miércoles, 15 de octubre de 2014

Sentimientos buenos y malos


Sentimientos buenos y malos

Como en todo lo demás en la vida, tus sentimientos pueden ser positivos o negativos; tienes sentimientos buenos o sentimientos malos. ¡Todos los sentimientos buenos vienen del amor! Y todos los sentimientos negativos vienen de la falta de amor. Mientras mejor te sientes, como cuando estás contento, mayor será el amor que das. Y mientras más amor das, más recibes.

Mientras peor te sientes, como cuando te sientes desanimado, mayor será la negatividad a la que das salida. Y mientras más negatividad das, más negatividad recibes de vuelta en la vida. La razón por la que los sentimientos negativos te hacen sentir tan mal es que el amor es la fuerza positiva de la vida, ¡y los sentimientos negativos no contienen mucho amor!

Mientras mejor te sientes, mejor se pone la vida.

Mientras peor te sientes, peor se pone la vida... hasta que cambias tu manera de sentir.

Cuando te sientes bien, automáticamente tus pensamientos son buenos también. ¡No puedes sentirte bien y al mismo tiempo tener pensamientos negativos! De igual manera, es imposible para ti sentirte mal y al mismo tiempo tener buenos pensamientos.

Cómo te sientes es una reflexión exacta, una medida precisa del más alto grado de lo que estás dando en cualquier momento. Cuando te sientes bien, no tienes que preocuparte de ninguna otra cosa porque tus pensamientos, palabras y acciones serán buenos. Simplemente por sentirte bien tienes la garantía de estar dando amor, ¡y todo ese amor tiene que regresar a ti!



Sentirse bien significa sentirse bien

La mayoría de las personas entienden cómo se siente uno cuando se siente bien o muy mal, pero no se dan cuenta de que viven con sentimientos negativos durante mucho tiempo. Piensan que sentirse mal significa sentir una negatividad extrema, como la tristeza, el duelo, la ira o el miedo, pero, aunque sentirse mal incluye todos esos sentimientos, los sentimientos negativos se producen en muchos grados.

Si te sientes "más o menos bien" la mayor parte del tiempo, puedes pensar que sentirse "más o menos bien" es un sentimiento positivo porque no te sientes realmente mal. Si te has estado sintiendo realmente mal y ahora te sientes más o menos bien, es mucho mejor que sentirse muy mal. Pero sentirse más o menos bien la mayor parte del tiempo es un sentimiento negativo, porque sentirse más o menos bien no es sentirse bien. ¡Sentirse bien significa sentirse bien! Los sentimientos buenos significan que eres feliz, estás contento, emocionado, entusiasmado o apasionado. Cuando te sientes más o menos bien, promedio o no estás sintiendo mucho de nada, ¡entonces tu vida estará más o menos bien, promedio o sin mucho de nada! Esa no es una buena vida. Los buenos sentimientos significan que te sientes muy bien, ¡y sentirte muy bien es lo que te trae una vida muy buena!

"La medida del amor es el amor sin medida".
San Bernardo de Clairvaux (1090-1153)
MONJE Y MÍSTICO CRISTIANO



Cuando estás contento, estás generando alegría y recibirás de vuelta experiencias alegres, situaciones de gozo y gente contenta dondequiera que vas. Desde la más pequeña experiencia de escuchar tu canción favorita en la radio hasta experiencias mayores de recibir un aumento de sueldo, todas las circunstancias que vives constituyen la ley de atracción respondiendo a tu sentimiento de alegría. Cuando te sientes irritado, estás dando irritación y recibirás de vuelta experiencias irritables, situaciones irritables y personas irritables dondequiera que vas. Desde la pequeña irritación de un mosquito hasta la irritación mayor de que se te dañe el automóvil, todas estas experiencias constituyen la ley de atracción respondiendo a tu irritación.

Cada sentimiento bueno te une a la fuerza del amor, porque el amor es la fuente de todos los sentimientos buenos. Los sentimientos de entusiasmo, emoción y pasión vienen del amor, y cuando sientes alguno de estos sentimientos de manera constante, te dan una vida llena de cosas entusiastas, emocionantes y apasionadas.

Puedes aprovechar al máximo el poder de un buen sentimiento subiéndole el volumen. Para subirle el volumen a un sentimiento toma control sobre él y de manera deliberada intensifícalo para sentirte lo mejor posible. Para amplificar el entusiasmo, deléitate en el sentimiento de entusiasmo; ¡aprovéchalo al máximo sintiéndolo con intensidad! Cuando sientes pasión o emoción, deléitate en esos sentimientos e intensifícalos con la mayor profundidad posible. Mientras más amplificas tus buenos sentimientos, mayor será el amor que das, y los resultados que recibirás de vuelta en tu vida no serán menos que espectaculares.

Cuando estás sintiendo algún sentimiento bueno, puedes amplificarlos buscando cosas que amas. Antes de sentarme a escribir este libro, utilizaba varios minutos cada día amplificando mis buenos sentimientos. Para amplificar mis buenos sentimientos, pensaba en las cosas que amo. Contaba incesantemente las cosas que amo una detrás de otra: mi familia, mis amigos, mi hogar, las flores del jardín, el tiempo, los colores, las situaciones, los hechos y las cosas que amo que ocurrieron durante la semana, el mes o el año. Continué haciendo una lista mental de todas las cosas que amo hasta que me sentí fenomenal. Entonces me senté a escribir. Así de fácil es amplificar tus buenos sentimientos, y lo puedes hacer dondequiera, a cualquier hora.

Extracto de "El Poder" de Rhonda Byrne

Tienes que ver esto también




No hay comentarios :

Publicar Comentario: