martes, 27 de octubre de 2015

La gratitud es riqueza. La queja es pobreza.[Rhonda Byrne]

“Dinero Mágico.”  

Si te falta dinero en tu vida, es preciso que entiendas que estar preocupado, sentir envidia, celos, decepción, desánimo, incertidumbre o miedo respecto al dinero, nunca te aportará más dinero, porque esos sentimientos proceden de la falta de gratitud que sientes hacia el dinero que tienes. Quejarse por la falta de dinero, discutir por el dinero, sentirse frustrado por el dinero, criticar lo que cuesta algo, o hacer que otra persona se sienta mal por el dinero no son actos de gratitud, y tu situación económica nunca mejorará en tu vida; sino que empeorará. 

No importa cuál sea tu situación actual, el simple hecho de pensar que no tienes bastante dinero es ser desagradecido por el dinero que tienes. Has de eliminar de tu mente tu situación económica actual y estar agradecido por el dinero que tienes, así, ¡el dinero podrá aumentar como por arte de magia en tu vida!

“A quienquiera que tenga gratitud (por el dinero) se le dará más, y tendrá en abundancia. A quienquiera que no tenga gratitud (por el dinero), incluso lo que tenga, le será arrebatado.” 

Estar agradecido por el dinero cuando tienes poco es un reto para todo el mundo, pero cuando entiendas que no va a cambiar nada hasta que sientas agradecimiento, sentirás inspiración para estarlo.

El tema del dinero puede ser engañoso para muchas personas, especialmente cuando no tienen suficiente, por eso hay dos pasos en el ejercicio del Dinero Mágico. Es importante que leas todo el ejercicio del Dinero Mágico al comenzar el día, porque continuarás haciéndolo el resto del día.
Siéntate y dedica unos minutos a recordar tu infancia, antes de que tuvieras algo de dinero o mucho. Cada vez que recuerdes algún momento en que alguien te pagó algo, di y siente la palabra mágica, gracias, de todo corazón para cada una de las veces.



¿Tuviste siempre algo que comer?

¿Tuviste una casa donde vivir?

¿Recibiste educación durante muchos años?

¿Cómo ibas a la escuela cada día? ¿Tenías libros de texto, comías en el colegio, y tenías todo lo que necesitabas para la escuela?

¿Cuando eras pequeño ibas de vacaciones?

¿Cuáles fueron los regalos de cumpleaños que más te gustaron cuando eras pequeño?

¿Tenías bicicleta, juguetes o una mascota?

¿Tenías ropa a pesar de que crecías tan deprisa que cambiabas enseguida de talla?

¿Ibas al cine, practicabas deportes, aprendías a tocar algún instrumento o tenías algún hobby?

¿Te llevaban al médico y tomabas medicamentos cuando no te encontrabas bien?

¿Ibas al dentista?

¿Tenías cosas básicas que usabas todos los días, como cepillo de dientes, dentífrico, jabón y champú?

¿Ibas en coche?

¿Veías la televisión, llamabas por teléfono, tenías luz, electricidad y agua?

Todas estas cosas cuestan dinero, y las recibías todas… ¡GRATIS!

Mientras viajas por los recuerdos de tu infancia y de tu juventud, te darás cuenta de cuántas cosas has recibido que equivalen al dinero ganado con esfuerzo. Da gracias por cada caso y recuerdo, porque cuando sientas una gratitud sincera por el dinero que has recibido en el pasado, ¡tu dinero crecerá mágicamente en el futuro! Te lo garantiza la ley Universal.

Para continuar con el ejercicio del Dinero Mágico, toma un billete de un dólar, o de cinco euros (o cualquier billete de baja denominación de la moneda del país donde estás), y escribe en un Post-it que engancharás al billete:

Gracias por todo el dinero que me han dado a lo largo de la vida.

Hoy, lleva contigo el Billete Mágico en tu cartera, monedero o bolsillo. Al menos una vez por la mañana y otra por la tarde, o todas las veces que quieras, sácalo y ten en tus manos el Billete Mágico. Lee las palabras que has escrito y siente verdadero agradecimiento por la abundancia de dinero de la que has disfrutado a lo largo de tu vida. Cuanto más sincero seas, y más lo sientas, antes verás el cambio milagroso en las circunstancias relacionadas con tu dinero.

Nunca sabrás de antemano cómo va a crecer tu dinero, pero es probable que veas que cambian muchas circunstancias para que puedas tener más dinero. Puede que encuentres dinero que no sabías que tenías, que recibas un dinero en efectivo o un cheque que no esperabas, que te hagan descuentos, devoluciones, tengas menos gastos, o recibas todo tipo de objetos materiales que te habrían costado dinero.

Después de hoy, pon tu Billete Mágico en un lugar donde sigas viéndolo cada día para que recuerdes estar agradecido por la abundancia de dinero que se te ha dado, no olvides nunca que cuantas más veces mires tu Billete Mágico y sientas gratitud por el dinero que se te ha dado, más dinero generarás. ¡La abundancia de gratitud por el dinero equivale a abundancia de dinero!

Si te encuentras en una situación donde estés a punto de quejarte de algo que tenga que ver con el dinero, tanto si es a través de tus palabras como de tus pensamientos, pregúntate: «¿Estoy dispuesto a pagar el precio de esta queja?» Porque esa queja retrasará o incluso detendrá el flujo de dinero.

A partir de este día, hazte la promesa de que siempre que recibas dinero, tanto si es el que procede de tu salario, como un reintegro o descuento, o algo que te da otra persona y que cuesta dinero, sentirás verdadero agradecimiento. Cada una de estas circunstancias significa que has recibido dinero, y ¡cada ocasión te da la oportunidad de utilizar el poder mágico de la gratitud para incrementar y multiplicar todavía más tu dinero mediante el agradecimiento por el dinero que acabas de recibir!

Ejercicio Mágico

  • Lo primero que harás al levantarte es una lista de diez bendiciones en tu vida por las que estés agradecido.  Escribe por qué estás agradecido por cada bendición. Relee la lista, mentalmente o en voz alta. Cuando llegues al final de cada punto, di la palabra mágica, gracias, gracias, gracias, y siente la gratitud por esa bendición con la máxima intensidad posible.  
  • Siéntate y dedica unos minutos a recordar tu infancia y todas las cosas que recibiste, que te las dieron sin que tuvieras que pagar nada.
  • Por cada recuerdo que tengas de recibir algo sin tener que pagar nada, di y siente la palabra mágica, gracias, de todo corazón.
  • Toma un billete de dólar o de cinco euros, o algún otro billete pequeño, y escribe en letras grandes y en negrita en un Post-it que engancharás al billete:

Gracias por todo el dinero que me han dado a lo largo de la vida.

  • Hoy, lleva contigo tu Billete Mágico, y al menos una vez por la mañana y otra por la tarde, o todas las veces que quieras, sácalo y tenlo en las manos. Lee las palabras que has escrito y siente verdadero agradecimiento por la abundancia de dinero que has recibido.
  • A partir de hoy, pon tu Billete Mágico en algún lugar donde puedas verlo todos los días para recordarte que sigas estando agradecido por la abundancia de dinero que has recibido en tu vida.
  • Esta noche, antes de irte a dormir, sostén tu Piedra Mágica en una mano, y di la palabra mágica, gracias, por lo mejor que te haya pasado durante el día


Extracto del libro "La Magia" de Rhonda Byrne.
Ediciones Urano.
ISBN: 978-84-7953-828-6
E-ISBN: 978-84-9944-324-9

Tienes que ver esto también




No hay comentarios :

Publicar Comentario: