lunes, 15 de junio de 2015

33 Reglas de oro para estar “bien de salud” del Dr. José Luis Pérez-Albela


1. Ayuna por lo menos una vez al mes y de ser posible una vez a la semana
Así como podamos las plantas y los árboles para que sigan creciendo saludables, de la misma manera nuestro cuerpo necesita una poda, la cual vendría a ser el ayuno. Ayunar por lo menos una vez al mes regenerará todos tus órganos, ayudándote a sentirte y parecer siempre joven y saludable.

2. Toma Magnesol una o dos veces al día, al acostarte y/o al levantarte
El magnesio es un mineral que difícilmente conseguimos en las dosis necesarias por medio de nuestra alimentación diaria; por esta razón, para cuidar de tu salud, ingiere este suplemento diariamente. Te otorgará muchos beneficios, entre los cuales están: relaja el sistema nervioso, ayuda a tener un sueño reparador y de calidad, protege contra las enfermedades cardiovasculares, evita la depresión, los calambres, el estreñimiento y el acné juvenil, entre sus muchas otras propiedades.

3. Levántate temprano y acuéstate antes de las 10 de la noche
Esta práctica te ayudará a mantenerte joven, saludable y lúcido. Recuerda que las horas perdidas de sueño después de las 10 de la noche difícilmente se recuperan, por lo que te sugerimos adquirir la buena costumbre de acostarte antes de esa hora. Por otro lado, levantarte temprano te facilitará administrar mejor el tiempo y de esta manera realizarás tus labores de manera relajada, evitando el estrés que originan las prisas.

4. Mantén una buena salud mental
Actualmente todos sabemos que los pensamientos y emociones afectan a nuestros cuerpos. Si pensamos y nos sentimos bien, esto se reflejará en una vida saludable; si por el contrario nos dejamos llevar por sentimientos negativos como el odio, la ira, los celos, etc., inevitablemente estaremos atrayendo enfermedades.

5. Toma un desayuno moderado, almuerza bien y cena poco
El ser humano podría vivir con la cuarta parte de lo que come. Si bien es importante que seas moderado en todos los aspectos de tu vida, es imprescindible que este criterio lo apliques a tu manera de alimentarte. Si sigues estos consejos, te librarás de muchas enfermedades.

6. Come con moderación y tranquilidad
Si te alimentas con prisa tu digestión se hará lenta, lo que afectará en cualquier momento a todo tu organismo. Es importante comer despacio y en un estado de paz y armonía para que los alimentos sean aprovechados por tu cuerpo de la manera correcta.

7. Mastica adecuadamente los alimentos
La primera fase de la digestión, y la más importante, empieza al masticar. Si masticas adecuadamente los alimentos, tu digestión será más ligera y no te sentirás aletargado ni cansado después de las comidas.

8. Haz una pequeña siesta después del almuerzo
Luego de almorzar es de mucho beneficio hacer una pequeña siesta, así estarás dándole la oportunidad a tu cuerpo de relajarse y de aprovechar los nutrientes que necesitas para mantenerte sano. Además, luego de la siesta te sentirás con más energía para seguir con tus actividades diarias.

9. Evita el azúcar y los edulcorantes
Es mejor usar miel de abejas, chancaca o panela. El azúcar y los edulcorantes pueden entrar rápidamente en la circulación sanguínea y producir síntomas de hiperactividad. Además, el azúcar pura en cantidad excesiva, puede ser peligrosa porque desajusta los mecanismos de regulación que permiten almacenar y “quemar” los azúcares simples. Este desajuste favorece la gordura (almacenamiento de azúcar en forma de grasa por intermedio del hígado). Favorece también la diabetes (respuesta incorrecta a la producción de insulina por el páncreas); fatigando las células del páncreas.

10. Come cereales diariamente (Trigo, quinua, arroz integral, etc.).
El organismo de los seres humanos está diseñado para recibir este tipo de alimentos más que ningún otro. Es necesario para tu cuerpo ingerir cereales diariamente para mantenerte saludable. Recuerda que una comida sin cereales es como una fiesta sin música.

11. En lo posible no ingieras alimentos procesados o refinados, es preferible la fruta natural y lo integral
Jamás lo natural podrá ser reemplazado por los alimentos procesados o refinados, puesto que en el proceso de los mismos se usan sustancias toxicas para nuestro organismo. Lo más seguro para tu salud es ingerir alimentos integrales y comer muchas frutas y verduras.

12. No uses aceites poliinsaturados ni hidrogenados (aceites comunes industriales), prefiere los monoinsaturados (aceites naturales) como el aceite de oliva o el de sésamo (ajonjolí)
Las grasas malas son aquellas que en exceso pueden producir enfermedades y problemas para la salud. En la dieta, estas grasas son las poliinsaturadas y las hidrogenadas, las que abundan en los alimentos de origen animal como la mantequilla, la nata, los quesos grasos, embutidos, huevos y carne. En vez de las grasas antes mencionadas, trata de elegir aceites naturales como el de oliva, de ajonjolí y sacha inchi. Puedes reemplazar la margarina o la mantequilla con palta, cuyos aceites son naturales y benéficos para tu salud. Debes recordar que las grasas son necesarias para el funcionamiento normal de nuestro organismo, pero debes elegir las adecuadas para tu salud.

13. No abuses de la sal ni del azúcar
Así como la comida salada produce falsa sed, una comida muy dulce produce falsa hambre. Lo perfecto es hacer ejercicio o caminar para botar sal, ya que esta te hincha; además debemos quemar el azúcar porque ésta altera nuestro organismo.

14. Ingiere mucha fruta y verdura
En la actualidad, todos los nutricionistas y profesionales de la salud recomiendan ingerir cinco porciones de frutas y verduras diariamente, ya que éstos contienen las vitaminas y minerales necesarios para que nuestro organismo funcione adecuadamente.

15. Evita tomar bebidas carbonatadas
Pero si te gusta tomarlas, para evitar ingerir la gran cantidad de azúcar que contienen, puedes diluirlas con agua.

16. Nútrete adecuadamente con un régimen variado y sano, evitando en lo posible ingerir carne
Ingerir grasas de la carne animal aumenta en un 40 por ciento más las posibilidades de sufrir cáncer y predisponen a un mayor riesgo de padecer enfermedades cardíacas y muchos otros males como infarto, obesidad, apendicitis, osteoporosis, artritis, diabetes e intoxicación alimentaria. Te recomendamos, por lo tanto, nutrirte con una alimentación sana y natural que incluya cereales, frutas, verduras y semillas germinadas.

17. Masajea tus pies todas las noches
En los pies se reflejan todos los órganos de tu cuerpo (de allí el término “reflexología” cuando se habla de masajes a los pies), por lo cual, realizar un masaje diario, especialmente cuando termina el día, es muy útil para relajar y reparar tu organismo luego de un día de intensa jornada laboral o de estrés.

18. Toma baños de hidroterapia (sauna) por lo menos una vez     a la semana
La hidroterapia o sauna es importante porque ayuda a eliminar las toxinas acumuladas en nuestro organismo. Una decisión inteligente es realizar estos baños una vez a la semana, o por lo menos una vez cada 15 días.

19. Realiza ejercicios por lo menos tres veces a la semana
Los ejercicios te ayudarán a eliminar toxinas por medio del sudor y a la vez que te mantendrán relajado. Las personas que no realizan actividades regulares, generalmente sufren más enfermedades que las que sí las realizan. Los estudios demuestran que el ejercicio regular, moderado y vigoroso, puede ayudar a prevenir o retrasar la aparición de la hipertensión, obesidad, enfermedades cardiacas, osteoporosis y caídas que causan fracturas en la cadera. A pesar de que es recomendable llevar un estilo de vida haciendo ejercicio regularmente, nunca es demasiado tarde para empezar. Se ha demostrado que los individuos, incluso a los 70 años, pueden aumentar considerablemente su fuerza y ​resistencia mediante el ejercicio.
        
20. Evita escuchar malas noticias
Los noticieros están plagados de malas noticias; escucharlas nos genera estrés, y el estrés es uno de los principales factores que generan enfermedades tanto físicas como emocionales. Finalmente, no ganamos nada escuchando hechos infortunados, ya que no podemos ayudar a remediarlos, puesto que ya ocurrieron. Si te enteras de alguna tragedia, trata de orar y enviar buenas vibraciones a las personas involucradas en ellas.

21. Evita las películas con temas violentos
Ver películas con temas violentos no hace sino alterar nuestro sistema nervioso, sobre todo si las vemos antes de dormir. Trata en lo posible de ver películas graciosas o con temas que eleven tu espíritu o estado de ánimo.

22. Trata de mantener el buen humor y ríete a menudo
En varias oportunidades hemos tocado el tema de la risa como una terapia curativa. Trata de mantener el buen humor aún en ocasiones tensas; verás que con solo cambiar tu manera de ver las cosas, la vida se hace más llevadera y simple.

23. Evita el estrés y toma las cosas con calma
Muchos estudios científicos han comprobado que el estrés es el factor principal del inicio del 90% de las enfermedades. Sabiendo esto, labora firmemente en el dominio de tu carácter; esto te evitará muchas complicaciones de salud.

24. Duerme bien
Al dormir, nuestro cerebro genera las hormonas necesarias para la vida, por lo cual, descansar de manera adecuada es esencial si deseas gozar de buena salud física y mental. Recuerda que podemos estar varios días sin comer, pero no así sin dormir. Algunas personas que han intentado medir cuanto tiempo pueden pasar sin dormir, empezaron a tener problemas de lucidez, dolores de cabeza, confusión y finalmente hasta alucinaciones. Recuerda, la mejor manera para que tu cerebro se mantenga en buenas condiciones, es dormir las horas necesarias.

25. Siembra un árbol
Los árboles son imprescindibles para la vida en la Tierra. Además de proporcionarnos infinidad de productos (madera, alimentos, medicinas, etc.), los bosques son claves para la regulación del clima a nivel mundial; entre otros beneficios. Además, los árboles crean sentimientos de relajación y bienestar, proveen privacidad, sensación de recogimiento y seguridad. En varios estudios se ha comprobado que la estadía post-operatoria se acorta en los hospitales cuando los pacientes están en dormitorios con vista a árboles y espacios abiertos. Los árboles impactan profundamente nuestro estado de ánimo y emociones, proporcionando grandes beneficios sicológicos. Sembrar árboles en los lugares donde las personas viven y laboran es un elemento esencial para la salud de todos.

26. Regala semillas
Dentro de las semillas se encuentran en potencia y dormidas una incontable fuente de árboles, frutos, plantas y flores. Regalar semillas es un acto simbólico y también tangible de la potencialidad de la naturaleza. Al ofrecerlas a otras personas estás sembrando conciencia de las leyes de prosperidad de la naturaleza, de la cual todos los seres formamos parte.

27. Relájate en un plano inclinado
Acostarse continuamente en un plano inclinado (una tabla inversa o invertida) con la cabeza hacia abajo, es algo útil y sanador para muchos problemas de la columna vertebral, tanto para la escoliosis como para la lordosis (desviaciones de la columna). Al mejorar la circulación también ayuda en los problemas de caída de cabello, memoria, estrés, piel del rostro, ruido en los oídos y otros problemas de salud.

28. Practica ejercicios de Yoga
El Yoga es una técnica completa para relajarse, mantenerse en forma, saludable y mejorar la postura; además, aumenta la flexibilidad, mejora el tono muscular, tiene un efecto relajante, aumenta la concentración, fortalece los huesos, mejora la respiración y la circulación, estimula el sistema inmunológico, incrementa el funcionamiento de los órganos sexuales y ayuda a equilibrar las emociones.

29. Permanece diariamente 10 minutos en postura de Loto o Seiza (arrodillado)
Una de las posturas de yoga más asociada con la meditación porque promueve la calma interior es la Padmasana, o postura del Loto. En la postura de loto, tu espalda se endereza de forma natural y abre las caderas para facilitar un mayor rango de movimiento. La postura pasiva también puede aliviar las molestias de la ciática mediante la aplicación de un suave estiramiento en el músculo piramidal de la pelvis, que se ejecuta a través del nervio ciático. La postura Seiza, es un método para sentarse, que en algunos lugares es usada como psicoterapia. Consiste en sentarse sobre las rodillas en el piso. Esta postura facilita sobreponerse a los miedos de la vida y al implícito miedo a la muerte. Es una excelente manera de regular las funciones corporales y de acercar la mente a la comprensión del mundo “tal cual es”, antes de pensar en “cómo debería ser”.

30. Trata de subir un cerro una vez al mes
Los cerros son pirámides naturales condensadoras de energía. Los llamados Apus de los Andes Peruanos y todos los grandes profetas subían cerros, porque hacerlo fortalece el cuerpo e inspira la mente.

31. Camina descalzo en la playa con frecuencia
Caminar sin zapatos en la arena es una buena manera de relajarte y beneficiarte con la energía de nuestra madre tierra. Verás que luego de la caminata te sentirás lleno de energía y vitalidad.

32. Saluda al sol todas las mañanas y disfruta de sus rayos por lo menos 10 minutos
El sol es fuente de vida, y por lo tanto siempre lo relacionamos con alegría y energía; que mejor manera de disfrutarlo que salir a saludarlo y recibir sus rayos todas las mañanas. Recuerda que la luz del sol hace que tu cuerpo genere vitamina D, la cual es indispensable para fijar el calcio en tus huesos. De esta manera a la vez que recibes salud, también empezarás el día con la alegría de haber contemplado el sol al amanecer.

33. Canta todos los días
Escuchar música estimula nuestro cerebro de manera positiva. Si la música viene de nosotros mismos por la acción de cantar, mucho mejor, porque nos proporcionará alegría y energía positiva, lo que nos ayudará a hacer más tolerable cualquier problema que se nos pueda presentar.

Fuente: Bien de Salud

Tienes que ver esto también




No hay comentarios :

Publicar Comentario: