miércoles, 13 de mayo de 2015

El test del atardecer

Si pudieras  estar presente en uno de estos 6 atardeceres ¿cuál elegirías?. elige el tuyo. A continuación descubre su significado en tu vida.
1. Libre e inquieta: Te caracterizas por ser una persona que a cada momento está planeando su próxima gran aventura: ya sea un viaje, una fiesta, una reunión con amigos o cualquier situación que te divierta y estimule. Tienes una gran creatividad y una estrella que tarde o temprano te permite conseguir todo aquello que te propones. Tu principal reto es confiar en tu talento, pues aunque eres una persona llena de características maravillosas, te identificas mucho más con aquello que te falta que con todo lo que eres y tienes. Recuerda que se vive un día a la vez y que el futuro es el resultado de como vivas y entiendas tu presente.

2. Creativa y temperamental:
 Te caracterizas por ser una persona con una sensibilidad enorme, que te permite crear lazos de amistad muy rápidos con las demás personas e incluso con algunos animales. Tienes la bondad y el amor suficiente que te permite alegrarte con los triunfos de los demás y apoyarlos en sus momentos tristes. Tu sensibilidad te ha dotado de una manera especial de ver y entender el mundo y por esta razón, cada cosa que haces tiene tu sello característico. Tu principal reto es equilibrar tus emociones, pues eres muy susceptible de cambiar de estado de ánimo con mucha rapidez, afectando tu rendimiento, tu entorno y tu relación con el mundo. Cada que sientas que algo cambia dentro de ti, recuerda indagar los motivos, entender las causas y actuar de modo que logres tu propio equilibrio y equilibrio en tu relación con los demás.

3. Dirigente y apasionada: Te caracterizas por ser una persona comprometida con tu crecimiento personal, desarrollarte en la vida y ser cada vez mejor, al mismo tiempo que quieres ser un modelo que pueda guiar e inspirar a más personas. Pones mucho amor, energía y pasión en todo lo que haces, en algunos casos llegando incluso a sobrepasar tus propios límites físicos y emocionales, viéndose afectado la calidad de tu vida y de tu trabajo. Tu principal reto es aprender a regalarte momentos de tranquilidad para para restaurar tu alma, estar contigo mismo y disfrutar de las cosas sencillas, pues de esta manera podrás recargarte de energía, reducir tu estrés, y avanzar con paso más firme y seguro hacia tus metas y propósitos.

4. Persistente y con propósitos:  eres una persona que se caracteriza por caminar con paso firme y decido hacia sus sueños, y que sabe que algunas veces hay que atravesar la lluvia para dirigirse hacia el sol. Eres naturalmente orientada al logro y es de ahí donde nace tu principal reto: aprender a ser paciente y fluir con el ritmo de la vida. Recuerda que algunas cosas en la vida toman tiempo: 9 madres no hacen un bebé en un mes. Trabaja con amor y pasión pero respeta tus límites. Recuerda que todo aquello que debe ser, será y sucederá naturalmente. Articulo recomendado: 7 pasos para aceptar y fluir: leer aquí.

5. Analítica e innovadora: Te caracterizas por ser una persona racional, inteligente y muy metódica. Analizas siempre cada una de tus posibilidades y generalmente no tomas decisiones hasta que no tengas suficientes argumentos que te aseguren que estas tomando la decisión indicada. Es probable que disfrutes el tiempo a solas y que en algunas ocasiones seas intolerante con aquellos que no comparten tus razones, y es justamente ahí donde está tu gran reto. Recuerda que todos aquellos que te guían o aconsejas, lo hacen con amor, porque les importas (más allá de si sus consejos son o no son buenos). Ser tolerante alegrará y alivianará tu vida y sin duda mejorará tu relación con los demás.
6. Protectora y bondadosa: Eres una persona que se caracteriza por su amor e interés sincero hacia los demás. Crees en el poder de la colaboración y el interés común, lo cual te hace una persona muy justa, diligente, conciliadora y muy buena líder. Tu principal reto radica en balancear en tu vida el tiempo que le dedicas a los demás y el tiempo que te dedicas a ti, pues en algunos casos tu excesiva dedicación por los otros podría generar episodios donde desatiendes incluso tus necesidades más importantes. Recuerda que las personas te quieren por lo que eres, y no por lo que les das, y que la única y mejor manera de hacer algo por los demás es primero estando bien tú.



Fuente: Noticia Mundial

Tienes que ver esto también




No hay comentarios :

Publicar Comentario: