domingo, 31 de mayo de 2015

Una casa para atraer la suerte.Feng Shui


El Feng Shui busca armonizar los espacios y las formas que nos rodean para que las energías del cosmos nos beneficien en salud, dinero y amor.

La sabiduría milenaria del Feng Shui intenta que todas las formas que nos rodean fluyan con armonía para que la energía que irradian sea positiva. La buena utilización y uso de estas energías del cosmos nos beneficiarán en el amor, la prosperidad, la salud.. En suma, todo lo que hagamos para mejorar nuestro entorno cotidiano será bueno también a nosotros.

Cuando hablamos de energía en el Feng Shui nos referimos al Chi y al Sha. El Chi es la cósmica, la energía vital que hace que todo funcione positivamente. El Sha es la contraria, esa fuerza que tenemos que eliminar de nuestro hogar y de la oficina.

Según el Feng Shui, para estimular el Chi hay que intentar que no haya puertas ni ventanas enfrentadas, ya que produciría que el Chi fuera muy deprisa convirtiéndose en Sha. Esta tesitura la  podemos mejorar separándo las puertas o ventanas por un biombo o colgando un móvil de campanillas que ralentice el Chi. Los cristales tallados y cortinas en las ventanas neutralizan también el Sha. Es recomendable, además, que las ventanas abran hacia afuera.

El Chi se estanca en los ángulos rectos de los rincones de las habitaciones. Para evitarlo hay que poner plantas y aumentar la luz en esas zonas. El orden y la limpieza del hogar son fundamentales para que fluya bien la energía: no acumular trastos y deshacernos de lo que ya no necesitamos es una buena idea. Y, para empezar con buen pie, vigilar la puerta de entrada: debemos organizar un recibidor para que el Chi entre sin problemas.  Así cuidaremos las fuerzas de nuestro hogar.

La cocina

Es uno de los centros neurálgicos de la casa. En la cultura china representa la abundancia y la riqueza, pues aquí se elaboran los alimentos, que representan la alegría, felicidad y armonía en la familia.

CÓMO DECORARLA: 

Los fogones, que estén alejados del fregadero y de la puerta de entrada. El fregadero (elemento agua) y la cocina (elemento fuego) han de estar separados por un metal o una madera. Intenta no cocinar de espaldas a la entrada; si no te queda más remedio, coloca un espejo en alguna zona. Para decorarla usa colores claros y luminosos.

¡CUIDADO!: 
Con los colores oscuros y los ambientes poco luminosos. Hay que huir de que la cocina mire al norte o a la puerta principal de la casa. Los quemadores de la cocina sucios o en mal estado atraen la mala suerte, igual que los manteles y vajillas de colores oscuros.

El comedor

Aquí se nutren nuestro cuerpo y nuestra alma. La zona de prosperidad de nuestro comedor la colocaremos entrando a la izquierda, al fondo de la habitación. La zona de relaciones del  comedor estaría al fondo y a la derecha. Este área la potenciaremos poniendo fotografías, jarrones, plantas...

CÓMO DECORARLO: 

La mesa es el mueble más importante, preferentemente ha de ser redonda o con los ángulos redondeados y situada en el centro de la estancia. El número de sillas, cuadros u objetos debe ser par. Es mejor sentarse frente a la ventana y de espaldas a la pared. El comedor, independiente del salón, separados por ambientes muy distintos.

¡CUIDADO!: 

Las mesas con ángulos, de cristal, mármol y de colores oscuros no atraen el Chi. Un comedor poco amplio y estrecho, tampoco; igual que ver la televisión mientras se come o la iluminación desequilibrada o poco natural. El Chi se escapa por ventanas y puertas demasiado grandes y  sin cortinas.

El dormitorio

Es la estancia más importante en lo que se refiere al amor y al descanso. El dormitorio tendría que estar situado en una parte de la casa donde predomine el Yin, lo más lejos posible de la entrada principal. Es mejor que sólo tenga una puerta, de fácil acceso, y que no haya en él ningún objeto relacionado con el trabajo.

CÓMO DECORARLO:

Cama apoyada en la pared. La cabeza y los pies no se dirigen a la puerta ni hacia la ventana. Lo mejor es que la cabeza esté orientada al norte. Los colores serán suaves, aunque haya también algún elemento rojo pasión y fotografías de pareja. Los espejos no tienen que reflejar la cama.

¡CUIDADO!:

Con tener una puerta de acceso estrecha. Las estanterías, armarios y vigas no deben estar encima de la cabecera. Los elementos impares –una sola mesilla, una sola cortina...– no son para esta pieza, ni los colores chillones.

El salón

Es la zona más social de la casa, donde se reúnen además de la pareja y la familia, los amigos y las visitas... En el salón es importante que estén equilibrados el Yin y el Yang; por ejemplo, utilizando objetos redondos y cuadrados por igual. Evita la preponderancia de las líneas rectas y favorece las curvas suaves.

CÓMO DECORARLO:

Sofás de respaldo alto para proteger la espalda. Si los ponemos en mitad de la sala, el respaldo del sofá debe apuntalarse con un mueble. Si hay vigas en el salón o en cualquier parte del hogar es mejor atarles cintas rojas a su alrededor para evitar que canalicen con demasiada rapidez el Chi.

¡CUIDADO!: 

Con las ventanas que no pueden abrirse del todo, entorpecen la energía. Los muebles de ángulos y esquinas rectos no son adecuados. Jamás debes obstaculizar ventanas y puertas o usar colores estridentes.

Cuarto de baño

El cuarto de baño está relacionado con el elemento agua, que se asocia con el dinero. Por esta razón es importante que la puerta y la tapadera del WC estén siempre cerradas para evitar fugas de energía. Hay que reparar las goteras y filtraciones cuanto antes, y adornar el baño con figuritas o plantas.

CÓMO DECORARLO: 

La orientación del baño al norte es la más apropiada. Es preferible que tenga ventanas y, en su defecto, buena ventilación y espejo. Si la casa tiene dos plantas, lo ideal es que el baño no esté encima de la cocina. Los colores luminosos como el azul, el verde o el blanco son los más apropiados.

¡CUIDADO!:

Hay que procurar que la ubicación del baño no quede frente a la puerta de la casa. Igual que el WC, que no debe estar frente a la puerta de esta estancia. Aunque sea una pieza pequeña, ha de estar bien ventilada y contar con una gran iluminación.

Dormitorio infantil

Es importante tener en cuenta que el lugar debe ser seguro a la vez que estimulante. Uno de los puntos claves es la cama, que debe ser suficientemente grande, con extremos redondeados y robusta. El dormitorio ha de estar bien iluminado.

CÓMO DECORARLO: 

Utilizando maderas naturales sin productos tóxicos. Orientación este de la habitación. Situar la cama en el centro, con dos mesillas a los lados. Decorar con elementos de la naturaleza de colores suaves. Es necesario separar el lugar de estudio y el de juego.

¡CUIDADO!: 

Con las camas sin cabecero ni protector de pies. La presencia de vigas en el techo, sobre la cabeza. No es conveniente ubicar la cama delante de la puerta o bajo la ventana. Los colores oscuros y fuertes no son adecuados, ni los muebles con esquinas. Huye de ordenadores y televisión.

Pasillos y escaleras

Son lugares de paso para la energía Chi. No hay que sobrecargarlos, pero tampoco dejarlos vacíos. Lo mejor es darles su propia personalidad. En un pasillo estrecho es interesante poner espejos para que el Chi no pase de largo.

CÓMO DECORARLOS:

Si los pasillos son grandes y oscuros estancarán el Chi. Hay que colgar campanillas y colocar grandes plantas de interior. Los espejos sirven para agrandar los rincones estrechos y ampliar las paredes. Las escaleras permiten que la energía suba a pisos superiores, y nunca deben apuntar directamente a la puerta principal.

¡CUIDADO!: 

La ubicación de dos puertas o ventanas enfrentadas hace que el Chi pase de largo. Que estén enfrentados la puerta principal y la escalera requiere  un biombo para equilibrar. Los rincones estrechos y mal iluminados.

Fuente: Diez Minuto

Tienes que ver esto también




No hay comentarios :

Publicar Comentario: