sábado, 20 de febrero de 2016

Horóscopo 2016 de los arquetipos de diosas. [Según el mes en que naciste]

Lakshmi, Isis, Atenea, Bastet, por nombrar solo a algunas, son arquetipos del divino femenino que han sido negados y ocultos por la cultura patriarcal. ¿Qué conocimiento trae cada una? ¿De dónde provienen? ¿Qué características encarnan que necesitamos despertar, incorporar o trabajar?

No solo se ha negado e intentado borrar a la divinidad femenina en la historia de una humanidad signada por el predominio del patriarcado, se la ha reducido, en la cultura cristiana, a solo un par de versiones: la Virgen y Eva. ¿Qué hay de las diosas que fueron adoradas en culturas antiguas en distintas partes del globo? Por empezar, no son polares y opuestas entre sí (como la virgen y la traicionera) sino que expresan distintos matices complejos. Como pertenecen al acervo de inconsciente colectivo, tienen el poder, como imágenes, como invocación, como memoria viviente, de despertar cualidades insospechadas y guardadas. Trabajar con diosas es un camino maravilloso para quien lo emprende, y nada naif ni light: algunas son potentes (Lilith), otras, destructivas (Kali), otras fértiles, otras, amorosas.

Julieta Suárez Valente, una de nuestras tarotistas y especialistas en sabiduría femenina, puso las cartas sobre la mesa y pidió inspiración a las diosas. Cada una al azar dejó su mensaje, que es el reflejado aquí.

Para trabajar con ellas, con cada uno de los arquetipos, y profundizar en él, lo recomendable es buscar una imagen, dejarla en el altar, observar los elementos que la componen y afirmar. Además, es muy útil profundizar en la historia y mitología para conocerlas mejor.

Si naciste en enero

LAKSHMI, la diosa hindú de la abundancia, consorte de Visnú.


Si en tu vida sólo ves lo que te falta, lo que no está, lo que se fue, estás aun viviendo en carencia. Y este pensamiento genera aún más sensaciones de vacío. Esta diosa entra en tu año para pedirte que confíes y agradezcas todo lo que hay en tu vida, y que hagas espacio para lo que llegará. No se trata de riquezas materiales únicamente (aunque en la India se la invoca también para eso), sino que la conexión será con abundancia de energía, de salud, de afectos y de trabajo gratificante, con buena remuneración. Deja que en tu vida entre el flujo infinito de abundancia que Lakshmi te propone, encendiéndole una vela blanca y repitiendo esta afirmación:

“Yo soy una fuente inagotable, eterna, de bendiciones y abundancia, que entran y fluyen de forma ilimitada hacia mi ser y mi entorno, creando afluencia y bienestar”

Si naciste en febrero

EOSTRE, la diosa germana de la fertilidad y la primavera. 

Si en tu vida te está costando concretar y materializar, la diosa te recuerda que eres creativa y fértil; y que simplemente para poder hacer tus sueños realidad, debes seguir paeres realistas, planificar tus objetivos y entender que para que tus logros se hagan concretos, hay que accionar, no solo esperar. La diosa te recuerda que nuestros sueños son como plantas. Hay que sembrar semillas, regarlas, nutrirlas y luego cosecharemos siembras y crecerá lo que hayamos decidido emprender. Para honrar a Eostre, prendemos una vela rosa y repetimos esta afirmación:

“Todo crece a mi alrededor, todas las semillas toman forma, salen al sol y florecen inagotablemente desde mi amor, creatividad y poder de emprendimiento.”

Si naciste en marzo

ISIS, la diosa Egipcia del amor incondicional. Isis era una esposa y madre modelo, es el símbolo de la unidad de la familia divina y a menudo se la representa amamantando a Horus niño.


Esta diosa te pide volver a los afectos, pero sobre todo, si has estado entregando todo tu amor al otro, es hora de volver a ti misma. Isis te recuerda que para poder seguir en el camino de la vida, es necesario darte prioridad, recibir sanación, recibir atención y ponerte en un polo receptivo en vez del polo dador en el que siempre te has ubicado. Para honrar a Isis, prendemos una vela blanca, y repetimos esta afirmación:

“Nazco nuevamente, me doy prioridad absoluta, soy merecedora total de todo lo mejor del Universo en todas sus formas y abro las manos para recibirlo y disfrutarlo.”

Si naciste en abril

CERRIDWEN, la triple diosa Galesa. 

Esta diosa te recuerda que todo en la vida tiene fases. Para que nazca lo nuevo algo debe morir y transformarse. Todo a nuestro alrededor muta y esto es parte de los ciclos, lo vemos en la naturaleza y las estaciones. Esta diosa te recuerda que para poderle dar la bienvenida a lo nuevo, debes dejar morir lo viejo y entregarte a los cambios. Para honrarla, puedes prender una vela violeta (que significa transmutación) y repetir:

“Cambio, muto, me transformo, todo se remueve, todo se funde y le doy la bienvenida a lo nuevo que el Universo tiene planeado para mí.”

Si naciste en mayo

BASTET, diosa egipcia del juego y la alegría. 

Esta diosa te recuerda que sin humor, sin alegría, la vida se estanca y todo se vuelve monótono y gris. Si no le has dado prioridad a lo recreativo, a lo lúdico, este año es propicio para ello. Es momento de volver a integrar a la niña interior u conectar con lo creativo. Para honrar a Bastet, puedes prender una vela amarilla repitiendo la siguiente afirmación:

“Soy creativa, joven, alegre y el mundo ríe conmigo. Soy feliz desde adentro hacia afuera y mi energía contagia y transforma al otro.”





Si naciste en junio

AMATERASU, la diosa del Sol japonesa. 

Amaterasu te sugiere que conectes con tu belleza en todas sus formas y talles. Si te sentís condicionada acerca de un concepto de belleza determinado, esta diosa te ayuda a entender que las mujeres tenemos luz y energía femenina de magnetismo y es hora de usarla y mostrarla con orgullo y pasión. Celebra tu aspecto femenino. Para honrar a Amaterasu, prende una vela amarilla y repetí esta afirmación: “Abro mis ojos y observo mi resplandeciente belleza que emerge de lo más profundo de mi ser femenino, me abro a la belleza y la muestro sin tapujos, soy bella por fuera y por dentro.”


Si naciste en julio

LILITH, la diosa más antigua, de origen Sumerio. 

Esta diosa te recuerda que debes hacerte cargo de tu poder, de tu potencia y de tus decisiones y elecciones. Si has estado cediendo tu poder es hora de recuperarlo y tomar el mando y las riendas nuevamente. Si has estado complaciendo a los demás sin siquiera tomarte en cuenta, es momento de  recuperarte y traerte de vuelta. Para honrar a Lilith, prende una vela roja y di la siguiente afirmación:

 “Danzo mi vida para mí misma, yo soy un todo y estoy completa. Soy yo misma desde lo más profundo de mi autenticidad y mi poder, vivo intensamente y honro mi existencia tomando el mando de mi vida.”


Si naciste en agosto


MAYA, la diosa hindú de la Ilusión. 

Esta diosa te pide que descifres qué es ilusión y qué es realidad en tu vida y que te quites los velos que no te permiten ver las cosas como son realmente. Si estás cautiva en tu propio mundo ilusorio, no podrás tomar decisiones ni ver con claridad las cosas. Esta diosa te pide realismo  y discernimiento. Poder ver con qué y con quién cuentas realmente, te dará poder. Para honrar a esta diosa, prende una vela azul y repetí esta frase:

 “Quito los velos de la ilusión, salgo de mis propios laberintos y transito mi camino de vuelta hacia mí misma y mi poder de realidad y discernimiento.”

Si naciste en septiembre

ATENEA, la diosa griega de la inteligencia y la sabiduría. 

Esta diosa te recuerda que con tu mente creas tu realidad. Si tus pensamientos son limitantes o negativos, todo se trabará y nada podrá ser creado. Si tus creencias son demasiado rígidas, nada nuevo podrá entrar. Es momento de flexibilizar tu mente y reformular tus pensamientos. Para honrar a esta diosa, puedes prender una vela naranja y repetir la siguiente afirmación:

 “Honro mi inteligencia, mi sabiduría y mi capacidad mental, me abro caminos permanentemente, creo mi realidad con mis pensamientos de abundancia, prosperidad y apertura.”

Si naciste en octubre

PELE, la diosa hawaiana de los volcanes. 

Esta diosa te recuerda que es hora de despertar, que has estado demasiado tiempo dormitando y esperando y necesitas conectarte con la acción directa y con el fuego de tu pasión interna. Salir de la monotonía de la vida, romper la rutina, volverte creativa, fogosa y pasional. Este es el regalo de esta diosa. Puedes honrarla prendiendo una vela roja y repitiendo esta afirmación:

“Despierto el poder de mi fuego interno, enciendo la llama eterna de mi corazón, abro los ojos a mis posibilidades y despertares y alimento mi fuego creativo día a día con alegría y compromiso.”

Si naciste en noviembre

KUAN YIN, la diosa budista de la compasión. 

Esta diosa te recuerda que es momento de mirarte con nuevos ojos. Si has estado juzgándote duramente, si has estado criticándote sin parar, es hora de perdonarte y de ser más amorosa y compasiva contigo misma y con los demás. Perdonarte y escribe un nuevo capítulo en tu vida, siendo menos dura y más amable con ti misma. Para honrar a Kuan Yin, puedes encender una vela blanca y repetir:

 “Me amo incondicionalmente, con todas mis virtudes y defectos, me perdono, me honro y honro mi existencia. Cada palabra que sale de mí hacia mí misma me nutre profundamente, me sana y me eleva.”

Si naciste en diciembre

HATHOR, la diosa Egipcia del placer. 

Hathor te pregunta si el disfrute y el goce han sido prohibidos de tu vida. Si la respuesta es sí, es hora de despertar al auténtico placer. Si te has estado postergando demasiado, si disfrutas con culpa o directamente te niegas es hora de restaurar la energía del disfrute en ti, tanto sexual como sensual. Para honrar a esta diosa del placer y la fertilidad, puedes prender una vela rosa y decir la siguiente frase:

“Honro mi cuerpo, honro mi parte femenina, honro mi ser y me permito total y absolutamente el disfrute y el goce de todos mis sentidos, soy merecedora de lo mejor que esta encarnación quiera ofrecerme, abro las manos y recibo todo.”


Autor: Julieta Suarez Valente
Astróloga, tarotista, facilitadora de círculos de mujeres y espiritualidad femenina.

Tienes que ver esto también




No hay comentarios :

Publicar Comentario: