sábado, 11 de julio de 2015

Descubre la belleza de la mariposa. Por Osho


Un hombre sabio, la maravilla de su tiempo, compartía con 
sus discípulos lo que parecía un inagotable almacén de sa­biduría.
Él atribuía todo su conocimiento a un grueso tomo que dis­frutaba de un lugar de honor en su habitación.

El sabio no permitía que nadie abriera el volumen.
Cuando murió, aquellos que habían estado a su lado, consi­derándose a sí mismos como sus herederos, corrieron a
abrir el libro, ansiosos de poseer su contenido.
Se quedaron sorprendidos, confundidos y disgustados cuan­do vieron que estaba escrito sólo en una página.

Se quedaron incluso más desconcertados y luego irritados
cuando trataron de descifrar el significado de la frase que
encontraron sus ojos.

Decía: «Cuando te des cuenta de la diferencia que hay entre
el continente y el contenido, obtendrás el conocimiento».



El hombre nace como una larva. Desafortunadamente, el hombre también muere como una larva, muy pocos se transforman en gusanos. La larva es estática: no conoce el movimiento, se queda atascada en un punto, en un lugar, en una etapa. Muy poca gente crece hasta convertirse en gusano. El gusano comienza a moverse; entra el dinamismo. La larva es estática, el gusano se mueve. Con el movimiento se despierta la vida. Nuevamente muchos se quedan en gusanos: siguen moviéndose horizontalmente, en el mismo plano, en una sola dimensión. Raramente dan el salto cuántico y se convierten en mariposas, en un hombre como el Buda, Jalaludin Rumi, Jesús, o Kabir. Entonces interviene lo vertical. La larva es estática; el gusano se mueve, conoce el movimiento; la mariposa vuela, conoce las alturas, comienza a ascender. A la mariposa le crecen alas; esas alas son la meta. A menos que te crezcan alas y te conviertas en un fenómeno alado, no tendrás un alma. 

La verdad se realiza a través de tres etapas: asimilación, independencia y creatividad. 

Recuerda estas tres palabras, son esenciales



Asimilación: 
Esa es la función de la larva. Asimila el alimento, se está preparando para convertirse en un gusano. Está haciendo los preparativos, es un depósito. Cuando la energía está lista se convertirá en un gusano. Antes del movimiento, necesitarás una gran energía para moverte. El gusano es la asimilación, el trabajo hecho, consumado. 

Luego comienza la segunda parte: 
Independencia. La larva es abandonada. Ahora ya no hace falta quedarse en un sitio. Ha llegado el momento de explorar, de la aventura. La vida real comienza con el movimiento, con la independencia. La larva sigue siendo dependiente, prisionera, encadenada. El gusano ha roto las cadenas, empieza a moverse. El hielo se ha fundido, ya no está congelado. La larva es una etapa estática. El gusano es movimiento, como un río.



Y luego llega la tercera etapa, la de la Creatividad. 
La independencia solamente ha dejado de ser significativa. Sólo con ser independiente no sentirás satisfacción. Está bien salir de la prisión, pero ¿para qué? ¿Independencia para qué? ¿Libertad de qué? 

Recuerda, la libertad tiene dos aspectos: primero, libertad de, y segundo, libertad para. Mucha gente alcanza sólo el primer tipo de libertad, libertad de: libre de los padres, libre de la Iglesia, libre de la organización, libre de esto y aquello, libre de todas las prisiones. Ésta es una libertad muy negativa. Si sólo conoces la libertad de, no has conocido la libertad real, sólo el aspecto negativo. El aspecto positivo tiene que ser conocido: libertad para crear, para ser, para expresarse, para cantar tu canción, para bailar tu baile: 

Éste es el tercer estadio: creatividad.


Entonces el gusano se convierte en un fenómeno alado, un catador de miel, busca, descubre, explora, crea. Por eso, la belleza de la mariposa. La gente creativa es la única gente hermosa porque sólo la gente creativa conoce el esplendor de la vida: tienen ojos para ver, oídos para oír y un corazón para sentir. Están totalmente vivos, viven al máximo. Queman su antorcha por ambos lados. Su vida es intensidad, totalidad. 

La Sabiduría de las arenas: charlas sobre sufismo. Osho

Tienes que ver esto también




No hay comentarios :

Publicar Comentario: