sábado, 7 de marzo de 2015

Test: ¿Eres sobreprotectora con tus hijos?


Investiga cuál es el tipo de educación que les das a tus hijos, al realizar este test sabrás si eres permisiva o sobreprotectora.

Muchas veces el gran cariño que se le tiene a los hijos y el deseo de que no les pase nada malo, nos hace convertirnos en padres sobreprotectores que no dejan que tomen sus propias decisiones y enfrenten el mundo con una visión propia y responsable de acuerdo a lo aprendido por sus errores y aciertos.

No está mal que como madre los cuides y protejas pero sí que sobrepases ese límite, pues si les has dado una buena educación, valores y los dejas conocer las consecuencias de sus actos, no tienes de qué preocuparte, sólo debes guiarlos y tener confianza en ellos.

Averigua si tú eres una madre sobreprotectora con el siguiente test, toma papel y lápiz para anotar tus respuestas:

1. Cuando alguien le hace una pregunta a mi hijo, yo:
  1. Contesto por él para que comprendan todo muy claramente
  2. Contesta él mismo
  3. Contesta él mismo, pero yo aclaro lo que quiso decir
2. Si algún niño lo molesta, yo:
  1. Lo defiendo
  2. Le incito a que me comente la situación y lo aliento a defenderse él mismo
  3. Le digo qué debe decirle, y a veces intervengo o pongo mala cara
3. ¿Quién se encarga de los cuidados personales y de higiene de tu hijo? (Bañarse, comer, peinarse, vestirse, recoger su ropa)
  1. Yo, él no sabe cómo hacerlo
  2. Él, pero si no tiene la habilidad suficiente por su edad yo le ayudo
  3. A veces él, a veces yo
4. Muy frecuentemente me pongo en contacto con el director o profesor de la escuela de mi hijo para saber su evolución
  1. Sí, por supuesto mi hijo no puede defenderse solo
  2. No, si no me llaman
  3. Sólo cuando es necesario
5. ¿Tu hijo hace solo las tareas?
  1. Muchas veces las hago yo porque no las hace como debe
  2. Las hace él
  3. Tengo que estar insistiendo y estar presente para que las haga bien
6. ¿Qué es lo que hago cuando mi hijo me pide permiso para salir con sus amigos?
  1. No lo dejo ir o hablo con sus padres antes porque no los conozco
  2. Lo dejo ir, si no hay problema
  3. Lo dejo ir, pero me paso toda la tarde preocupada porque prefiero conocerlos antes
7. Si mi hijo comente un error, yo:
  1. No se lo cuento a nadie, no tienen por qué enterarse
  2. Si no hay de otra, se lo cuento a los demás.
  3. Si surge el tema, lo cuento pues debe de aprender a asumir las consecuencias

Resultados:

Mayoría de A: Sobreprotectora. Los riesgos y peligros siempre están presentes, pero debes tratar de dejar de lado tus miedos y querer controlarlo todo, deja que tus hijos aprendan de sus propios errores.


Mayoría de B: Permisiva. Dejas que tu hijo tenga autonomía, eso es bueno porque crecerá con confianza y seguridad en sí mismo, sólo no te alejes demasiado para que no se sienta solo.

Mayoría de C: Algo sobreprotectora. En ocasiones sale tu lado sobreprotector, sólo relájate y hazle saber que lo apoyas y puede confiar en ti, sin necesidad de estar cuidándolo todo el tiempo.

Recuerda que el trabajo de ser madre lo vas aprendiendo día con día y se vale rectificar. Identifica qué es lo que estás haciendo y cambia los hábitos que no estén ayudando del todo al desarrollo de tus hijos.

Fuente: Everydayme México

Tienes que ver esto también




No hay comentarios :

Publicar Comentario: