lunes, 8 de febrero de 2016

4 consejos para tener en cuenta. [Si hay personas negativas a tu alrededor]

Hay personas que transmiten energía negativa y nos afecta a nuestra salud. Si sueles estar con personas que siempre se quejan de todo y no hacen nada más que hablar de cosas malas y negativas puedes hacer que no influya sobre ti.

Quizás tengas un familiar, un amigo o compañero de trabajo o alguien al que aprecies que esté pasando por un momento difícil y eso haga que se cree una energía negativa.
Todo esto te afecta poco a poco, te absorbe la energía y te debilita. Por eso he escrito este artículo, para ayudarte a que eso no te afecte y que puedas seguir siendo tú, siendo fuerte y con energía positiva.

1.- Lo primero que tienes que saber hacer es reconocer cómo te sientes cuando estás con otras personas. Cuando estés al lado de una persona piensa qué es lo que te transmite. Observa cómo te hace sentir.

Por ejemplo, si una persona siempre se está quejando eso hará que tú te encuentres mal, con mal cuerpo, disgustado, débil... o por lo contrario, hay personas que te transmiten calma, tranquilidad, paz, alegría, felicidad, "buen rollo"... Debes saber captar lo que te transmiten las personas de tu alrededor y eso lo sabrás parándote a pensar en cómo te sientes cuando estás sólo y cómo te sientes cuando tienes esa persona cerca.

Pero no se puede saber con una sola vez si no de forma constante.

Si alguien se queja siempre trata de saber el porqué de esas quejas. A veces sólo se quejan porque buscan refugio en otras personas. Porque se sienten vulnerables y débiles y si las personas de su alrededor les apoyan eso les hace sentir mejor.

Pero no tienes que atraer su negatividad. Al contrario. Debes saber de qué se trata sólo observando, sin atraerlo. Y luego intentar cambiar el rumbo de esta negatividad.

No es una tarea fácil pero es posible. La mente es más poderosa de lo que te puedas llegar a imaginar.

2.-  Una forma de disipar la energía negativa es no participar en las conversaciones.

A veces, es mejor no decir nada, o llevar la conversación a una dirección positiva.

Normalmente esto hace que la persona deje de buscar ese reclamo en ti y ya no te busque para quejarse.

3.- Si es necesario, prueba a decirlo de forma directa. Sólo se amable y dile que prefieres escuchar algo positivo. Aunque muchas veces esto lo toman como un insulto porque dicen que es importante para su salud y que les sirve para reducir el estrés. Pero en realidad es todo lo contrario. Hablando de ello a todas horas sólo están empeorando la situación, reviviendo el sentimiento negativo y no dejando que la energía positiva entre en su vida. Es un bucle que les hace ir hundiéndose cada vez más.
4.- A veces no hay solución porque la condición humana es terca y muchas veces auto-destructiva y por mucho que intentes hacerles ver las cosas de forma positiva se cierran en banda y no es posible. Lo único que puedes hacer es intentar aguantar la situación tratando de limitar la estancia al lado de esa persona. Por tu bienestar y para que la otra persona reaccione.



Por “De todo un poco”
http://nodejardeleer.blogspot.com.ar/

Tienes que ver esto también




No hay comentarios :

Publicar Comentario: