viernes, 19 de febrero de 2016

Sobrepeso: ¿Qué culpa tienen los astros?

Según la fecha de nacimiento, tenemos una actitud particular frente a la comida y una disposición especial a acumular kilos de más. Sepa, por su signo, como bajar de peso sin penas ni angustia.
Si sospecha que la aguja de la balanza se ha confabulado en su contra, no desespere. Puede ser que algún planeta retrógrado le esté jugando una mala pasada. Pero también es probable que el método que eligió para mantenerse en forma no sea el que se ajusta a las singularidades de su carta natal. Hay un secreto para recobrar la línea, indicado por los astros. Déjese llevar por el consejo zodiacal para perder esos kilos de más.

Aries

Dieta compartida

A Aries no será muy efectivo hablarle de un plan a largo plazo; su impaciencia le impide esperar resultados que no sean inmediatos. De modo que, sea cual fuese la dieta que siga, tendrá éxito sólo si puede compartirla con otra persona. Si los kilos superfluos son pocos, bastará una alianza con su pareja o con una amiga. Si son muchos, es inevitable su asistencia a un grupo de autoayuda. Así, bajará de peso al competir con otros. Ya en carrera, sería capaz de morir antes de dejar ver que pudo o podría fracasar en el intento.


Tauro

Olvidar los dulces

Usted siempre tiende a considerarse una persona obesa. Y se quejará de no encontrar manera de regular su peso. En primer lugar, deberá limpiar su casa hasta que no quede ni un chocolate. Las golosinas de bajas calorías le permitirán saborear dulces sin culpas. Abandone esa autoindulgencia con la que se permite sandwiches, tragos y bocaditos. Opte por una dieta realista, combinada con gimnasia. Perder medio kilo por semana no le costará mucho y, en cambio, le permitirá verse sensacional.

Géminis

Un plan personal

En tanto que los demás toman sus dietas de libros o revistas, usted tiene que trazar su propio plan. Si opta por privarse de golosinas, ya en la primera media hora de régimen convertirá en un infierno la vida de todos los que están a su lado. En cambio, si logra controlar su ansiedad durante la semana laboral, podrá regalarse con bocados deliciosos los fines de semana; y estará en forma, porque el resto lo hará su carácter activo, que lo hace no poder estar quieto por más de cinco minutos.

Cáncer

Comer afuera

Las pasiones en su vida siempre son extremas; la que siente por la comida no podría escapar a esta regla. Si cree que ha llegado demasiado lejos, ponerse a dieta será el primer paso a dar. Si bien es notable su habilidad en la cocina, toda comida que prepare otro le resulta mucho más apetecible. Coma afuera por lo menos una vez a la semana. Llimítese a seis galletitas de agua por día; pase por alto el pan y la manteca. Condimente sus ensaladas sólo con vinagre. Abuse del pescado y las verduras crudas.

Leo

Voluntad a toda prueba

Una reina o un emperador no pueden jamás permitirse ser gordos. En primer lugar, deberá convencer a los suyos (si no conocen bien su temperamento) que no aceptará que nadie monitoree su dieta. Por otra parte, con la voluntad que tiene, es raro que tenga mucho exceso de peso. Si lo tuviera, se ajustará a una dieta con alma y vida, especialmente si hay un traje que adora y que por ahora no puede estrenar, o un vestido insinuante, capaz de revelar cada rollito imprudente.

Virgo

Cuidado con las salsas

No hay dudas de que el día en que nació fue su primera jornada de dieta. Sin embargo, últimamente no logra adelgazar como en otros tiempos. ¿No habrá llegado el momento de introducir algunos cambios? Si juzga que no puede prescindir de las pastas, no le agregue esa salsa contundente que prepara tan bien. Más bien, mézclela con verduras y frutas crudas o cocidas y un toque de carne flaca. Si siente flojedad, pida a su médico que le recete vitaminas.

Libra

Mejor en equipo

Usted funciona mejor en equipo. En cuestión de dietas esta regla es primordial. Pídale a algún familiar o amigo que supervise el cumplimiento de su dieta. Aprenda a decir no, repitiéndose cada mañana que sólo por hoy no va a transgredir. Incorpórese a un grupo de autoayuda o, si puede costearlo, asista a un centro especializado en belleza y salud. Sumarse a un grupo que haga gimnasia le vendrá de maravillas. Y ruéguele a toda esa gente que le declara su amor, que no le regale bombones ni comestibles.

Escorpio

Un día de lácteos

Bastan dos kilos de más para que usted resuelva que su aspecto es francamente de un obeso. Todo lo que hace peca por exceso. Una manzana al horno es deliciosa, pero dos… son un manjar de los dioses. Para eliminar esas redondeces, reemplace costillas, hamburguesas y salchichas por pescado y ave e ingiera parvas de verduras frescas. Le proponemos un desafío: que pase un solo día a la semana ingiriendo nada más que lácteos (leche, yogur, queso descremado). Verá su piel y su figura renovadas.

Sagitario

Respetar horarios de comida

Es capaz de prejuzgar la necesidad de una dieta. Consulte a la balanza y luego decida. Si pone atención, reconocerá que lo que le suma kilos en contra es su manía de comer entre comidas y aún después de almorzar o cenar. Haga del acto de pesarse una sana costumbre. Ajústese a horas fijas para comer y cuando la balanza pretenda acusar mayor peso, mucho aire libre y un día de ayuno (excepto seis vasos de agua), lo volverán a la normalidad.

Capricornio

Comer menos

En tanto que todo el mundo se mata por conservar la figura, a usted le es dado comer casi de todo sin engordar. Sin embargo, algunos rollos pueden adjudicarle una pesadez que no tiene. Procure no abusar de las delicias cuando come con gente relacionada con su trabajo. Si piensa que necesita hacer dieta, ingiera de todo, como lo hace habitualmente, pero reduzca el tamaño de las porciones. De esa manera sufrirá muy poco y se verá estilizado y elegante.

Acuario

Sin pastillas

No hay mejor caso que el suyo para ejemplificar la dieta “yo-yo”; gracias a ella, su lucha con la balanza suele resultar una batalla perdida de antemano. Deberá prestar atención a no comer de más; especialmente, cuando atraviesa por un estado de depresión o se siente bajo una presión excesiva. Encare una dieta seria y júrese a usted mismo no apartarse de ella, aunque esté al borde del ataque de nervios. ¡No conciba la idea de tomar pastillas para adelgazar! Sus nervios no las resistirían.

Piscis

No engañarse

Un pisciano tiende a enmascarar sus problemas de peso y tiene un grave problema con los límites. Mentirse respecto a la necesidad de una dieta termina siendo una estrategia que no hace más que empeorar su situación. Trate de ingerir alimentos  bajas calorías y cuando sienta que le resulta imposible frenar su apetito, coma galletas de arroz, rodajas de queso descremado o pickles. De esa manera, evitará que su inconsciente se oponga a su propio bienestar.



Fuente: Revista Predicciones

Tienes que ver esto también




No hay comentarios :

Publicar Comentario: