lunes, 19 de enero de 2015

Mercurio retrógrado en Acuario del 21 de Enero al 11 de Febrero 2015


"El dios de la retrogresión", como gusta llamarlo Erin Sullivan, inicia el miércoles 21 su primer movimiento retrógrado del año en Acuario, un signo de Aire, finalizando el 11 de febrero.

Este año, Mercurio hará su andadura hacia atrás en los signos de Aire, elemento asociado a las relaciones y al intelecto, por lo que serán estas áreas las que serán puestas a prueba para que las revisemos bien. Todo lo que no esté basado en la reciprocidad, es decir, en una relación en la que se da y recibe en el mismo nivel, de manera horizontal, tendrán su particular punto de crisis para hacer los reajustes necesarios, corregir, verbalizar, hacerse entender y lograr una mayor fluidez desde la igualdad y desde el amor entendido como un equilibrio en el que ambos, o varios si estamos en un grupo, nos complementamos y nos damos desde la espontaneidad y desde lo que queremos hacer, y no desde las carencias afectivas. Acuario rige tradicionalmente a los amigos, y es muy probable que este sea el foco de atención durante este retrógrado, aunque afectará ya de forma particular a la Casa en la que tengamos a Acuario en la carta natal: si es la Casa IV, las relaciones que han de revisarse tendrán que ver tal vez con mi padre o mi familia de origen; si es la III, con mis hermanos, compañeros de clase o trabajo, etc; y así, en función del lugar por donde Mercurio ande al revés.

En el mito, Hermes decidió robar el ganado de Apolo (Sol) haciendo que retrocediera mirando hacia adelante, de modo que las huellas de los animales señalaran el camino inverso al que habían hecho en realidad. De este modo, la retrogresión es una manera de engañar a la conciencia solar, a nuestra conciencia, y a nuestro ego. Apolo se tenía como el hijo predilecto de Zeus (y lo era) hasta que llegó Hermes, quien también se convirtió en el ojito derecho del padre divino. Es por ello que una de las tretas de Mercurio retrógrado es acabar con la arrogancia del yo, o con la prepotencia de creerse único. Ante Zeus, Apolo aceptó que Hermes también estuviera ahí, y el dios de los dioses no solo le devolvió el rebaño al dios solar, sino que concedió dones a ambos, a Apolo y a Hermes. Este es el sentido mitológico de la retrogresión de Mercurio, por lo que algo hemos de aprender acerca de nuestra posible presunción o el no tener en cuenta a los otros.

Aunque el retrógrado de Mercurio empieza el 21 de enero, el periodo de sombra de este planeta está activo desde el pasado día 6, y se extenderá más allá del 11 de febrero, hasta el 4 de marzo. Por tanto, y aunque el núcleo de este tránsito se limita a los días de retrogresión, conviene que nos andemos con cuidado todo el tiempo de sombra, porque nos ha dado el anticipo de lo que vamos a trabajar ahora, y, una vez que Mercurio se ponga directo, nos irá mostrando las conclusiones de lo que hemos aprendido durante el tránsito retrógrado. 

Todo Mercurio retrógrado indica que es un buen momento para rehacer, repensar, revalorizar, revaluar, y todo lo que empiece por el prefijo "re-". Es un buen momento para ponerse al día con las cosas, para completar proyectos inconclusos, para escribir eso que hace tiempo se tiene la intención de escribir o pagar esa deuda de hace meses, y, en general, para revalorizar los asuntos de la Casa por donde Mercurio esté moviéndose hacia atrás y planear el próximo movimiento en ese ámbito. La Casa natal de nuestro Mercurio es también un dato de lo que hemos de repensar o revisar durante el retrógrado de este planeta. Quizá no sea el momento adecuado para emprender la acción y llevar a cabo un plan, pero sí lo es para planificar lo que se hará cuando vuelva a ponerse directo. Incluso es probable que os encontréis con personas de vuestro pasado (sobre todo si os cae ahora en una Casa de Agua) con quienes os ha quedado pendiente algo que es preciso terminar o completar. Puede pasar la conciencia o la atención se vuelvan de modo natural hacia adentro, y esto permite un mayor acceso a los contenidos del inconsciente, permitiendo así explorar e integrar sentimientos hasta entonces ocultos o sepultados.

Cuando Mercurio retrograda en signos de Aire, lo que se plantea es el significado de las relaciones en mi vida. De algún modo, el ciclo en Aire destaca las técnicas  que cada cual emplea habitualmente en el manejo de sus relaciones con el fin de observarlas y reajustarlas. Mercurio retrógrado en Aire puede suscitar una insatisfacción aguda en el seno del medio social. El tono general es de evaluación de lo que uno aporta y devuelve en todo lo que tiene que ver con las relaciones. Puede ser que durante los tres meses últimos las relaciones no hayan sido muy claras. Al ventilar antiguos problemas y pensar en las dificultades que se tienen con los amigos, la familia y otras relaciones, se alivia el estrés inconsciente.

Las pequeñas irritaciones que se generan con mayor frecuencia durante el retrógrado en Aire son: citas no cumplidas, documentos perdidos, mecanismos que fallan, promesas rotas, información bienintencionada pero que despista y cosas semejantes. 

Como dice la Astrología tradicional, este es probablemente el peor momento posible para comprar máquinas: coches, ordenadores, teléfonos móviles, o cualquier cosa que se pueda considerar una extensión mecánica de la propia mente o red de comunicaciones. Sin embargo, es un buen momento para investigar lo que se necesita en cuanto a recursos mecánicos; cuando Mercurio se ponga directo, se encontrará lo que se necesita. Procuremos evitar los acuerdos, a menos que estemos preparados para aceptar una alternativa al plan originario e incluso una inversión de los acontecimientos con el cambio de dirección de Mercurio. Lo mejor es usar este periodo para hacer una lista de objetivos a largo plazo; cuando Mercurio se ponga directo será el momento para que se vayan cumpliendo poco a poco, siempre que esos objetivos tengan que ver con mejorar la calidad de nuestras relaciones y comunicaciones.

Los signos más afectados serán los Fijos (Acuario, Tauro, Leo y Escorpio), tengamos el Sol u otros planetas o ángulos en ellos. Para los otros dos signos de Aire, Géminis y Libra, también será un periodo frustrante de alguna manera, aunque se tendrá las herramientas para lidiar con las travesuras de Mercurio más fácilmente que en el caso de los signos Fijos. Aries y Sagitario también podrán hacerse con más pericia con los contratiempos de este Mercurio retrógrado.

Fuentes: Los planetas interiores, de Howard Sasportas y Liz Greene; Los planetas retrógrados, de Erin Sullivan; y Rafa Cañete.


SINCRONÍZATE EN RETROCESO

No le lleves la contraria a Mercurio retrógrado porque puedes salir con las tablas en la cabeza. Palabras más, palabras menos, eso es lo que sugiere el astrólogo Pedro González Silva. Él recomienda manejar con prudencia esta fase planetaria para evitar que se estanquen o se trunquen las relaciones y los proyectos.

“Nada de firmar contratos, emprender un negocio o tomar decisiones muy importantes. Tampoco estrenar un carro, una casa o un empleo”. Aclara que cuando no hay vuelta atrás y el tema es inevitable, lo ideal es sincronizarnos con Mercurio y dar unos pasos en retroceso.

Para ilustrar con ejemplos, dice que “si estrenas carro debes arrancar en retroceso. Si te tienes que mudar, entra a tu nueva casa caminando hacia atrás. Y si de un nuevo empleo se trata, debes hacer lo mismo aunque en la oficina te miren con cara de sorpresa. Ya tendrás oportunidad de echarles el cuento…”

Fuente: Revista Dominical Venezuela

Mercurio en 2015 estará retrógrado en estas tres ocasiones:

En este año 2015, Mercurio, el astro de las comunicaciones y los procesos mentales, tendrá su fase de retrogradación o retroceso en el zodíaco, en tres ocasiones, y en los signos del elemento aire, el cual es el más compatible con las características de este planeta.

El elemento aire se relaciona precisamente con las ideas, con la comunicación; a través de este elemento se dan los cambios de manera más favorable por su ligereza y flexibilidad, sin embargo, al igual que los demás, también tiene sus peligros, sus furias huracanadas.

Si bien Mercurio en el elemento aire fluye mejor, las comunicaciones son más efectivas, también puede ocurrir que los efectos negativos en su fase de retroceso tengan más alcance; por ejemplo, un chisme o una falsedad puede llegar a tener más divulgación de lo normal; podemos llegar a actuar con demasiada ligereza; pero también es favorable para remover y potenciar nuestros procesos creativos, y puede indicar cambio en nuestras ideas o forma de pensar.

Mercurio en 2015 estará retrógrado en estas tres ocasiones:

En Acuario: del 21 enero al 11 de febrero 2015
Puede favorecer ideas geniales, muy creativas, innovadoras, inventos, pero puede traer reacciones abruptas, decisiones precipitadas o demasiado arriesgadas. Ojo con celulares o computadoras.


En Géminis: del 18 de mayo al 11 de junio 2015
Puede traer innovaciones en medios de comunicación, pero puede provocar exceso de chismes, engaños o estafas. Ojo al manejar, o en compra de vehículos.

En Libra: del 17 de septiembre al 09 de octubre 2015
Puede favorecer reencuentros, reconciliaciones, creatividad para obras literarias, diseño o artes plásticas, pero puede traer hipocresías, exceso de indecisión y rupturas de pareja o amistades.

En líneas generales, siempre aconsejamos que mientras Mercurio esté retrógrado no es bueno estrenar vehículo, vivienda, ni comenzar en un nuevo empleo.

Se puede hacer los trámites para el vehículo y estrenarlo luego; en el caso de la vivienda se puede buscar, negociar, firmar una opción de compra, pero la compra definitiva debe ser después; se puede gestionar un nuevo empleo pero dejar el inicio para cuando acabe de retroceder Mercurio.

Fuente: Infomistico 




Tienes que ver esto también




No hay comentarios :

Publicar Comentario: