martes, 20 de octubre de 2015

Amar es compartir

A un gran kabbalista del siglo dieciocho le preguntaron una vez: "¿Cómo sabes que alguien te ama?". Su respuesta:
"Cuando habla y comparte contigo. La medida en que comparte, es la medida de cuánto te ama". 

En otras palabras, hay una correlación directa entre cuánto compartimos y el amor que tenemos dentro.

Si tienes personas en tu vida que son importantes para ti, no asumas que lo saben. Tenemos que asegurarnos de que cuando realmente nos necesiten, estaremos ahí para ellos. No podemos estar con todas las personas que hay en nuestra vida todo el tiempo, las veinticuatro horas del día. Pero tenemos que pedir al Creador asegurar que estemos disponibles para ellos en los momentos en los que realmente nos necesitan, en las buenas y en las malas.

Sabes lo deprimente que es cuando necesitas realmente a alguien especial con quien compartir y te responde su contestadora. Y también sabes cómo se siente cuando llamas y la persona que buscas te contesta al teléfono. Está ahí para ti. Te escucha y te permite ser auténtico, sin ningún tipo de juicio. Su corazón está abierto para ti, pase lo que pase.

Necesitamos ser capaces de proporcionar este sentimiento a los demás tanto cuanto sea posible. Y porque habrá veces en las que verdaderamente no estemos disponibles, tenemos que asegurarnos que estamos presentes y abiertos el resto del tiempo.

Esto es lo mínimo que querríamos para nosotros.
Cuando necesitamos a alguien, queremos que esté disponible. Cuanto más a menudo están ahí para nosotros, más sabemos que estamos cerca de ellos. Cuanto más amamos a alguien, más compartimos con esa persona. Es así de simple.

Así pues, la llamada a la acción de esta semana es: “Estemos ahí en los momentos importantes para las personas que son importantes para nosotros.” 


Yehuda Berg
Afinación Semanal de la Conciencia de la Kabbalah

Noviembre 2010

Tienes que ver esto también




No hay comentarios :

Publicar Comentario: