martes, 26 de mayo de 2015

Test Feng Shui: ¿Tu casa tiene energía positiva?


¿Por qué nos sentimos a gusto en una determinada habitación e incómodos o incluso inquietos en otras? La respuesta, al margen de aspectos constructivos y decorativos, reside en la energía o "Qi" que fluye en casa.

Estudiar la correcta utilización de esta energía para mejorar nuestra vida es, precisamente, el objetivo del Feng Shui, un arte chino con más de 3.000 años de antigüedad. Su saber contiene las claves para vivir en armonía con el entorno y tiene mucha importancia para una adecuada distribución en casa.

Hoy te proponemos saber si en la tuya hay suficiente energía positiva y cómo puedes mejorarla. Lo haremos con este test. Apunta tu respuesta (A, B o C) a cada una de estas 14 preguntas. Al terminar, mira qué puntuación tiene cada una, súmalas y descubre en el apartado Sigue Leyendo el resultado que te corresponde. ¡Adelante!


1. Cuando tienes invitados en casa...

A) Se nota que están a gusto: ¡enseguida se sienten como en casa y no hay manera de echarlos!
B) Pasamos un rato agradable pero las visitas nunca suelen alargarse.
C) Solemos tener visitas cortas y de manera esporádica.

2. ¿Qué cantidad de luz natural dejas entrar en tu casa?

A) La máxima posible. Abrimos las persianas y cortinas durante el día, incluso aunque no estemos en casa.
B) Hay algunas habitaciones en las que tenemos siempre las cortinas y persianas cerradas.
C) Solemos tener las ventanas cerradas y las persianas bajadas durante el día, incluso cuando estamos en casa.

3. ¿Dispones de un lugar adecuado para comer, sea en el comedor o en la cocina?

A) Como a diario en una mesa cómoda, bien puesta y, aunque no disponga de mucho tiempo, intento tomarme el momento de la comida de manera pausada y relajada.
B) Tengo un lugar adecuado para comer pero no lo utilizo a diario.
C) Cuando como en casa me preparo algo rápido y como en el sofá o en un taburete en la cocina.

4. ¿A qué huele tu casa?

A) Siempre se nota un olor agradable. Mantenemos la casa limpia y ventilamos bien cada mañana.
B) A pesar de mantener la casa limpia y ventilada, en ocasiones aparecen malos olores.
C) No puedo controlar la aparición de malos olores y no sé cómo eliminarlos.

5. Sobre el orden en casa:

A) Sin ser unos esclavos del orden, tenemos la casa siempre bien organizada.
B) De vez en cuando lo ordenamos todo muy bien, pero cuesta mantenerlo: al poco vuelve a desordenarse.
C) Está todo siempre muy desordenado o al contrario: somos unos esclavos del orden y necesitamos que todo esté en su lugar milimetrado.

6. Dentro de los cajones, armarios y altillos...

A) Está todo bastante ordenado. Solemos hacer limpieza de vez en cuando para deshacernos de aquello que no necesitamos ¡y debido a eso todavía nos sobra sitio!
B) Tenemos los armarios bastante llenos, convendría hacer una limpieza pero nos cuesta tirar cosas.
C) Está todo lleno pero no nos gusta tirar nada porque son recuerdos y creemos que algún día podremos necesitar algo de lo que estamos guardando (a pesar de no saber bien qué hay ni dónde está).

7. Acerca de las fotografías que se muestran en la casa:

A) Tenemos pocas fotografías y las vamos actualizando cada cierto tiempo.
B) Tenemos algunas imágenes antiguas porque no prestamos mucha atención a renovarlas.
C) Está lleno de fotografías por toda la casa, incluso de imágenes de hace muchos años o con gente con la que ya no tenemos trato.


8. En el recibidor, pasillo, zonas de paso de las habitaciones y abertura de las puertas...

A) Se puede caminar con fluidez porque no hay obstáculos.
B) Hay alguna puerta que no abre del todo y algún mueble con el que a veces tropiezas.
C) Es difícil caminar por la casa porque hay muebles, cajas y objetos que obstaculizan la fluidez.

9. ¿Las reuniones con los amigos suelen realizarse en vuestra casa?

A) En la mayoría de las ocasiones sí. Nos gusta que en casa haya gente. Nosotros nos ofrecemos y a nuestros amigos les debe gustar porque siempre se apuntan.
B) De vez en cuando sí, pero en la mayoría de las ocasiones las hacemos en casa de otros amigos.
C) Nunca viene gente a casa
.

10. Si te regalan un objeto para decorar tu casa y resulta que no te gusta, ¿qué haces?

A) Agradezco el detalle a quien me lo haya regalado, pero con toda sinceridad le pido si puedo cambiarlo porque no me acaba de gustar.
B) Lo guardo en un armario y me acuerdo de exhibirlo cada vez que esa persona viene a visitarme.
C) Tengo la casa llena de objetos por compromiso que no me acaban de gustar, pero no sé cómo deshacerme de ellos
.

11. Cuando entro en casa...

A) Siento que he llegado a casa y por fin me siento tranquilo/a y descansado/a
B) Me gusta llegar a casa pero no consigo relajarme en ella.
C) Pienso en cuándo voy a volver a salir

12. ¿Cuánto espacio vacío queda en las paredes de tu casa?

Test Feng Shui: ¿Tu casa tiene energía positiva?

13. El uso de tu dormitorio...

A) Es exclusivamente para relajarme y dormir.
B) También lo utilizo para ver la televisión.
C) Además, trabajo en él, hablo por teléfono, plancho… Paso la mayor parte del día en él.

14. Cuando se rompe algún objeto, bombilla, electrodoméstico, mueble…

A) Enseguida lo arreglo o lo tiro.
B) Lo tengo un tiempo hasta que encuentro el momento de ver si se puede arreglar, y si no, más adelante lo tiro.
C) No suelo tirar nada. Aunque esté roto, lo conservo por si más adelante lo arreglo o me es útil para otra cosa.

Y ahora... ¡Es el momento de contar los puntos obtenidos!

Por cada respuesta A: suma 3 puntos

Por cada respuesta B: suma 2 puntos
Por cada respuesta C: suma 1 punto

Mira el resultado en el apartado Sigue Leyendo.


DE 14 A 21 PUNTOS: TU CASA NECESITA ENERGÍA POSITIVA

Necesitas abrir tu casa a los cambios para que respire energía positiva. El Feng Shui te lo pone fácil. Sigue estos sencillos pasos y verás cómo, en poco tiempo, tu casa te reportará mucho más bienestar y desearás pasar más tiempo en ella.
  • Para empezar, puedes aumentar la fluidez liberando el espacio de objetos realizando un vacío tanto interno (armarios, altillos y cajones) como externo (paredes, habitaciones y pasillos). En ocasiones cuesta deshacerse de objetos, ropa, papeles, etc, pero en el fondo nos provocan una gran carga, así que ¡libérate!
  • Es recomendable que dejes entrar el máximo de luz natural durante el día y que ventiles toda la casa como mínimo una vez al día.
  • Utiliza cada espacio para su función. Encuentra un lugar apropiado para comer; mesa y sillas estables que hagan del tiempo de la comida un momento agradable. Utiliza el dormitorio solo para dormir y descansar; para garantizar un buen descanso se deben diferenciar los espacios de reposo de los lúdicos o de actividades relacionadas con las funciones diurnas: trabajo, televisión, ordenador…
  • Detecta de dónde vienen los malos olores y elimínalos.
  • Realiza cualquier iniciativa relacionada con el bienestar; consigue sentirte cómodo y relajado en tu casa.
  • También es positivo activar la energía con invitados. ¡La mejor comprobación es que tus amigos se sientan a gusto en tu casa!

DE 21 A 35 PUNTOS: LA ENERGÍA DE TU CASA PUEDE MEJORAR



Estás en el buen camino porque tu casa disfruta de una buena energía, ¡pero puedes mejorarla con el Feng Shui! Sigue estos sencillos pasos de orden, iluminación y decoración, y conseguirás más energía positiva de la que ya tienes en casa.
  • Estructura los cajones y armarios y encuentra un orden que te sea fácil de mantener. El orden espacial se mimetiza con el orden mental. Por lo tanto, no debe ser solo exterior y superficial, sino también profundo: cajones, armarios, altillos…
  • Deja que entre luz y que fluya por los espacios. Acaba de conseguir esa calidez que necesitas para sentirte a gusto en casa.
  • Arregla esos objetos rotos y consigue eliminar algún mal olor puntual.
  • Si te gusta exhibir fotografías, sitúa en los lugares más públicos (recibidor, salón) algunas imágenes actuales, pero reserva para zonas privadas, como el dormitorio, las fotografías personales.
  • Determina un uso a cada estancia para evitar que se estanque la energía, incluso en aquellos cuartos que no sueles utilizar; es importante que la energía se mueva y llegue a todos los rincones.
  • Siente que controlas cada uno de los objetos que hay en tu casa, que están allí porque tú lo has decidido, y que están a tu servicio para hacer de ese espacio tu hogar.

De 35 a 42 puntos: ¡Tienes buena energía en casa!


Tu casa emana muy buena energía. Según el Feng Shui, tus respuestas indican que tu casa está decorada y organizada para generar el mejor de los ambientes y que esto haga fluir la energía positiva entre todos los espacio
  • Mantén esa fluidez energética que se consigue cuando un espacio no está saturado de información y de objetos. La naturaleza llena vacíos; si los creas facilitas que lleguen a tu vida nuevas oportunidades; en cambio si tu casa está llena, será más difícil que se mueva la energía.
  • Conserva un orden sin ser extremista, no debe de perderse la calidez y el alma del lugar; un orden rígido se asocia energéticamente a entornos fríos y asépticos, faltos de naturalidad.
  • Continúa dejando que la luz natural bañe los espacios y fluya sin dificultades.
  • Utiliza todas las estancias.
  • Disfruta de tu hogar, adáptalo a nuevas necesidades que puedan surgir manteniendo la armonía conseguida. No dejes que tu casa se quede anclada en el pasado; adecúala a los cambios y permite que evolucione contigo y con tu familia
Fuente: El Mueble

Tienes que ver esto también




No hay comentarios :

Publicar Comentario: