la hace, te la paga. Te gusta dar lecciones a los demás, y no solamente por el hecho de vengarte si no para que aprendan para la próxima, para que se piensen dos veces si hacer algo que pueda herir a los demás y para que comprendan que la vida (o en este caso Escorpio) te la puede mandar de vuelta a ti. Siempre se ha dicho que, por muy fuertes que nos creamos, siempre habrá alguien más fuerte que nosotros, que por muy seguros que estemos de algo, siempre habrá alguien que pueda desmontar todo eso de una sentada. Pues ese alguien eres tú Escorpio. A menudo hay que dejar claro a los demás que se están equivocando, no te gustan las peleas ni tampoco herir sentimientos gratuitamente, pero si te sientes con el poder y con el deber de hacerlo (principalmente para que aprendan), lo harás.


Sagitario

Y mira que eres fuego y podías fijarte en Aries o en Leo, pero lo siento, inevitablemente, tú no olvidas, y bueno, lo de perdonar habría que tomarlo siempre entre comillas porque, a veces sin querer y otras veces queriendo, reabres esos asuntos del pasado que para ti no están del todo solucionados para dejar claro que aún tienes cosas que decir. Hacerte daño a ti es complicado porque no ofende el que quiere si no el que puede y contigo Sagitario, los que pueden, la verdad, son pocos… Por eso mismo, quien te lo hace, acaba pagando unas consecuencias a veces, muy caras. Puedes tratar de olvidar pero con la gente que te importa es complicado que lo hagas, por eso mismo, porque te importan, porque habías puesto confianza en ellas, porque te han fallado, porque es duro y porque tienes que aprender a digerir las decepciones. Tienes lo que viene siendo memoria selectiva, no olvidarás nada pero si habrá cosas que te afecten más, otras que te afecten menos y otras que no te afecten nada. ¿Perdonar? Quizás, posiblemente de boquilla sí, pero cuando el corazón está dañado, y mucho más el tuyo (tan difícil de romper a veces), costará que vuelva a latir de la misma forma. Se necesitará tiempo para que la herida sane, mucho tiempo o quizás toda una vida, todo depende…


Capricornio

No olvidas, no perdonas (aunque digas que sí) y no vas a cambiar, porque no, porque no te da la gana, porque ya has pasado demasiado y porque en tu mente siempre está esta frase, “quien la hace una vez, la hace mil”. Y eso no te lo van a sacar de la cabeza. Por eso, un buen consejo para los que aún piensan si hacer alguna “jugada” a Capricornio, es este, “no dañes su orgullo si quieres vivir tranquilo y en paz”. Tienes el ego muy muy arriba Capricornio, y eso de que lo mancillen puede ser tan peligroso como dejar sólo a un ludópata en Las Vegas. Hay cosas muy claras en tu vida y es que, una y no más Santo Tomás. Luego dicen que si eres duro, que si te guardas todo demasiado, que si deberías ser un poquito más indulgente con los demás. Vamos a ver, tú lo dejas claro clarísimo desde el principio, contigo las cosas son así, así, y así, y eso incluye, el “no me la juegues porque se lía…” Entonces, ¿por qué quieren después que tu lado más sensible pueda perdonar y olvidar? Joder ya lo estás avisando, tiene que gustarles demasiado eso de jugar con fuego y de provocar “a ver qué pasa”. Pues toma, lo que pasa es eso, que ni perdonas ni olvidas. Evidentemente por amor, por dependencia o por lo que sea, puedes estar ahí y aguantar, porque eso se te da de maravilla (deberías plantearte el no pasar ni una) pero de tu cabeza no se va nada, ni tampoco se irá, incluso aunque cuando ya nada importe…


Acuario

Acuario te perdonará y quizás incluso lo olvide porque no hay nada más valioso como vivir en paz, con la conciencia tranquila y sin que nada la perturbe, lo tiene claro, el problema es que a veces, lo hace demasiado rápido. Quiere creer que las personas, la gran mayoría de las personas, tienen buen fondo, y da demasiadas oportunidades cuando debería cortar mucho antes, de raíz… Por eso, aguanta una, y otra, y otra, pero llega un día en que se marcha, sin más, quizás es el día que menos te lo esperas, y se irá dolido y con el corazón encogido, pero se mirará en un espejo y se repetirá que no pasa nada, que la vida sigue, y a pesar de que pueda odiarte por momentos, con el tiempo te sabrá perdonar, incluso cuando ni siquiera hayas pedido perdón, sabrá encontrar una razón a esos arrebatos que te entraban, aunque las razones sean ilógicas, sabrá entender tu locura y también se apiadará de ella, porque Acuario así es como se siente libre, y al final el que carga con todo eres tú.


Piscis

Eres un signo de agua así que, cuidadito cuidadito, la “sensiblería” esa a la que están acostumbrados se vuelve cabrona cuando te encienden, cuando te fallan o cuando te hacen daño deliberadamente. A pesar de que quieres que tu mente se quede en ese mundo de color de rosa que tanto te gusta, cuando bajas a la realidad de vez en cuando y te das cuenta de la maldad de algunas personas, lo bueno que podías llegar a ser se convierte en algo terrible, de verdad. No hay miramientos, no hay perdones que valgan y no olvidarás de la noche a la mañana. No te enfadas por tonterías, aunque sí puedas irritarte y tener algún episodio colérico de vez en cuando. El día que no perdonas y no olvidas es porque se han pasado pero bien, te la han jugado de tal manera que tu mente, por mucho que quiera sacárselo de la cabeza no puede. No siempre te vengarás pero sí te acabarás riendo cuando la vida, el karma o lo que quiera que sea se encargue de ello, sabes que tarde o temprano lo hará. Sabes que tarde o temprano todo se paga.


Fuente: Horóscopo Negro.com 


Tienes que ver esto también




1 comentario :

  1. Mejor no se puede describir a capricornio!!! Genial !!!

    ResponderEliminar

Publicar Comentario: