miércoles, 4 de noviembre de 2015

{Oráculo} ¿Qué vine a aprender?

Observa las 3 almendras  que presentamos en la imagen que se encuentra al final de la página, conecta la música para relajarte  y elige aquella que con la que vibre tu Ser interior. A continuación descubre el mensaje que te traen  las cartas del Tarot de Claudia Campo Canifrú.

Si escogiste la almendra amarilla

Viniste a disfrutar de la vida, a amarte, a jugar, a conectarte con tu niña interna para sanarla, a reír desde el fondo de tu corazón tal como lo hacen los niños.

Consejo: Si crees que tu vida está lejos de esto, que sólo hay penas y decepciones, entonces llegó la hora de hacer algo al respecto. Busca un terapeuta que trabaje con el amor, y comienza a sanar tu corazón, estás lista para dar ese paso. Aprende a dejar ir los rencores, a llenar tu corazón con la esperanza propia de la niñez, y verás que un mundo nuevo se abrirá ante tus ojos.

Si escogiste la almendra blanca
Viniste a construir una nueva realidad, a ser dueña de tu vida, a estar orgullosa de ti misma porque todo lo has logrado a puro esfuerzo, porque eres grande y bella gracias a ti, a tu temple, a que nada te derrota.

Consejo: Si las líneas anteriores te parecen ajenas a ti, es porque no has visto tus grandes logros y cómo has ayudado a tus cercanos con tu fuerza y empuje. Comienza a valorarte, a mirar lo que has logrado con orgullo, usa esas batallas ganadas como medallas de honor en tu corazón, porque gracias a ti tu vida y la de los que te rodean es mejor.

Si escogiste la almendra rosada
Viniste a ayudar a sanar a otros a través de tu sanación. Quizás no eres terapeuta y tu trabajo es ser dueña de casa o en una oficina común y corriente, quizás no has hecho ningún trabajo personal de sanación de ningún tipo, pero tus palabras y tu forma de ser iluminan el camino del otro y siempre lo ayudas, ya sea tomando un café en una conversación casual o en la sala de terapias.

Consejo: Valora tu corazón y cuídalo con amor, porque es desde ahí que salen las palabras que sanan al otro, y también te sanan a ti. Que la compasión sea tu compañera de camino.




claudiacanifru@gmail.com

Tienes que ver esto también




1 comentario :

Publicar Comentario: