miércoles, 27 de mayo de 2015

Por qué es normal estar sano, lleno de vida y de fuerza y es anormal estar enfermo


"Somos lo que imaginamos ser."- Albert Einstein

EL SUBCONSCIENTE TIENDE HACIA LA VIDA

Más del noventa por ciento de tu vida mental es subconsciente, de forma de que las personas que no se sirven de este poder, viven entre límites muy estrechos. Los procesos subconscientes, tienden siempre hacia la vida y siempre son constructivos. Tu Subconsciente es el Ingeniero Constructor de tu cuerpo y es él que hace mantener todas tus funciones vitales. Trabaja veinticuatro horas cada día y no duerme jamás. Se preocupa siempre de ayudarte y es el vigilante de que nunca te ocurra nada. Tu subconsciente está en contacto con la vida infinita y su sabiduría sin límites, sus impulsos y sus ideas tienden siempre hacia la vida.

Las grandes aspiraciones, la visión de una vida más grande, más hermosa, más noble, emanan del subconsciente. Tus convicciones más profundas son aquellas que no pueden discutirse racionalmente porque ellas no provienen de tu espíritu consciente, provienen de tu Subconsciente. Tu Subconsciente, te habla por medio de intuiciones, de impulsos, de presentimientos, de intimidaciones y de ideas, sin cesar, el te está diciendo que avances, que seas más grande, de aventurarte, de alcanzar las más altas metas.

El impulso de vivir, de salvar la vida de los otros, proviene de las profundidades de tu Subconsciente. Por ejemplo durante el gran terremoto de San Francisco y el gran incendio que siguió el 18 de abril de 1906, cantidad de enfermos que llevaban años en sus casas sin poder levantarse, otros postrados en sus sillas de ruedas, se levantaron por sí solos y salieron a la calle obrándose prodigiosas curaciones.

El deseo intenso de salvar sus vidas y quizá a otros fue una necesidad imperiosa en ellos, y el Subconsciente respondió en consecuencia. Todos los grandes artistas, escritores, científicos, músicos, etc. se abrazan a sus poderes de su Subconsciente y por ello son inspirados. Por ejemplo, Robert Louis Stevenson, antes de dormirse, tenía la costumbre de cargar su Subconsciente para escribir novelas durante su sueño.

Cuando su cuenta bancaria bajaba, se encargaba de pedirle a su Subconsciente una
buena novela sensacional y él decía que la inteligencia de su espíritu profundo, le daba la historia que necesitaba trozo a trozo, como un folletín. Esto demuestra que tu Subconsciente, pronunciará a través de ti, palabras sabias y profundas de las que tu espíritu consciente no sabe nada y no conoce. El bien conocido que Mark Twain, confeso al mundo, que él jamás había trabajado en su vida. Su humor y sus grandes obras, fueron sacadas de la inexpugnable reserva de su Subconsciente.

TU CUERPO Y TU ESPÍRITU

La interacción entre tus espíritus Consciente y Subconsciente, es similar a la existencia entre tu sistema nervioso. La médula espinal, es el órgano del espíritu Consciente y el sistema simpático es el subconsciente. La médula espinal es el canal a través del cual recibes las percepciones conscientes por medio de los cinco sentidos físicos y por el cual tú ejerces el control sobre el movimiento de tu cuerpo. Los nervios de este sistema emanan del cerebro es el canal de tus acciones conscientes y voluntarias.

El sistema simpático, que se le denomina a veces como el sistema nervioso involuntario, tienen su centro en una masa ganglionaria que se encuentra detrás del estómago y que se le llama plexo solar y a veces, cerebro abdominal. Es el canal de la acción metal que sostiene inconscientemente las funciones vitales de tu cuerpo. Los dos sistemas pueden trabajar separadamente o en sincronización.

El juez Thomas Troward en su libro «Introducción a la Vida del Espíritu» –Edimburgo Lecturas de la Ciencia Mental– dice «en las diferentes areas del cerebro, se realizan las actividades objetivas y subjetivas del espíritu respectivamente, de una forma general, nosotros podemos asignar la parte frontal del cerebro a la primera y la parte posterior a la segunda, mientras que la parte central o intermedia tiene la característica de los dos». Una manera muy simple de considerar la interacción mental y física consiste en tomar conciencia de que cuando un espíritu consciente acepta una idea, ésta provoca una excitación en tu sistema nervioso voluntario.

A su vez, esto provoca una corriente similar en tu sistema nervioso involuntario, corriente que hace pasar la idea a tu subconsciente, que es el agente creador. He aquí cómo tus pensamientos, se convierten en realidades. Todo pensamiento mantenido en tu espíritu consciente y aceptado como verdadero es enviado por tu cerebro a tu plexo solar, que es el cerebro de tu espíritu subconsciente, para tomar cuerpo y para que sea manifestado en tu universo.

INTELIGENCIA Y CUERPO

Cuando estudiamos el sistema celular y la estructura de los órganos tales como los ojos, las orejas, el corazón, el hígado, etc. aprendemos que están constituídos por grupos de células agrupadas inteligentemente –grupo que funciona conjuntamente y que les permite recibir órdenes y ejecutarlas en forma deductiva, según la sugestión del espíritu, maestro y señor (espíritu consciente). Atento estudio de un organismo unicelular, demuestra lo que pasa en tu cuerpo. Ya que esta célula no forma parte de ningún órgano, ella no reacciona a menos que haya un principio de acción y reacción, que complementen las funciones fundamentales del movimiento, la alimentación, asimilación y eliminación.

Hablar del Subconsciente, quizá muchos te digan que es una inteligencia que actúa según le indica tu cuerpo, si tú no intervienes. Eso es exacto, pero la dificultad reside en que en el espíritu consciente interviene constantemente con los cinco sentidos que se basan en las apariencias exteriores, y que provocan las falsas creencias, los temores y las opiniones mal fundadas. Cuando el temor, las falsas creencias y los prototipos negativos son impresos en tu subconsciente por una acondicionamiento psicológico, emotivo, el Subconsciente no puede los prototipos específicos que le son propuestos.

EL SUBCONSCIENTE TRABAJA CONSTANTEMENTE PARA EL BIEN COMÚN

El Subconsciente trabaja sin cesar por el bien general, reflejando un principio innato de armonía hacia todas las cosas. Tu subconsciente, tiene su propia voluntad muy real. Está activo día y noche, cuentes o no con él. Es el constructor de tu cuerpo, pero tú no puedes verle, ni oírle, ni sentir su acción, todo es un proceso silencioso. Tu subconsciente tiene su vida propia, que tiende siempre hacia la armonía, la salud y la paz. He ahí la norma divina que busca expresarse a través de ti en todo momento.

LAS PERSONAS CONTRADICEN EL PRINCIPIO INNATO DE LA ARMONIA

Para poder pensar correctamente, científicamente, es necesario que conozcamos con profundidad «la Verdad». Conocer la verdad, es estar en armonía con la Inteligencia Infinita, y con el poder de tu subconsciente, que se muestra siempre en el sentido práctico de la vida. Cada acción, cada pensamiento inarmónico, aunque sea por ignorancia, va a tener como consecuencia la discordia y las limitaciones de toda clase. Los sabios nos dicen, que nosotros construímos un cuerpo nuevo, cada once meses. Si tú construyes en tu cuerpo defectos por medio de tus pensamientos de temor, de cólera, de ira, de celos, esto te irá destruyendo sin que tú te estés dando cuenta, té estás destruyendo tú mismo.

Tú eres la sombra total de tus pensamientos. Tú puedes evitar el tener pensamientos e imágenes negativas. Para deshacerte de las tinieblas es necesaria la luz. Para evitar el frío, es necesario el calor. Para vencer los pensamientos negativos, es necesario sustituirlos por pensamientos positivos. Afirma el bien y el mal desaparecerá.

POR QUÉ ES NORMAL ESTAR SANO, LLENO DE VIDA Y DE FUERZA Y ES ANORMAL ESTAR ENFERMO

La mayor parte de los niños, nacen con salud perfecta, sus órganos funcionan perfectamente. Eso es el estado normal y nosotros deberíamos estar sanos, vigorosos y fuertes. El instinto de preservación, es el instinto más fuerte de nuestra naturaleza y constituye una verdad de las más poderosas, constante y constantemente operante. Es, por consecuencia, evidente que todos nuestros pensamientos, todas nuestras ideas, y todas nuestras creencias deban de actuar con más fuerza cuando ellas están en armonía con el principio de la vida, innatas en nosotros, que siempre busca él protegernos y el protegernos de todas formas. Anormal es estar enfermo, eso indica simplemente que tú estás en contra de las corrientes de la vida y que piensas negativamente.

La ley de la vida es una ley de creencia, toda la naturaleza es testigo de esta ley, expresándose constantemente, silenciosamente. Allí donde hay creencia, debe de haber vida, allí donde hay vida, debe haber armonía y allí... hay siempre una salud perfecta. Tu pensamiento está en armonía con el principio creador de tu subconsciente, tú estás en unión con el principio innato de la armonía.

Si tú mantienes pensamientos que no están de acuerdo con el principio de la armonía, estos pensamientos te absorben, te intranquilizan y finalmente hacen que te pongas enfermo, y si tú persistes en mantenerlos, puede provocar hasta tu muerte. Para curar cualquier enfermedad, es necesario que tú creas en el influjo y la distribución de las fuerzas vitales de tu Subconsciente a través de tu organismo. Eso se hace con la eliminación total y absoluta del temor, del nerviosismo, de la ansiedad, de los celos y las envidias, del odio y de todos otros pensamientos destructivos que tienden a destruir tus nervios y tus glándulas, esos tejidos que controlan la eliminación de los deshechos al exterior de tu organismo.

CÓMO EL PODER DE TU SUBCONSCIENTE PUEDE CURARTE

Una persona que creía firmemente en el contenido de este libro y en el poder curativo del Subconsciente, padecía graves problemas oculares y su médico le había aconsejado operarse. Él se dijo a sí mismo: «Mi Subconsciente que ha creado a mis ojos, puede curarme». Por la noche, en el momento de comenzar a dormirse, él entraba en un estado de relajación total.Su atención inmovilizada, se fijaba en su oftalmólogo. Él veía a su médico delante de él y se imaginaba realmente, cómo le decía: «Se está produciendoun milagro». Él escuchaba esto, cientos y cientos de veces, cinco minutos antes de dormirse. Al cabo de tres semanas, volvió a casa de su oftalmólogo, el cual después de una detenida revisión, le dijo: «¡es un milagro!» ¿Qué había pasado? Esta persona había impresionado a su Subconsciente, sirviéndose de su médico para convencerle. Por la repetición, la fe y la esperanza, había impregnado a su espíritu Subconsciente, su Subconsciente que había creado sus ojos, y ese ojo contenía el prototipo perfecto, el Subconsciente, se puso de inmediato a curar el ojo. Es un ejemplo más de que la fe en el poder curativo de tu Subconsciente puede curarte.

CÓMO OBTENER LOS RESULTADOS QUE TÚ DESEAS

Las razones principales del fracaso son:
– La falta de confianza
– El esfuerzo exagerado
Las personas se desesperan cuando las respuestas a sus oraciones no se realizan, y no saben que ello es debido a que realmente no saben cómo operan los procesos del Subconsciente. Cuando tú eres un maestro en la forma de operar con el Subconsciente, llegas a adquirir una confianza total en ti. Es necesario que cuando el Subconsciente acepta una idea, se pone inmediatamente a ejecutarla.

Él se sirve de todos los poderes posibles infinitos y moviliza todas sus leyes mentales y espirituales. Su ley actúa, independientemente de que sus ideas sean buenas o malas. En consecuencia, si tú te sirves negativamente, tendrás fracasos, ansiedad y depresiones. Cuando te sirves constructivamente, te proporciona las directrices para que se te cumpla de todo aquello que tienes deseo y necesitas. Las buenas respuestas te vendrán siempre cuando tú tengas pensamientos positivos y constructivos. Lo único que tú tienes que hacer para vencer al fracaso, es aceptar en tu pensamiento que lo vas a vencer, con una fe ciega, tu subconsciente hará el resto.

Entrégate a tu Subconsciente, ten una fe ciega en él y confianza absoluta, él te responderá siempre. Obtendrás resultados sirviéndote de la coacción Mental, tu Subconsciente, jamás responde por la coacción, él responde siempre a tu fe, esto es, a tu aceptación consciente. Es muy posible que tus fracasos, provengan de declaraciones como éstas: 

– Es que no recibo ninguna respuesta
– No sé qué hacer
– Me encuentro perdido
– Estoy desesperado
– Me encuentro totalmente soloSi te hablas a ti mismo de esta forma, nunca podrás obtener una respuesta ni cooperación de tu Subconsciente.

Ni avanzas, ni retrocedes, sencillamente ¡¡no estás haciendo nada!! Cuando coges un taxi, y le das al chófer media docena de direcciones, aparte de no conducirte a ningún sitio, lo más probable es que rehúse a llevarte. Lo mismo ocurre cuando tú trabajas con tu Subconsciente. Es necesario que en tu espíritu haya una idea definida. Es necesario que tomes una decisión clara con la convicción de que existe una solución a tu problema. Sólo la Inteligencia Infinita que habita en tu Subconsciente, conoce la respuesta a tu problema o a tu deseo. Cuando tú llegas a esta conclusión tan bien definida a través de ti Consciente, es entonces cuando vas camino del éxito.

LOS TRES PASOS HACIA EL ÉXITO DE TU ORACIÓN

El proceso habitual es el siguiente: 1º.- Considera el problema 2º.- Acepta la solución que sólo la Mente concoe 3º.- Relájate con la convicción profunda y el sentimiento, de que tu pro blema, cualquiera que sea ya está resuelto.

No debilites tu Oración o Comunicación Interna diciendo: «Me gustaría ser curado de esta enfermedad», o «Me gustaría conseguir este trabajo» o «Yo lo espero». Toma conciencia de la salud, está en ti, naciste con ella. Llega a la conclusión de que le has de presentar a tu Subconsciente tu estado perfecto de salud, después relájate. Por la relajación, tú impresionas a tu Subconsciente, permitiendo a la energía cinética que soporta tu idea, de recibir la orden y traer para ti la solución perfecta.

LA LEY DEL EFECTO INVERSO: PORQUE A VECES RECIBIMOS LO CONTRARIO DE LO QUE BUSCAMOS

Coué, el célebre psicólogo francés que viajó por el mundo hace más de cincuenta años, definía la ley del esfuerzo inverso de la manera siguiente:
«Cuando hay conflicto entre la imaginación y la voluntad, es siempre la imaginación la que gana». Imagínate que colocas en el suelo una plancha metálica de un metro de ancho por cinco de largo, y tú caminas sobre ella, ¿a qué no pasa absolutamente nada?, ahora coloca esa misma plancha entre dos paredes y a veinte  metros de altura, ¿la atravesarías?, ¿caminarías sobre ella? Tu deseo de atravesarla estaría en contra de tu imaginación que os trae el sentimiento de caerte. Tu pensamiento dominante será siempre el de tu caída. Tu deseo, tu voluntad, tu esfuerzo para atravesar esta plancha serían disminuídos en cambio la idea dominante del fracaso será incrementada.

El esfuerzo mental se frustra invariablemente de la misma manera, consiguiendo siempre lo contrario de lo que se desea. La sugestión de impotencia, para sobreponerse a estas cosas, dominan el espíritu, o el subconsciente está siempre controlado por la idea dominante. Tu subconsciente va a aceptar la más fuerte de las dos proposiciones contradictorias. El trabajo hecho sin esfuerzo, es siempre el mejor. Si tú dices: «Yo quiero curarme, pero no sé cómo», «Estoy haciendo tanto esfuerzo por conseguirlo», «Yo sólo hago que rezar, rezar y rezar», «Yo hago todos los esfuerzos posibles con mi voluntad», es necesario que comprendas que tu error, está simplemente en tanto esfuerzo. No pruebes jamás a contradecir a tu subconsciente ejerciendo vuestra idea a través de tu voluntad. Te repito que todos esos esfuerzos te conducirán al fracaso, y obtendrás lo contrario por lo que estás luchando.

Un sencillo ejemplo. Recuerda a los estudiantes en su época de exámenes. Hacen un esfuerzo enorme antes del mismo, en recordar y rebasar todas sus preguntas materia de este examen, preguntas que ellos ya han estudiado durante el curso. Llegado el momento y por causa del esfuerzo exagerado y la enorme tensión producida muchas de esas preguntas desaparecen, y no hay forma de contestarlas. Al terminar el examen y salir a la calle, una vez desaparecida la tensión, esas mismas preguntas tienden a recordarse con gran facilidad. Sencillamente porque la tensión mental ha desaparecido. Haciendo un gran esfuerzo para recordar, ésa es la causa del fracaso en la mayoría de las ocasiones. He aquí un ejemplo práctico de la ley del esfuerzo inverso y de obtener lo contrario de lo que hemos deseado.

ES NECESARIO COORDINAR EL DESEO Y LA IMAGINACIÓN

Servirse de la fuerza mental, es prepararse para vencer alguna causa opuesta a nuestros deseos. Cuando tu espíritu se concentra sobre los posibles medios para sobreponerse o solucionar algún problema el que no se ocupa de los obstáculos existentes. Mateo, en la Biblia 18:19, dice: «Si dos entre vosotros se ponen de acuerdo en la tierra para pedir cualquier cosa, la obtendrán de mi Padre que está en los cielos» ¿Quién son estos dos?, ¿de quiénes se trata? Se trata de la armoniosa unión, del acuerdo entre el Subconsciente y el Consciente sobre una idea, sobre un deseo, una imagen mental.

Cuando no hay conflictos entre uno y otro, entre una parte y otra de tu espíritu, tu oración será escuchada. Los «dos», que deben estar de acuerdo, pueden estar representados también por tus deseos, tus pensamientos, y tus sentimientos, tu idea y tu emoción, tu deseo y tu imaginación. Evitarás todo conflicto entre tu deseo y tu imaginación, entrando en un estado de relajación profunda, de somnolencia, que te reduce al mínimo todo esfuerzo. El espíritu consciente, está sometido entonces en gran parte en un estado de somnolencia. El mejor momento para impregnar tu subconsciente es aquél en que empiezas a dormirte, pero todavía te estás dando cuenta de las cosas.

La razón es que hay mayor actividad de tu Subconsciente en el momento de comenzar a dormirte o bien en el momento en que nos despertamos. En este estado, los pensamientos negativos y la imaginación que tienden a neutralizar tus deseos y prepara a tu Subconsciente, para que acepte todo aquello que le pides, no se presentan. Cuando tú imaginas tu deseo realizado y sientes esa inmensa alegría interior, tu Subconsciente te concede la realización de tu deseo.

Gran número de personas, resuelven sus problemas y sus dilemas, por medio de su imaginación controlada, dirigida y disciplinada, sabiendo que ellas lo que representan como verdadero se va a manifestar. Y se manifestará. Este ejemplo demuestra cómo un joven venció el conflicto entre su deseoy su imaginación. Él deseaba una solución armoniosa a un problema que él tenía, pero su imaginación mental le provocaba siempre el fracaso, la pérdida y la pobreza. El proceso era complicado y siempre se le producían retrasos, sin que llegara ninguna solución a su problema.

Siguiendo las técnicas que aquí enseño, se puso cada noche antes de dormirse en un estado de relajación profunda, y se puso a imaginar la satisfacción interna producida por la solución a su problema. Él había comprendido, que lo que fallaba era la imagen en su espíritu. Antes de dormirse, se imaginaba las discusiones con su abogado, lo veía. En todas estas dramatizaciones, él le oía decir: «Tenemos una solución perfecta y armoniosa. El asunto ya está solucionado amigablemente», esto se lo oía decir una y otra vez.

Durante el día, cuando los temores aparecían de nuevo a su espíritu, hacía pasar su película mental de la noche, con los gestos y voces de su abogado, su sonrisa y su paz.
Al cabo de unas semanas, su abogado le llamaba y le confirmaba lo que ella había imaginado y dramatizado mentalmente, aquella objetividad era resultado de lo que él había imaginado subjetivamente.

He aquí lo que quería decir el Salmista, cuando escribió: «Que las palabras de mi boca (mis pensamientos, mis imágenes mentales) y la meditación de mi corazón (mi sentimiento, mi naturaleza emocional), sean aceptadas a la vista del Señor (la ley del Subconsciente) mi fuerza y mi sabiduría (el poder y la sabiduría de mi Subconsciente) me pueden salvar y alejar de mi las enfermedades, la esclavitud y la miseria» Salmo 19:14. 

 Ver capítulos anteriores del Taller de Autoestima

Del Taller de Autoestima de Juan Carlos Fernández. Capítulo 345 Volumén 7:  Como Trabajar el Subconciente P6"Manifestaciones del Subconciente"

Tienes que ver esto también




No hay comentarios :

Publicar Comentario: