sábado, 15 de noviembre de 2014

Consejo sabio...

No te preocupes por nada, ya estás en el camino, mi fuerza está en ti y tú caminas conmigo. Nada especial has de hacer, tu presencia es lo que importa, aunque hables, aunque calles, la vida es la que te arropa.

Somos todos unidad y estamos encadenados, con más o menos conciencia, el amor está a tu lado y hay muchos que sin saber están poniendo su grano. Esta vida se soporta de grandes y pequeñas gotas, así se forma el océano así se inunda el ahora.

Aunque no sepas que hacer, tu corriente ya lo hace, desde el mundo de los sueños tú ya tienes tu bagaje y día a día vas aprendiendo de quien crees que nada sabe.

Los que están a tu alrededor, aunque parezcan dormidos, es importante su voz, es importante su aullido, que aunque lobos parecen, su labor es un alivio, equilibran energías y van caminando contigo.

Nada es superficial, nada es lo que aparenta, tú crees que nada se hace y se lía tu cabeza, y aunque es grande tu fe, te faltan aún certezas, porque crees no saber que hacer y eso anuda tus pruebas.

No son pruebas reales, son pruebas que tú te haces, desde el amor no se pide cosas que no están al alcance, en el amor todo es sencillo en el amor todo se sabe y esa inquietud que tienes, no es real de dónde sale, porque quisieras hacer mucho más de lo que haces, y lo que haces está bien porque haces lo que sabes.

No esperes nada especial, ni grandes acontecimientos, todo es muy natural y no hay tantos misterios, vivir, vivir, vivir, y no morir en el intento.

Sé tu misma, como eres, eso ya es importante, no necesitas más que el amor de cada instante, comprender y tolerar y esa es la mejor base, es la clave caminar y amar pase lo que pase, el amor es natural que nunca juzga lo que hace.

Alegra tu corazón y sonríe a cada paso, aunque no temes a nada, este consejo es muy sabio.

Desconozco el autor

Tienes que ver esto también




No hay comentarios :

Publicar Comentario: