domingo, 1 de marzo de 2015

El secreto del Chi Kung para sanar tú corazón

I.-Tomar consciencia de nuestro Corazón:

El corazón es un órgano muscular hueco que se encuentra casi en el centro del tórax, hacia la izquierda. Su función principal es la de controlar y regular el flujo sanguíneo, bombeando la sangre, llena de oxígeno y nutrientes, a través de los vasos sanguíneos, hacia los tejidos corporales.


Los latidos del corazón de un adulto oscilan, normalmente, entre 60 y 100 veces por minuto. Los de un bebé pueden llegar hasta 190 veces por minuto.

El sistema cardiovascular comprende el corazón y los vasos sanguíneos y es responsable de la circulación de la sangre en todo el cuerpo. Un sistema cardiovascular sano es vital para aportar oxígeno y nutrientes al organismo.
El corazón conserva la Alegría. El exceso de alegría o el pesimismo, se asocian al corazón. 

Desde la medicina china, el Corazón además de cumplir con sus funciones de regulador y controlador del flujo sanguíneo, también desempeña la función de transformar el Chi de los alimentos en sangre y de controlar los flujos corporales. Además controla el Shen, la fuerza que moldea nuestra personalidad, manteniendo nuestro equilibrio psíquico.

La lengua está relacionada directamente con el corazón. Se dice, en medicina china, que “el corazón se abre en la lengua” y que “la lengua es el espejo del corazón” (cuando hay estancamiento de sangre, el color de la lengua es violáceo)

Una tez sonrosada y unas extremidades calientes indican un buen funcionamiento del corazón.

El corazón conserva la Alegría. El exceso de alegría o el pesimismo, se asocian al corazón. Los sentimientos de Amor, al igual que los negativos de odio, orgullo, desprecio, rencores…están asociados al corazón.
El equilibrio del Chi en el corazón se considera básico para el mantenimiento de la salud física y mental.

II.-Ejercicios Curativos de Chi Kung :
Ejercicio 1. Envío de energía.
Busca un lugar tranquilo y silencioso. Siéntate en postura de meditación, con piernas cruzadas, o bien en un banquito, en una silla con la espalda erguida, en un sillón, o echado sobre un sofá o cama. Tambien puedes hacerlo en postura wu chi (ver Aquí).Cierra los ojos y haz un ejercicio de relajación y de armonización de cuerpo y mente. Una vez sintonizada tu mente con tu cuerpo, entra en sintonía con la naturaleza, con el chi cósmico

1.-Centra tu atención en tu Corazón.
Sonríele internamente y agradécele las funciones que desarrolla en tu cuerpo, animándolo a curarse (si estuviera enfermo) para seguir cumpliendo con su cometido.

2.-Frota las palmas de las manos y colócalas sobre la zona del Corazón.

a) Imagina una corriente de energía que sale de tus manos y se introduce en tu corazón, durante unos tres minutos. (no estés pendiente del reloj, mejor cuenta unas doce respiraciones, si te ayuda).
b) Visualiza ahora, durante otros tres minutos, cómo tu corazón capta la energía curativa que viene a través de tus manos y cómo se va regenerando, cargándose de chi.

3.-Visualiza tu Corazón sano, potente, impulsando la sangre y el chi, sin obstáculos.


Ejercicio 2. Sonido curativo del Corazón
El médico chino Sun Si Miao, en el  siglo VII de nuestra era, expuso la teoría de los 6 sonidos curativos. Cada uno de nuestros órganos vibra a una determinada frecuencia, por lo que, emitiendo determinados sonidos, podemos sanarlo, al equilibrar su energía ying yang, con la vibración emitida.

Uno de los sonidos con cuya vibración sintoniza el Corazón es Haaaaaa….

De pie, en postura wu chi (ver imagen) o sentado en una silla, preferentemente, con los brazos relajados colgando en los costados, relájate. Armoniza tu corazón y calma tu mente.

Imagen: Reiki Heiwa

1.- Centra tu atención en tu Corazón. Agradécele las funciones que realiza para ti. Sonríele internamente.

2.-Vacía el aire de tus pulmones y, al tiempo que inspiras, levanta los brazos, lateralmente, con las palmas hacia arriba hasta que se encuentren sobre tu cabeza, entrelaza los dedos y gira tus manos con las palmas hacia el cielo, estira los brazos inclinándote ligeramente hacia el lado derecho (así facilitas la expansión del Corazón), al tiempo que miras hacia arriba, emitiendo, mientras espiras, el sonido HAAAAAA… Al expulsar el aire expulsa también los sentimientos de odio, rencores, orgullo, desprecio…, asociados a tu Corazón y que tanto lo dañan. Al terminar la espiración, baja los brazos a los costados.

3.- En esta posición de reposo, durante un minuto, el tiempo aproximado de tres respiraciones, sonríele a tu corazón, internamente, al tiempo que lo envuelves en una luz roja. Envíale sentimientos de amor.
(El ejercicio se repite durante 3, 6 o 9 veces, con su correspondiente intervalo, si lo haces en plan preventivo. Si tienes diagnosticada alguna alteración de tu corazón, debes hacerlo 9 veces, mínimo, mejor 36, para conseguir su curación



El sonido no es necesario que sea externo. Debe dirigirse hacia el corazón, para que reciba la vibración.

Cuando estés en un lugar en donde no puedas hacer el ejercicio con los brazos, (guardando turno para pagar en un comercio, con tu coche en un atasco o en una sala de espera, por ejemplo), haz el ejercicio, sin movimiento, emitiendo el sonido, de forma subvocal, para ti, para tu corazón).


Vídeo Relacionado: 


Tomado de Sincrodestino

Tienes que ver esto también




2 comentarios :

  1. me encanto el ejercicio del corazon! Esta enfermo de emociones tristes! Gracias desde el corazon!!

    ResponderEliminar
  2. gracias desde el corazon! Realice el ejercicio y lo hare de ahora en mas!!

    ResponderEliminar

Publicar Comentario: