martes, 15 de diciembre de 2015

No hay malas personas

"Un monje Tibetano que había pasado más de 18 años prisionero en un campo de trabajo forzado en China me comentó que en diversas ocasiones llegó a enfrentar realmente el peligro. Yo le pregunté "¿Qué peligro? ¿Qué tipo de peligro?, pensando que su respuesta estaría en torno a la tortura y a la prisión China. Él me contestó, "Muchas veces estuve en peligro de perder la compasión por los Chinos.""

El Dalai Lama
No hay "malas" personas en este mundo, solamente hay quienes están completamente seguros de que su visión y su versión de la realidad es particularmente correcta, y, por lo tanto, están completamente reacios a abrirse a la posibilidad de convivir con otros en una intimidad vulnerable y en la alegría de la duda. El "mal" es simplemente esa visión estrecha, una cerrazón dolorosa, y el rechazo de ese flujo pleno de la vida; es el olvido de nuestra verdadera naturaleza como la inmensidad y la capacidad misma, y la total ausencia de esa "persona" que se percibe separada y sólida. Es aferrarse con un inmenso terror a las historias y opiniones, más que a un dejar-ir expansivo hacia el eternamente libre océano de la conciencia.

No hay "gente mala", sólo aquellos que en secreto viven la vida con miedo y que actúan con esos mismos temores.

El mal es "vivir" al revés. Es vivir en sentido contrario. Es perder la inocencia, es una ignorancia cósmica...

Este reconocimiento es el comienzo de un gran entendimiento e incluso, de una gran compasión hacia aquellos a los que nos apresuramos a juzgar y etiquetar como "malos".


Jeff Foster

Tienes que ver esto también




No hay comentarios :

Publicar Comentario: