jueves, 16 de julio de 2015

Cuando "DAS" demasiado...parte 2


Bueno, si te resonó la primera parte de cuando "das" demasiado, y encontraste esa amargura de sentir que nadie te corresponde vamos a trabajar y a poner las cosas en su sitio.

Lo primero que necesitas es que tu padre o tu madre o los dos en el caso que no hayas sentido el apoyo o reconocimiento de ninguno de ellos te lo den, y esto es posible tanto si ellos están vivos como si ya han fallecido.


Si están vivos les llamas y les pides que te digan que te quieren y te valoran, así de fácil!

Es posible que no te atrevas a llamar, que sientas un agobio terrible, que lo vayas posponiendo, que te suden las manos sólo de pensarlo, todo ese malestar es síntoma de que lo necesitas mucho, si no lo necesitaras tanto sería muy fácil llamar y decir: "¡papá! buenos días, dime que me amas y me valoras!" o "mama! buenos días, dime que me amas y me valoras!"

Así que si te parece demasiado difícil es señal de que hay que hacerlo forzosamente, por tu propio beneficio, evidentemente estamos pensando en nosotros mismos y en que queremos sanar un patrón que nos hace daño y nos puede llevar a tener enfermedades graves y sobretodo a no conseguir esa ansiada felicidad y paz interior.

Si quieres ir más profundo y más a la segura pídeselo a los dos, tanto a tu padre como a tu madre, porque aunque parezca que tengas una buena relación con alguno de ellos, es posible que inconscientemente en algún momento te haya demostrado que no te valoraba lo suficiente y eso se queda grabado en el inconsciente aunque haya sido sólo una vez y toda la relación con él o ella haya sido fantástica.

Si en algún momento hiciste algo que consideró "muy malo" y en un humano desequilibrio te dijo "me decepcionas!" o "nunca me hubiera imaginado que me hubieras podido hacer eso!" o "no me lo esperaba de ti!" eso está bien "guardadito" en tu inconsciente.

Claro que lo estoy simplificando mucho, hay padres que le han dicho a sus hijos "ojalá nunca hubieras nacido!" y eso hace un daño terrible.

Mi mama siempre decía que ser padres era muy complicado, que no había libros, ni escuelas y que por mucho que uno amara a sus hijos, por una vez que perdiera el control y dijera cosas hirientes se estropeaba todo lo bueno que hubiera hecho el resto del tiempo y es verdad, desgraciadamente a nuestro inconsciente parece que le guste el drama, porque se quedan mucho más fijas en él las experiencias que nos provocan una emoción doloroso y traumática que el día a día normal y corriente.

 Te pongo un ejemplo, aunque no te acuerdes conscientemente de la vez que estabas cantando con todas tus ganas y te sentías feliz por ello y tu padre o tu madre te gritó: "cállate ya! pero que horrible cantas!" (tal vez él o ella sólo tenía un mal día, le había ido mal en el trabajo y tenía dolor de cabeza, y tu estabas cantando estupendamente bien, lo que pasa es que tu papá o tu mamá también son humanos y se equivocan) sin embargo ahora de adulta si te llevan a un karaoke hasta te mareas sólo de pensar en tener que cantar delante de la gente, ¿porqué será? y lo peor es que realmente amas cantar, te encantaría poder cantar a pleno pulmón delante de todo el mundo...pero no puedes...

Ves ahora el daño que nos causa el no haber recibido el reconocimiento de nuestros padres? ¿crees que merece la pena sanarlo? ¿te das cuenta de la magnitud del asunto? La gran mayoría de nuestros comportamientos de adultos están limitados por la falta de reconocimiento de nuestros padres.

Así que sabiendo ésto, como no recordamos todos eso "momentos" mejor le pides la valoración a todos, a tus padres biológicos y a los que te hayan criado, a los que siguen vivos y a los que ya han fallecido.

Es posible que no tengas ninguna relación con alguno de ellos, hay muchos hijos de madres divorciadas que ni siquiera conocen a su padre biológico, pues es el momento de contactarlo, si te parece algo muy descabellado piensa si vale la pena que tu seas feliz y te sientas valorado por ti mismo, que ese es el objetivo final.

Vamos a recodar unas cosas básicas de las lecciones que tenemos como humanos, todos estamos creados con una "base" de Amor y Luz, para que sea más fácil de entender imagina que fuéramos muñequitos de plastilina creados por "algo o alguien" pues la plastilina está hecha de Luz y Amor, así que independientemente de la forma que nos hayan dado, la base es la misma para todos.

Todos los humanos buscamos el reconocimiento de los demás, el amor y el sentirnos bien.

Hay algunos que se pierden con otras cosas como por ejemplo ganar dinero, fama o fortuna, pero si les rascas un poquito, tienen las mismas ganas de sentirse bien, reconocidos y amados que el limosnero de la esquina.

Esto que te cuento es para decirte que si tu papa nunca quiso saber de ti, sólo se dedica a sus negocios, nunca te ha dado nada, ni te ha querido conocer, parecería que si lo contactas de repente te podría humillar y es posible, si rascamos un poquito seguramente que su papa y su mama a él tampoco le hicieron mucho caso, nunca lo reconocieron y por eso ahora está tan ocupado queriendo demostrar al mundo que sirve para algo, que vale mucho, que puede tener dinero y fortuna.

Sin embargo el vacío de no reconocimiento perdura, ese no se puede llenar con dinero, fama y fortuna, aunque a veces pareciera que si, es efímero.

Afortunadamente con mi trabajo no hay que llamar físicamente a tu padre si no lo has visto nunca, ni a tu madre si te echó de la casa cuando apenas eras un adolescente, y es posible arreglar las cosas con tus padres incluso si ya han fallecido, para eso sirve el Camino Interno una herramienta canalizada por mis maestros de poder (guías espirituales de Luz y de Amor) en la que te hago entrar en un estado alterado de consciencia muy leve (sin alucinógenos, ni riesgos, ni efectos secundarios) en la que nos podemos comunicar con todos ellos en otra realidad, y en esa realidad podemos pedirles su reconocimiento, hasta que nos lo dan.


Y que pasa cuando ya lo tienes? La magia aparece porque cuando lo tienes ya no lo necesitas y eso significa que ya no tienes que estar buscando el reconocimiento en los demás, ya no tienes que estar ayudando y ayudando para llenar un vacío, ya no tienes que estar buscando ganar dinero para demostrar a los demás que vales, ya no necesitas hacer NADA por que internamente sabes que SOLO por existir VALES y eso da una PAZ que no tiene precio!


Abrazo de poder,


Autor: Gabriela Gónzales Gutierrez
www.reikiychamanismo.com

Tienes que ver esto también




No hay comentarios :

Publicar Comentario: