lunes, 29 de junio de 2015

El secreto de los mándalas para tu bienestar

Los mándalas son por lo general, figuras circulares, que son utilizados como arte-terapia, ya que puedes contactarte contigo misma y con lo que te rodea, conociéndote un poco más. La palabra tibetana para “mándala”, dkyil-‘khor, literalmente significa “aquello que rodea a un centro”. En este contexto, un “centro” es un significado, y “aquello que lo rodea”, un mándala, es un símbolo redondo que representa el significado. Sin embargo, no todos los mándalas son redondos.

A pesar de que se originaron en la India, en nuestra cultura fue Carl G. Jung el que observó que la forma circular estaba presente en toda nuestra vida, en todas las culturas; y se basó en los mándalas para entender la individualidad del ser humano y crear su teoría sobre la mente humana.

Por medio del dibujo de un mándala se puede conocer múltiples aspectos ocultos que puedes estar sucediendo en la vida de la persona que lo dibuja. Las formas y colores tienen correlación con el cuerpo físico y energético.


Entre los múltiples beneficios, están:
  • Te permite recobrar el equilibrio
  • Promueve la calma y aumentan tu armonía
  • Desarrolla tu creatividad
  • Desarrollas una forma diferente de expresar tus sentimientos
  • Te ayuda a expandir tu conciencia
  • Despierta tus sentidos
  • Fortalece el conocimiento de ti mismo

Realizar mándalas absorbe toda la atención de quien lo hace, logrando un estado mental de tanta concentración que se parece mucho a la meditación.

Cuando hacemos arte, la liberación de endorfinas se siente como algo profundamente placentero. Un acto de creación apasionada, puede resultar ser una fuerza curativa muy importante.

Los mándalas no son mágicos, no son remedios milagrosos para los males, pero se ha demostrado que realizar mándalas tiene muchos beneficios y resultados fisiológicos, ya que produce un cambio en la química cerebral que fortalece el sistema inmunológico.

Los mándalas son diseños intensamente cargados de simbolismos. La geometría, la numerología y los colores se unen para transmitir mensajes divinos.

Cuando nos encontramos frente a un mándala, sea a propósito o por casualidad, nuestra mente y nuestras emociones se modifican automáticamente. Las vibraciones que recibimos de estos diseños tienen un efecto inmediato sobre nuestro estado de ánimo.

Con el advenimiento de la cultura new age, los mándalas han tenido mucha difusión a nivel global. No obstante, han existido desde casi siempre. Los primeros círculos adornados fueron descubiertos en remotas cavernas prehistóricas. A lo largo de la historia se han encontrado mándalas en los sitios más variados, como en rosetones de catedrales europeas y hoy en día, hasta en el dibujo de cerámicas para el hogar. Marcan presencia en templos y, claro, están espontáneamente en la naturaleza.


Mándala para el bienestar (Ejercicio)


El mándala que se encuentra arriba de estas líneas se los doy para imprimir y colorear. Lo imprimirás, uno para cada día de la semana. El primer día, te diré que colores utilizaras, los siguientes seis días, la disposición de color la escogerás tú.

Trabajaremos los chakras, de adentro hacia afuera. El procedimiento es el siguiente:

1.- Colócate en un sitio cómodo, donde no seas interrumpido.

2.- Ten a la mano lápices de colores: rojo, naranja,  amarillo, verde, azul, índigo y violeta.

3.- Coloca en el sitio donde harás el ejercicio una vela color blanco y si tienes a la mano un incienso de coco, no es indispensable.

4.- Comienza de adentro hacia afuera. El dibujo central coloréalo de rojo, luego el que le sigue de color naranja, luego el siguiente de color amarillo, después el verde, sigue el azul, el índigo y la parte externa del dibujo en color violeta.

5.- Mientras vas coloreando, dirás para tus adentros: “Soy una antena receptora de bienestar. A mi ser llega toda la bondad, pureza, abundancia y por tanto el éxito se refleja en todo mi exterior, pues recibo, internalizo y proceso un estado de bienestar eterno.”

6.- Al finalizar de colorear, tomarás el dibujo y lo observarás sin pensar en nada, durante 10 minutos. Mantente alerta a todo mensaje que te llega en ese momento, cualquier frase, sentimiento, manifestación corpórea y anótala en un cuaderno, pasado los 10 minutos.

7.- El dibujo ya coloreado, colócalo en posición sureste de tu habitación y mantenlo allí durante toda la semana.

8.- El día siguiente harás el mismo procedimiento solo que ahora escogerás que colores utilizaras para cada una de las formas, tu decidirás y después sigues haciendo el ejercicio, como se ha pautado.

9.- Luego de observar el dibujo durante 10 minutos y escribir el mensaje que te ha llegado,  lo colocaras a la derecha del anterior y así cada día, hasta completar 7 dibujos.

10.- Pasado los siete días, harás un ejercicio mayor, comparando cada dibujo y lo que escribiste en esa semana. Lee, analizando cada sentimiento y palabra descrita, sentirás que algo dentro de ti cambió, se movió y algo en tu exterior también cambió.


Continuará…

Fuente: Wicca Reencarnada 

Tienes que ver esto también




No hay comentarios :

Publicar Comentario: