miércoles, 30 de diciembre de 2015

9 de cada 9 personas aman los detalles sin ser un día especial

9 de cada 9 personas aman los pequeños detalles sin necesidad de que sean fechas importantes como aniversarios, cumpleaños o celebraciones varias. Es más, 9 de cada 9 personas aprecian más que los“qué tal estás” sean sinceros y no un mero trámite cordial y diario que cualquier gran gesto.

Y es que la gran mayoría de nosotros amamos los pequeños detalles porque en ellos alimentamos nuestra fuerza, nuestra humildad, nuestra grandeza, nuestros vínculos y nuestros afectos.
Los pequeños detalles fortalecen el apego, fundamentando nuestras relaciones en el cuidado, la atención y el cariño diario.

Los pequeños detalles son los que marcan la diferencia
Los pequeños detalles son los que marcan la diferencia y nos ayudan a frecuentar el confort que supone sentirse querido sin frases de película o héroes que nos salven de las garras del dragón.

Porque la verdadera heroicidad es dejar huella con los pequeños gestos e ir sembrando bondad para recoger grandeza. Al fin y al cabo lo importante para nosotros reside en nuestra capacidad para recoger riqueza en lo cotidiano.

Esperamos día tras día a que nos toque la lotería con un milagro que haga que nuestra vida dé un giro de 180º y no nos damos cuenta de que la lotería está en todo aquello de lo que podemos disfrutar día tras día.

Por ejemplo de un beso, de un abrazo, de una conversación con una persona especial, de un plato favorito, del camino que construye un sueño, de una película emocionante, de la alegría de nuestro perro al recibirnos, de una tarde de manta, peli y palomitas, de las fantasías y las ambiciones, de una buena lectura en buena compañía.

Podemos disfrutar todas estas “pequeñas cosas” cada día y no nos damos cuenta. Lo que nos importa es hacer dieta, ir al gimnasio cada día o acabar el informe que nos pidieron en el trabajo; esto está muy bien, pero lo verdaderamente importante es que las hojas de nuestro calendario no pasen sin haber coleccionado momentos y, en ellos, motivos para sonreír.

Ser coleccionista de momentos emocionales es disfrutar de los pequeños detalles
Si nos esforzamos por hacernos coleccionistas de momentos emocionales lograremos disfrutar de los pequeños detalles, lo cual nos ayudará a fortalecer nuestros vínculos y a sentirnos mejor en el día a día.


Para lograrlo podemos llevar a cabo un diario emocional en el que apuntemos todos los detalles de los que hemos podido disfrutar en el día, pues ellos representarán la conexión con nuestras emociones.

De hecho, a partir de esto mismo podemos crear un mapa del amor que nos ayude a inundar de pequeños y bonitos detalles la vida de las personas que más queremos. Pero, ¿qué es un mapa del amor?

Según el psicólogo John Gottman, el mapa del amor es un listado de aquellas cosas especiales que debemos conocer de las personas a las que queremos. Saberlo y hacerlo explícito nos ayudará a estar más atentos a aquellas ocasiones cotidianas en las que podamos tener muestras de afectos con ellos.

Prestar atención y dedicar nuestro tiempo en elaborar un mapa del amor sobre la persona que queremos deja impresa una huella en nuestro cerebro que fomentará la accesibilidad de la información.

¿Qué es importante saber para elaborar el mapa de los pequeños detalles?
A la hora de confeccionar el plan de acción de los pequeños detalles debemos obtener la respuesta a cuestiones como las que siguen en el listado que vamos a exponer a continuación:

  • ¿Cuál es su plato favorito?
  • ¿Cuáles son sus películas, sus programas de televisión o sus libros favoritos?
  • ¿A qué dos personas admira profundamente?  ¿Por qué?
  • ¿Cuáles son sus animales favoritos?
  • ¿Qué es lo primero que compraría si le tocase la lotería?
  • ¿Qué podemos hacer para mejorar la relación que tenemos?
  • ¿A dónde le gustaría viajar?
  • ¿Qué momentos disfruta especialmente?
  • ¿Qué querría cambiar de sí mismo y de los demás?
  • ¿De qué manera prefiere pasar una tarde en casa?
  • ¿Cuáles son sus anhelos y ambiciones?
  • ¿Con qué tareas se siente más competente?
  • ¿Qué le gustaría mejorar en su vida?
  • ¿Qué tipo de literatura le gusta leer? ¿Cuáles son sus momentos de lectura?
  • ¿Qué revistas le interesan?
  • ¿Cuál es su pasatiempo favorito cuando está enfermo y no puede salir de casa?
  • ¿Cuál es su regalo ideal?
  • ¿Qué le preocupa actualmente o con qué siente especial tensión?
  • ¿Cuáles son las razones para sentirse orgulloso de sí mismo?
Con este tipo de preguntas podemos elaborar un gran mapa que nos ayude a fomentar los pequeños detalles en nuestro día a día, algo que sin duda es necesario para hacer sentir especiales, únicas e irremplazables a las personas que queremos.


Autor:  Raquel Aldana
Vía: La mente es maravillosa.com
Fotografía: Rachael Gracia  


Tienes que ver esto también




No hay comentarios :

Publicar Comentario: