miércoles, 19 de agosto de 2015

Rituales para atraer Riqueza y Prosperidad


La riqueza es muy atractiva para todos, no sólo supone bienestar material, también nos proporciona abundancia y prosperidad en otros aspectos importantes de nuestra vida. Hay quien sostiene la creencia de que la riqueza está reñida con la espiritualidad, pero si estamos preocupados por las facturas pendientes de pago o trabajamos demasiadas horas al día, difícilmente tendremos tiempo para cultivar el espíritu o medios para ayuda a los más desfavorecidos.



El dinero nos permite ayudar a los demás, nos ofrece la posibilidad de comprometernos en proyectos que supongan una mejora para la calidad de vida de todos (humanitarios, medioambientales…) y, quizá los más importante, nos brinda la posibilidad de ayudarnos a nosotros mismos.

La riqueza nos puede permitir disfrutar más de la vida al tener tiempo para pasear, meditar y dedicarlo a nuestros seres queridos, a cuidar a nuestros niños y a nuestros mayores, a ayudar a los más desfavorecidos y a olvidarnos del estrés.

Cuando disponemos de tiempo y serenidad, es más fácil dar lo mejor de nosotros mismos. Pero En Feng Shui la riqueza está asociada a la abundancia y la prosperidad en todas las áreas de nuestra vida; ésta es la verdadera riqueza. La salud, la armonía y el bienestar familiar, tener una relación de pareja afortunada, una casa agradable y acogedora, todo esto son valores tan deseables o más que la riqueza o el éxito profesional. Son igualmente signos de prosperidad, ya que el dinero sin salud, amor y una familia, sirve de bien poco.

El verdadero éxito no se limita sólo a lo profesional, también abarca la abundancia en todas las facetas de nuestra vida. La abundancia no tiene por qué ser desmesurada, con tener lo suficiente, también estará bien. La verdadera riqueza no está en lo que se tiene, sino en valorar lo que se tiene.

Previamente hay que pensar qué es lo que se desea obtener para disfrutar de una vida armoniosa y con la suficiente abundancia, qué es lo necesario para poder permitirse hacer o vivir aquello que se anhela; luego hay que ir a por ello, pero siempre valorando lo que se hace y lo que se pretende, así como lo que lleva implícito:

¿Quiero un negocio más y más grande, en constante expansión, o quiero un negocio próspero pero que me permita tener tiempo libre y no suponga un excesivo estrés?

¿Prefiero trabajar para otros, teniendo un horario establecido y menos responsabilidad y riesgo?

¿Quiero embarcarme en un negocio nuevo y levantarlo pese a las advertencias de prudencia de los demás, pues necesito vivir ese reto?

Es preciso tener en cuenta que, por ejemplo, un negocio propio conlleva unas responsabilidades mayores que un trabajo por cuenta ajena; más horas de trabajo, especialmente los primeros años; un riesgo económico importante, etc. Sin embargo, te ofrece la posibilidad de hacer realidad tus sueños a nivel vocacional, de ser tu propio jefe, de generar unos mayores ingresos que un empleo corriente una vez que el negocio funcione…

El agua: símbolo de abundancia
El mayor generador de riqueza en Feng Shui es el agua. El agua siempre ha simbolizado la abundancia. Es necesaria para el crecimiento, y su presencia hace posible la vida y permite que la tierra sea fértil.

El agua en movimiento simboliza el flujo del dinero, de las relaciones y de los contactos, tan necesarios para la buena marcha de cualquier proyecto. El agua simboliza las reservas materiales, la riqueza acumulada. Si el agua es clara, significa una situación económica y personal limpia y tranquila, y si es turbia, es poco favorable y también denota confusión mental.

En la medida de lo posible debes evitar el agua estancada cerca de tu vivienda. Entendiendo como agua estancada el agua turbia y sin movimiento. Por ejemplo, un lago no se considera agua estancada, pues es agua viva y con un ecosistema en marcha. Una piscina con el agua cuidada regularmente, tampoco es negativa, ya que, estando el agua limpia, el simple movimiento que le provoca el aire al rozarla, o el propio motor de la piscina, hacen que el agua vaya moviéndose para mantenerse limpia, y la convierten en un símbolo del Chi propicio. Sin embargo, si estuviese descuidada, con el agua sucia e inservible, sería necesario recuperarla o vaciarla y limpiarla a la mayor brevedad posible.


En Feng Shui se utilizan remedios de agua a menudo para estimular el Chi de la riqueza y favorecer la prosperidad profesional o de los negocios. Se considera que el agua simboliza el Chi en movimiento que fluye hacia nosotros. Como elemento, si está representado armónicamente, es decir, sin excesos, siempre es positivo, pues hace que crezcan las cosas y, entre ellas, nuestros proyectos.


Fuente: http://enarmoniaconfengshui.es/ritual-para-los-deseos-mas-profundos.html

Tienes que ver esto también




No hay comentarios :

Publicar Comentario: