miércoles, 4 de noviembre de 2015

Superar la ansiedad, estrés, angustia y depresión con ejercicios. [Chi Kung]

 "Qigong Corazón del Tao" es un método de Qigong emocional, cuyo objetivo es regular los desequilibrios energéticos y fisiológicos causados por una mala gestión de nuestras emociones.

A continuación voy a presentarte un vídeo (parte inferior de la página) con una pequeña selección de movimientos de las series emocionales, en este caso están pensados para tratar los bloqueos energéticos producidos por la ansiedad, estrés, angustia o depresión (casi todos se centran en el pecho, plexo solar y abdomen), que pueden producir síntomas como:
Opresión pectoral, dificultad respiratoria, palpitaciones, taquicardia, tensiones, espasmos, temblores, dolor abdominal, etc. Espero que realmente te sean útiles.

Qigong para ansiedad, primer movimiento.

Inspirando:
Sube las manos por delante del abdomen hasta el pecho con las palmas mirando hacia arriba. Sincroniza la inspiración, de manera que cuando las manos hayan llegado a la altura del pecho, estés acabando de inspirar. 

Exhalando:
Giran las manos hasta que las palmas queden mirando hacia abajo (mientras tanto, estás haciendo la pequeña pausa respiratoria) y desciéndelas como si estuvieras empujando hacia el suelo, hasta que lleguen a una altura entre el ombligo y el pubis. Aquí también deberías sincronizar la exhalación con el final del movimiento. 

A continuación vuelve a girar las manos hacia arriba y empieza de nuevo el ciclo.
Es un ejercicio muy fácil. Con unas pocas repeticiones lo harás tuyo.

Qigong para ansiedad, segundo movimiento.

• Inspirando, desde la postura del jinete, sube las manos relajadas y con las palmas hacia abajo, hasta la altura del pecho. Luego gira las palmas hacia arriba y separa los brazos a los lados a la vez que expandes el pecho, arqueando la espalda y dirigiendo la mirada hacia el cielo. 

• Exhalando, relaja el pecho y los brazos, cierra las manos e inclínate hacia delante. Los antebrazos casi llegan a juntarse. Inclínate como si quisieras tocar el abdomen con los codos.

Qigong para ansiedad, tercer movimiento.


Desde la postura de inicio, cono las piernas separadas el ancho de los hombros, junta las manos delante del dantian, como si cogieras el mango de un hacha. 

Inspirando: levanta los brazos por encima de la cabeza y arquea la espalda un poco hacia atrás. Al final de la inspiración retén el aliento, cuenta mentalmente hasta tres y... 

Exhalando: deja salir el aire por la boca de una manera contundente, al mismo tiempo que lanzas un golpe con el hacha, igualmente como harías si estuvieras cortando un tronco. Puedes incluso hacer un sonido para acompañar el movimiento (¡HA!).

 Qigong para ansiedad, cuarto movimiento.

Desde la postura del jinete, coloca las manos a la altura del dantian, con las palmas hacia arriba, como si sostuvieras una pelota.

Inspirando, sube lentamente las manos hacia el pecho.

Exhalando, a la altura del corazón gira las manos hacia delante y empuja los brazos al frente (sin estirarlos del todo). 

Inspirando, redondea los brazos y separalos lentamente, como si estuvieras separando las cortinas de una ventana. Al final de la inspiración empuja suavemente el pecho hacia delante. 

Exhalando, como si dibujaras media circunferencia hacia abajo, regresa las manos delante del dantian. Las palmas vuelven a mirar hacia arriba.
Seguidamente inspira y vuelve a empezar.

Qigong para ansiedad, quinto movimiento

Desde la postura de inicio, con las rodillas ligeramente flexionadas. 

• Inspirando, estira las rodillas y sube las manos con las palmas hacia arriba, por delante del abdomen hasta el pecho.  

• Exhalando, pon las manos mirando hacia ti, como si quisieras tocarte, relaja las muñecas, de manera que los dedos se dirijan hacia el suelo. Desciende las manos, casi tocando el cuerpo, los dedos dirigen el descenso de la energía estancada en el pecho. Flexiona ligeramente las rodillas, para ayudar a que el Qi descienda hasta los pies. Cuando los brazos estén casi estirados, gira las palmas hacia arriba y vuelve a empezar el movimiento, estirando las piernas y subiendo los brazos a la vez que inspiras. 

• Haz tres repeticiones subiendo las manos hasta el pecho y luego haces tres más subiendo las manos hasta la cabeza, como si cogieras agua en un cuenco y te la echaras por encima. La mirada se dirige hacia arriba. Recuerda que durante el descenso las muñecas se relajan y los dedos apuntan hacia el suelo.

Qigong para ansiedad, último movimiento

 • Inspirando, desde la postura de inicio sube los brazos abiertos por los lados, con las palmas hacia arriba. Cuando lleguen arriba junta las manos. 

• Exhalando, desciende los brazos, con las manos juntas, hasta que lleguen  a la altura del corazón.
• Inspirando, abre lentamente las manos, las palmas mirando hacia ti. Con las puntas de los dedos toca el esternón a la altura del timo. Llénate de una sensación amorosa. 

• Exhalando, estira los brazos hacia delante ofrece el amor a tus seres queridos, deseando la felicidad de todos, incluida la tuya propia. 

• Continúa con la exhalación, abre los brazos expandiendo los frutos de tu amor y compasión al resto del mundo. 

• Inspirando, sube los brazos por encima de la cabeza, juntando las manos. Recoge el amor incondicional que te ofrece las personas queridas y las que aún no sabes que te quieren. 

• Exhalando, desciende los brazos, con las manos juntas hasta la altura del corazón. 



Vídeo  


Agradece,

Josep Samuel
http://chikungparalasalud.blogspot.pe/p/serie-para-ansiedad.html

Tienes que ver esto también




No hay comentarios :

Publicar Comentario: