sábado, 13 de diciembre de 2014

Dime como saludas y te diré como eres

La imagen también es cuestión de tacto: "Una mano blanda refleja falta de carácter y seguridad”

Está comprobado que en el mundo de los negocios saludamos en promedio a más de cinco personas al día; este número aumenta si tu profesión son las ventas o tienes trato directo con clientes. Todo el tiempo la forma en cómo saludas comunica a los demás tu personalidad y carácter. De ahí la importancia de saber cómo saludar correctamente y evitar proyectar una mala imagen.

Pero, ¿qué tipo de saludos existen y qué comunica cada uno de ellos?
a) Saludo mano de pescado

Este saludo es perfectamente recomendable si deseas proyectar nerviosismo e inseguridad. Se logra fácilmente al humedecer (generalmente por el sudor) las palmas de las manos y semejar que es un pescado que se resbala por la mano de nuestro interlocutor.


b) De princesa

Este tipo de saludo es más frecuente en las mujeres, aunque en la práctica uno que otro hombre despistado lo hace. Este tipo de saludo es recomendable cuando quieres comunicar que nadie te merece y esperas el reconocimiento de todos. Se logra cuando únicamente ofreces a tu interlocutor la punta de tus dedos como lo haría una princesa.


c) El triturador

Este tipo de saludo es el mejor para todos aquellos que desean proyectar agresividad e intimidar a su interlocutor con sólo triturar su mano al ejercer más fuerza de la debida al momento de estrechar la mano.


d) Sandwich

Este tipo de saludo es ideal para comunicar que te gusta invadir el espacio íntimo de la otra persona sin pedir permiso. Es un gesto de mucho afecto que sólo se permite entre viejos amigos. Lo logras al abrazar con tus dos manos la mano de tu interlocutor a modo de hacerle sandwich.

Los expertos aseguran que en el protocolo, el saludo es un pilar básico en la educación de las personas porque revela muchos detalles sobre el carácter y la buena formación de un individuo. Así que te daremos varios tips para que tengas mejor oportunidad de caer bien a los demás.
1.- Sonríe: Una sonrisa o un gesto agradable es el mejor acompañante del saludo. Aunque éste sea por pura cortesía o compromiso, debe ir con una expresión cordial. Las personas amables siempre tienen mejores oportunidades de caer bien a los demás, que las que no son amables

2.- Éxito: Los expertos en protocolo señalan que un saludo correcto puede ser la puerta de entrada a una relación de éxito. La seguridad y firmeza con que se da la mano es fundamental para causar una buena impresión. Aprender a dar la mano es prioritario para cualquier persona, teniendo en cuenta que es el saludo más extendido y utilizado en todo el mundo. Los especialistas en el tema opinan que un apretón de manos largo y fuerte significa determinación, fuerza y rivalidad.

3.- Altura: Si alguien intenta dar la mano en posición de superioridad, suele darla a una altura mayor que la de la otra persona. Al poner la mano de la otra persona sobre la suya quiere dar entender esa posición dominante.

 4.- Inferioridad: Si la mano se extiende a una altura muy baja, es decir, por debajo de la otra mano, significa temor, timidez, falta de confianza, e incluso, algunos expertos indican, que puede significar posición de inferioridad.


5.- Fraternidad: Cuando en un saludo ambas manos se estrechan a la misma altura significa, igualdad, equivalencia de posiciones, fraternidad.

Finalmente, la negación del saludo es una forma de mostrar hostilidad respecto a la otra persona o grupo de personas. “Hacer omisión de una forma socialmente entendida como de cortesía, supone una actitud negativa hacia esa persona o colectivo y en el caso del saludo superficial o de cortesía, supone un acto de mala educación”, opinan los especialistas en protocolo. Recuerda que el saludo no se le niega a nadie y puede abrir muchas puertas. Y tú, ¿cómo saludas a tus semejantes?


Fuente: Tu espacio por Claudia Elizabeth Solis

Tienes que ver esto también




No hay comentarios :

Publicar Comentario: