miércoles, 17 de febrero de 2016

Aferrarse a la vida

Un fotógrafo que hacía la cobertura de una intervención quirúrgica para corregir un problema de espina bífida realizada en el interior de un útero materno, un feto de apenas 21 semanas de gestación, una auténtica proeza médica, nunca imaginó que su máquina fotográfica registraría, tal vez, el más elocuente grito en favor de la vida conocido hasta ahora 

Mientras Paul Harris realizaba la cobertura en la Universidad de Vanderbilt, en Nashville, Tennessee, Estados Unidos, de la que se consideró una buena noticia en el desarrollo de éste tipo de cirugías, captó el momento en que el bebé sacó su mano pequeñita del interior del útero de la madre, tratando de tomar uno de los dedos del médico que lo estaba por operar. 
La foto, espectacular, fue publicada por varios diarios de los Estados Unidos y su repercusión cruzó el mundo hasta llegar a Irlanda, donde se tornó en una de las banderas más fuertes en contra de la legalización del aborto. 

La pequeña mano que conmovió al mundo, pertenece a Samuel Alexander, cuyo nacimiento debió haber ocurrido el pasado 28 de Diciembre (el día de la foto él tenía apenas 5 meses de gestación). 

Cuando pensamos bien esto, la fotografía es más que elocuente. 

La vida del bebé estaba, literalmente pendiendo de un hilo. Los especialistas sabían que no conseguirían mantenerlo vivo fuera del útero materno y que deberían tratarlo dentro, corrigiendo la anomalía fatal y volver a cerrar el útero para que el bebé continuase con su crecimiento normalmente 

Por todo eso, la imagen fue considerada como una de las fotografías médicas más importantes de los últimos tiempos y el recuerdo de una de las operaciones más extraordinarias registradas en el mundo. 

Ahora, Samuel se convirtió en el paciente más joven que haya sido sometido a éste tipo de intervenciones, y es posible que, ya fuera del útero de la madre, Samuel Alexander Arms apriete nuevamente la mano del Dr.Bruner. 

La presentadora de televisión Justine McCarthy dijo que es imposible no conmoverse con la imagen poderosa de ésta mano pequeñita que aprieta el dedo de un cirujano y nos hace pensar en cómo una mano puede salvar vidas.

La vida, el regalo más hermoso depende de todos nosotros!!! 





Tienes que ver esto también




No hay comentarios :

Publicar Comentario: