jueves, 15 de octubre de 2015

Cómo se enoja cada signo y cómo remediarlo

Todos tenemos maneras diferentes de reaccionar frente a situaciones que nos descolocan. El zodíaco nos ayuda a revelar cómo se enfada cada signo, y qué podemos hacer para poner paños fríos a situaciones difíciles.

ARIES
Su símbolo es el fuego, principio creador, pero también destructor. Tan apasionado y tan vital, sus enfados son memorables y si eres el causante de su ira… ¡prepárate! Hasta que no haya soltado todos sus demonios, no parará.

El remedio: Sal de su vista… desaparece y regresa cuando se haya enfriado.

TAURO
Tranquila y paciente, así es la naturaleza de Tauro, pero cuando llega el enojo, detrás del rostro calmo, puede haber un caldero de furia. Cuando un toro se enfada, embiste con toda su furia y el control que habitualmente tiene sobre sí mismo desaparece y puede llegar incluso a la violencia física.

El remedio: Su enojo puede durar mucho, hay que respetar sus tiempos.

GÉMINIS
Su naturaleza es alegre y despreocupada pero una vez que se enoja no se guardará nada. La lengua filosa hará su trabajo y el resultado podría ser digno de un monólogo de un drama teatral. A la mañana siguiente, o dos horas más tarde, lo olvidará y todo volverá a la normalidad.

El remedio: Sólo escucha, y no tomes las cosas en forma demasiado dramática, ya que Géminis disfruta argumentando.

CÁNCER
Es inseguro y muy sensible, y se enoja sin que quienes lo rodean tengan el menor indicio del motivo. Cáncer espera que los demás sean tan sutiles y sensibles como él, y después estalla, exasperado, cuando siente que los demás no están a su altura.

El remedio: Un abrazo sin palabras, un gesto tierno, pueden llegar a su corazón.

LEO
Es transparente como un niño, aborrece la hipocresía y cuando se enoja, su vida se convierte en un drama donde él es protagonista absoluto. Su enojo puede ser muy dramático y agresivo, hasta físico. ¿Puedes imaginarte un león herido? Sí, ya lo tienes muy claro…

El remedio: No es rencoroso, sólo mantente alejado hasta que se pase el enfado.

VIRGO
Demasiado perfeccionista, juzga con severidad los defectos de los demás y a menudo la vida no responde a sus altas expectativas, pero controla mucho sus emociones, y no se enfada con facilidad…aunque la procesión va por dentro. El ceño fruncido será una señal de enojo.

El remedio: No echar leña al fuego, y esperar que el enfado se pase.

LIBRA
Su temperamento diplomático no se lleva bien con los conflictos y la agresividad, Libra hará todo lo posible para no participar de disputas, pero si considera que hay motivos, se deja llevar por sus emociones.

El remedio: Responder con calma a su enfado y reclamos, buscar la paz.

ESCORPIÓN
Su enfado es silencioso y peligroso. Su sentido de autoprotección lo empuja por senderos sombríos… el escorpión enojado está elucubrando cómo destruir a su enemigo.

El remedio: Es muy difícil calmar a un escorpión enfadado, solo con astucia equiparable a la suya. Eso o sumisión total.

SAGITARIO
Es difícil que un Sagitario se enfade, pero si lo hace, empapará a su adversario con un chaparrón de sarcasmos, y gritos, muchos gritos. Sí, sus estallidos son muy viscerales e inesperados, pero se van así como han llegado, rápidamente.

El remedio: El humor será el disparador que lo regrese a su centro.

CAPRICORNIOEs frío y seguro exteriormente, pero se molesta con gran facilidad. Le gusta tener control sobre sus emociones, sus enfados estarán teñidos de un frío sarcasmo. El problema es que es rencoroso y vengativo.

El remedio: Esperar que se le pase… ¿tal vez unos cinco años? ¿mejor diez?

ACUARIO
Controla sus emociones con facilidad y no es común verlo enfadado, pero sí es muy argumentativo y cuando lleva muy lejos esta actitud, desarrolla una irritabilidad y expone sus ideas con tanta crudeza que querrás taparte los oídos.

El remedio: Dejar que se le pase, y cuando eso ocurra, el Aguador te buscará para limar asperezas.

PISCIS
Cae fácilmente en pensamientos negativos y cree que todo el mundo está en su contra. Cuando eso ocurre, se convierte en el rey de la susceptibilidad y es incapaz de manejar su ira. Sus enojos pueden ser muy violentos.

El remedio: La ternura lo desarma y lo ayuda a regresar.


Fuente: Huffpost Voces

Tienes que ver esto también




No hay comentarios :

Publicar Comentario: