lunes, 24 de agosto de 2015

¿Cómo saber si tengo problemas para recibir? ¿Cómo solucionar si tengo problemas para recibir?


Cuando nos dan un regalo, nos ofrecen una ayuda, incluso cuando nos dan un abrazo: ¿cómo nos sentimos? Las personas sienten la necesidad de amar, de tener a una persona a su lado, pero realmente se han preguntado ¿estoy dispuesto a recibir amor?; y si trasladamos esta situación al nivel económico, ¿cuántas personas se sienten realmente capacitadas para recibir el sueldo que se merecen? ¿Me siento digno y valioso de recibir un mejor salario? ¿Estoy agradecido por recibir más dinero? La emoción por recibir no es siempre positiva, puesto que hemos sido condicionados a dudar de la pureza de un gesto. A continuación, ¿Cómo saber si tengo problemas para recibir?


Las personas que tienen problemas para recibir son porque simplemente no saben recibir amor. Esto se debe porque de pequeños nuestro amor no fue incondicional, y en vez de, hacernos sentirnos bien, lo que hizo fue hacernos sentir culpables o en deuda por recibir amor. Unos ejemplos: "te amo porque eres un buen estudiante" "hice muchos sacrificios para darte lo que eres hoy" "si fueras más obediente te amaría más". Por otra parte, nos cuesta recibir porque sentimos que detrás vienen ciertas condiciones; el llamado motivo oculto del porqué te dan algo. Es consecuencia de que a temprana edad no se recibió amor puro ni libre. Ocurre a menudo cuando te dan un regalo porque quieren que seas de una manera diferente a quien eres. Ejemplo: te compro un caramelo sólo si te portas bien en casa de tu abuela.

Al enfrentarnos con la vida, interactuar con personas ajenas a nuestra infancia; sentiremos vulnerabilidad o pánico si somos amados. Sobre todo si somos amados por quiénes somos en verdad, sin ataduras ni intenciones ocultas. La persona se sentirá como si tuviera miedo a la muerte, puesto que su crianza lo condicionó a que el amor era de una manera en que no lo merecíamos. Este miedo es primitivo, se encuentra en el subconsciente. Y se puede cambiar en la medida, en que aprendamos a reconocer al amor como un gesto libre y no condicionado.

Los individuos que no saben recibir, tienen muchos problemas para pedir ayuda. Y no es porque no tengan a quién acudir, sino porque no se creen dignos de recibir un gesto, una mano, sienten que el mundo se encuentra en contra de ellos; incluso se sentirán incapaces de lograr una meta sólo si piden ayuda. Por esta razón, a nivel laboral, muchas personas se quedan estancadas en un nivel jerárquico, dado que su miedo a recibir ayuda los hace sentir inferiores de lograr un objetivo, siendo que no tiene ninguna relación el pedir ayuda con las capacidades y habilidades de cada quién.

Existen también egoístas en las relaciones de pareja, y se reconocen porque la otra persona solo siente que es exprimida, que simplemente está como proveedora de amor y no recibe amor; hecho que ocurre sólo porque a quién en este caso llamamos egoísta, no sabe amarse a sí misma. No sabe reconocer sus necesidades internas y busca llenarlas del exterior. Su reacción es amargura cuando en realidad tienen miedo y vulnerabilidad. Hay quienes dan amor, sólo porque es la única manera que tienen para recibirlo. Son exitosas sólo para recibir amor, se visten bien o maquillan bien sólo para atraer amor; son amables y gentiles para ser amados.

Para aquellas personas que sufrieron una pérdida de un ser querido, tuvieron una ruptura con alguien a quien amaron con todo su corazón o quienes fueron abandonados; el recibir será aún más cuesta arriba, dado que sienten desconfianza o temor de volver a perder eso tan apreciado. El consejo no será "debes confiar", porque la confianza no se generará en base a una experiencia de pérdida, sino aprender a aceptar el amor en todas las maneras en las que existe. Cada individuo ama de una manera diferente, se expresa de una manera particular y esto hará que una nueva experiencia de amor sea auténtica, no se podrá comparar con la pérdida antes vivida.

¿Cómo solucionar nuestros problemas para recibir? Es un proceso que requiere tiempo y un cambio de hábitos. Cuando alguien nos dé un regalo, indagar un poco en el motivo por el cual nos lo está dando, no acepten la primera respuesta, aprendamos a recibir la verdad sobre lo que se nos da, así aprenderemos a saber cuándo un regalo es por amor y cuándo es para pedirnos algo a cambio. Además, debemos aprender a decir exactamente cómo nos sentimos: si estamos deprimidos, decirlo; si estamos felices, decirlo. Pero jamás nos conformemos a decir que estamos bien cuando en realidad pudiésemos mejorar si expresamos nuestra inconformidad o necesidad. 

Al momento de recibir un abrazo, llenarnos del afecto que se nos da. Si es una palabra de apoyo, o un te amo; debemos aprender a vivirlo y disfrutarlo. Nutrirnos de las experiencias y agradecer. Estamos creciendo y aprendiendo a sentirnos amados por ser quienes somos. Pasa más tiempo al lado de personas que sean positivas, emprendedoras y que sepan recibir. No habrá nada que ayude más, que el ejemplo en vivo de lo que estás leyendo acá.


Y para cerrar, les dejo unas frases para elevar la autoestima y empezar a recibir ¡Muchos éxitos amigos lectores! Un abrazo.

“Amarse a sí mismo es reconocerse y elogiarse verbalmente. Es aprobar totalmente las propias acciones. Estar seguro de las propias habilidades. Amar el propio cuerpo y admirar la propia belleza.” Sondra Ray

“Si crees totalmente en ti mismo, no habrá nada que esté fuera de tus posibilidades.” Wayne Dyer

“La opinión de los demás sobre ti no tiene que volverse tu realidad.” Les Brown

“Nadie puede tener una opinión buena de una persona que tiene una opinión mala de sí mismo.” Anthony Trollope 

Fuente: http://ingenieradeideas.blogspot.com/2014/10/como-saber-si-tengo-problemas-para.html

Tienes que ver esto también




No hay comentarios :

Publicar Comentario: