jueves, 16 de octubre de 2014

Dormir mal engorda


Quizá tu guerra con esos 5 kilos demás no se trate de dietas ni de ejercicios excesivos, sino tan sólo de volver a tener un horario de dormir.

Si duermes menos de 6 horas por noche, eres parte lo que los especialistas llaman "el sueño corto." Un hábito terrible que, dado nuestro estilo de vida en común, nos impide dormir (y, muchas veces, también despertarnos) a nuestras horas.

Quizá sea una rutina que ya forma parte de tu vida. Pero, ¿sabías que podría ser también la causa de que no pierdas elimines esos kilos demás que ya tienes en la mira?

En un estudio que duró 7 años, de 7022 personas de mediana edad, los investigadores determinaron que aquellas mujeres que padecían de problemas del sueño, estaban más propensas a sufrir de un aumento de peso. (Un aumento de pesos señalado como de 5 kilos o más.)

Pero esto no es todo. Las bases sobre las 3 bases de toda pérdida de peso exitosa: quemar calorías, comer menos y resistirse a los antojos, han resultado exactamente al revés debido a la falta de sueño. Y está fundamentado por la ciencia:

SI DUERMES MENOS, QUEMAS MENOS CALORÍAS

En el departamento de neuroendocrinología de la Universidad de Lübeck en Alemania, publicado en el Diario Americano de Nutrición Clínica, tomó un historia en que un grupo de hombres debía dejar de dormir durante una noche luego de haber dormido 12 horas la noche anterior.

Luego, les exhibieron comidas ostentosas en un buffette que no pudieron resistir.

Sin embargo, los resultados eran claros: las personas eliminaban 5% menos calorías que cuando dormían a sus horas, e ingerían 20% más calorías que en cualquier otro desayuno.

SI DUERMES MENOS, TE DAN MÁS ANTOJOS

Pero el descubrimiento del siglo ha sido que si no duermes al menos 7 horas diariamente, tus hormonas comienzan a tener un descontrol que ni siquiera el mejor dietista podrá poner en orden. Esto ocurre debido a la ghrelina, que es la hormona que nos indica qué comer.

El deber de la ghrelina es producir grasa y elevarnos los niveles del apetito con la intención de "nutrirnos." En nuestros primeros 15 años de vida, esto es fabuloso; sin embargo, conforme vas creciendo, la ghrelina va provocando severos casos de obesidad en adultos que ni serán tan fáciles de controlar como en adolescentes.

SI DUERMES MENOS, COMES MÁS

En una de las sesiones de la Asociación Americana del Corazón en el año 2011, se comprobó que las mujeres que dormían tan sólo 4 horasdurante la noche, ingerían 329 calorías más durante un par de días que las que lograban dormir 9 horas. (Los hombres consumían 263 calorías más.)


Y, además, se realizó un segundo estudio con 11 voluntarios que debían dividir su jornada de sueño en 2 partes: en la primera, dormirían 5 horas y media y en la segunda, dormirían 8 horas y media. Con estas pruebas, se llegó a la conclusión de que, al ser privados de su sueño, los voluntarios acudían a un snack nocturno que, casi siempre, contenía carbohidratos en su consistencia.

Fuente: UEPA

Tienes que ver esto también




No hay comentarios :

Publicar Comentario: