sábado, 13 de septiembre de 2014

Tus Deseos son Energia

"El Universo no te da lo que crees merecer, sino lo que sientes merecer"  -Juan Carlos Fernández


Presentaremos cómo opera la energía y la importancia - ¡y la importancia de su importancia! Empezaremos con los "por qué," pues es la pregunta favorita de mucha gente. “¡Por qué, por qué, por qué!," Por lo tanto, exploraremos la pregunta "por qué."

Cuando viven algunas experiencias que no les gustan o que no quieren, su primera pregunta es por qué: ¿porqué estoy pasando esto?, ¿por qué creé eso?, ¿por qué estoy creando esto?. La segunda pregunta es "¿Si yo creé esto, fué que yo quería?, ¿cómo es posible? Y lo que verdaderamente deseo ¿porqué no se da?. ….mmmm…. Tal vez lo que quería meramente pensé que lo quería, pero no lo debo haber querido, porque no lo creé." Con eso, vuelven ese ¿por qué? sobre ustedes enredándonos de preguntas con el por qué.

El ¿porqué? Se nos revierte, ya que enfoca nuestra mente y energía en lo que no deseo atrayendo más de los mismo y nos aleja de enfocarnos en la solución.

 La respuesta inicial a las experiencias que no les gustan es culpar alguna persona, circunstancia, elemento fuera de ustedes ó hasta Dios. Cuando generan respuestas que argumentan la inocencia de ustedes y la culpabilidad del exterior hacen lo inverso. "No es posible que yo haya creado esto que no me agrada," -piensan ustedes-. Pero sí ¡pues lo están haciendo! y están creando toda su realidad.

Es totalmente obra de ustedes mismos, simplemente no están comprendiendo o se encuentran estancados, pues están creando precisamente lo que no quieren crear. Y luego reflexionan: No debo querer lo que pienso que quiero, porque no lo creé. ¡Por lo tanto, estoy completamente confundido! Pues ahora no sé lo que actualmente quiero, pues obviamente no lo estoy creando."

Comprendan que muchas veces SABEN lo que quieren, pero no crean necesariamente eso. Para entenderlo claramente, explicare cómo opera la energía.

Permítanme expresarles una vez más, el pensamiento es un importante factor en su realidad pero por si solo el pensamiento no la crea, sino que solo traduce su deseo. Aunque puede funcionar mal y enredarles y generan aún otro mal funcionamiento dentro de ustedes, puede y muchas veces por lo general traduce con precisión la información que ustedes formando asociaciones de pensamiento – emoción.

Las asociaciones pensamiento – emoción pueden expresarse muchas veces en sentimientos como aprendimos en el capítulo “Tecnología de la Oración”. Por lo tanto, igualar los pensamientos con una emoción correspondiente genera un sentimiento para crear su realidad cuando corresponden al mismo tipo y nivel de energía.

Permítanme clarificar con un ejemplo: Veremos su energía como si fuera un duende dentro de ustedes. Como saben los duendes son mágicos y pueden conceder deseos, pero su duende no distingue entre el bien o el mal; meramente les concede sus deseos en cualquier cosa que expresen.

Este duende no hace suposiciones, ni juzga acerca de si lo que están expresando es bueno o malo o conveniente ó inconveniente. Por lo tanto, si generan pensamiento asociados a emociones en la dirección de "no es bastante" de lo que sea, manifiestan esa realidad; puede no tener importancia "no ser bastante" bueno para el canto ó correr un maratón, pero puede ser radical “no ser bastante” bueno para lograr un asenso, conquistar la mujer deseada ó ser sujeto de crédito para comprar una casa.

Para el Universo no tiene importancia si el mensaje que mandan como sentimiento (pensamiento + deseo en la misma frecuencia) es trascendente ó no para ustedes, simplemente recibe la frecuencia vibratoria del mensaje y la manifiesta.
En eso, le expresan a su duende algo y su duende les responde y les expresa, "Muy bien, lo tienes." Y les dará precisamente lo que han expresado. Sea que les guste o no les guste no tiene importancia para su duende. Han puesto adelante un pedido y les ha contestado precisamente en conjunto con su pedido. Esta es la sencillez de la energía. La dificultad de la energía está en reconocerlo y poner atención a ello.

Como un ejemplo, pueden estar generando una concentración muy consistente sobre la falta de algo, pero la única área en que pondrán atención a eso puede ser el dinero. Están expresando falta de acción y asociando continuamente, pero puede que no comprometan la identificación de eso o que noten eso dentro de su proceso de pensamientos.

Pueden abrir su refrigerador y notar que hay poco jugo. Pensarán inmediatamente no tengo bastante jugo y sumando la emoción de “tener más jugo”, se expresará la energía, Su pensamiento inmediato será "tengo que hacer un viaje a la tienda para comprar más jugo" y no ofrecerán más pensamiento a eso. El momento se ha ido; ya no se observa. No va más lejos el poder del pensamiento “no hay suficiente” puesto que no incluyen la emoción de sentirse mal porque “falta jugo”.

Ahora Imagínense poniendo gasolina a su vehículo, y al pagarle a la persona que les atiende, se dan cuenta que les falta el equivalente de un dólar para completar el pago. Inmediatamente expresarán la falta de dinero suficiente y la asociación correspondiente. De alguna forma descubren la manera de cómo pueden resolver la situación y se van manejando. No es grato vivir una situación así, sintiéndose avergonzados con esta situación y mal por la carencia de dinero suficiente. Generaron un pensamiento y emoción correspondiente que afecta a su propia confianza y su propia expresión de valor, pues se están desvalorizando e incorporarán disminuirse a sí mismos o frustración o generar enojo consigo mismos porque crearon esa situación en la que se sienten avergonzados. Pocas personas, muy pocas personas son concientes de la energía que expresaron de carencia y pensarán poco en ello.

Estos dos ejemplos demuestran que estamos proyectando energía en cada acción en cada momento de la vida. No hay un momento dentro de su realidad que no estén produciendo energía y esa energía que están rindiendo precisamente les atrae lo mismo. Automáticamente ustedes atraen la misma energía que proyectan.

Pueden todos en este momento visualizar. Cierren sus ojos. Visualicen su cuerpo, parados. Se extiende desde su cuerpo una onda expansiva de energía que se mueve al exterior con el empuje, con la intensidad y la distancia de una explosión nuclear en este momento. Así de poderosa es la energía de ustedes. El poder de esa energía, cuando crea esa onda expansiva que se extiende al exterior, genera una acción como el imán, el imán más poderoso que se puedan imaginar. Ese magneto tirará hacia él cualquier expresión que se iguale a la que están proyectando. Intencionalmente buscará cualquier expresión, cualquier manifestación que iguale la energía que se ha expresado.

La imagen objetiva es muy abstracta, por lo tanto, con relación a una forma de energía, pueden atraer hacia ustedes miles de tipos diferentes de imágenes que estarán asociadas con ese tipo de energía.

Cuando un individuo expresa, "¿Por qué hice esto?, ¿Por qué estoy viviendo esto?, ¿Por qué creé esto?" la respuesta que den a estás preguntas es crucial para liberarnos de lo que “no queremos” ó para atraer “más de lo mismo” ya que todo lo que nos sucede es neutro, no tiene contexto, nosotros se lo damos y al dárselo nos definimos a nosotros mismos generando las asociaciones de pensamientos y emoción correspondientes.

Un individuo puede notar que generara esta concentración sobre no bastante dinero. Estoy incorporando este ejemplo particular, porque muchos, muchos, muchos individuos se centran en el dinero. No tiene importancia cuan a menudo les expreso que el dinero es una de las manifestaciones más fáciles que generan; la mayoría de ustedes continúa sin creer en eso por la gran carga de creencias limitantes que traen cargando que las han convertido en su realidad.

Por lo tanto, digamos que notan que se están concentrando sobre “no bastante dinero” y deciden que encontrarán esto. Eligen empezar a generar afirmaciones para alterar su pensamiento. Por lo tanto, eligen una afirmación, tal vez "generaré abundancia; merezco el dinero; quiero crear riqueza." Expresan esa afirmación día tras día tras día y no generan diferencia en su realidad y llegan a frustrarse. Talvez se refuercen y se expresen a ustedes mismos, "talvez no he generado la afirmación bastante larga, o no estoy generándolas bastantes veces durante mi día," Ahora están expresando la afirmación veinte veces durante su día, están incorporando esta acción durante un mes y no ven cualquier cambio en su realidad. ¿Por qué?

Esa es meramente una acción mecánica que están haciendo. Pueden estar diciendo palabras, ¿pero con qué emoción están asociadas esas palabras? ¿Está presente la emoción correspondiente a lo que decretan? No. ¿Las SIENTEN? No. ¿SABEN eso dentro de sí mismos? ¿Están generando acciones que expresan ese conocimiento que ya están creando eso? No. Están concentrándose en que no tienen bastante leche, que no tienen bastante tiempo, no tienen bastante energía, no tienen bastante de lo que quieren en su relación, que no tienen una pareja, o no tienen bastante control de su situación o sus circunstancias. Pero no están poniendo atención y energía a cualquiera de estas expresiones y notando cualquiera de estas expresiones de “falta”.

Se concentran sobre sus afirmaciones y continúan expresando, "¿por qué no estoy creando esto?" No están creando esto porque su energía no se está moviendo en esa dirección. Se está moviendo en la dirección de la expresión de su duende, "¿Vaya, quieres “no bastante”? ¡Ahí lo tienes!. Expresan que “no tienen bastante” continuamente y claro que “¡pueden llegar a pueden tenerlo!"

Se sorprenden a sí mismos en los momentos en que crean alguna expresión que quieren y expresan nuevamente "por qué." ¿Por qué logré eso, pero no puedo lograr en otra dirección? ¿Por qué lograron en una dirección? Porque no se estaban preguntando, ¡estaban confiando¡ – de lo cual estoy seguro que la mayoría de ustedes continúan sin comprender ESA palabra – pero confiar no es preguntar. Es falta de duda. A veces, expresan muy definitivamente falta de dudas y conocimiento y no se preguntan lo que están haciendo y lo logran. ¡Y es, actualmente muy fácil!

Si no logra lo que quieren entonces es fácil identificar que su energía y a atención esta centrada en el lado opuesto a lo que Sí Quieren. Actualmente, es más fácil generar lo que quieren de lo que es no generarlo, pues cuando no generan lo que quieren, están continuamente oponiéndose a ustedes mismos y proyectan continuamente la energía de TRATAR. Tratar no logra. No es una cuestión de tratar; es una cuestión de hacer. Es una cuestión de dar un paso. Prescindiendo de cómo les parezca el paso, generando el paso y expresando dentro de ustedes el conocimiento no de que lo lograrán, sino que ESTÁN logrando. Las palabras que expresamos tienen el poder de la energía de la intención, cuidemos lo que expresamos ya que son promotoras de nuestra realidad. Se convierten en profecías auto-cumplidas.

Generalmente hablando, otras de sus sorpresas ocasionales, la manera como funcionan con la operación de la energía está a través del proceso. Esta es la razón por la que es importante poner atención al proceso y a lo que están haciendo en el ahora, estando presente consigo mismos.

Cada acción que incorporan dentro de un proceso es una acción que ya está creando lo que quieren y cada acción que generan crea ramas, ramas imprevistas, ramas que están brotando desde su árbol nuevo que crece. Por lo tanto, no están enterados de cómo se formarán esas ramas, pero si ponen atención al proceso de su formación, pueden manipular sus formas. En eso, llegan a ser pocas o ninguna curva en su dirección en la que se quedan preguntando "por qué" nuevamente, pues pueden anticipar. Saben su dirección y no la están preguntando.

Otro factor es importante en esto, es poner atención a lo que llega a ser importante para ustedes, prescindiendo de lo que sea. Si hay alguna expresión dentro de su realidad que les disgusta, pondrán atención a ella, pues lo que les disgusta llega a ser importante. Por lo tanto, continúan poniendo atención en ello.

Cuanta más energía ofrecen en una dirección particular, lo más que crean eso. Por lo tanto, es importante reconocer lo que están expresando como importante. "Estoy incorporando un dolor de cabeza. Me disgusta este dolor de cabeza; esto es importante. Es importante, porque deseo que se disipe el dolor de cabeza y desaparezca; por lo tanto, mi disgusto por el dolor de cabeza es importante." Cuanto más continúa el dolor de cabeza, lo más importante que llega a ser el disgusto y se concentran.

Hay una buena noticia: En cualquier momento pueden alterar esa onda expansiva de energía dirigiéndola hacia otro lado y por lo tanto cambiando sus resultados. La manera como hacen eso es poniendo atención y alineando lo que están sintiendo, su asociación, lo que están pensando, su traducción; y lo que están haciendo en conjunto con su intención.
Un método que pueden incorporar efectivamente es generar una visualización momentáneamente. En lugar de meramente pensar o expresar "quiero esto," generan una visualización en la cual tienen eso, están actualmente comprometidos con ello.

"Quiero una bicicleta." Permítanse momentáneamente generar una visualización en la que están actualmente tocando la bicicleta, DEFINANLA con la mayor claridad posible su forma, tamaño, color, accesorios, etc… SIÉNTANSE que están sobre la bicicleta manejándola, comprometidos con ella y en eso, están viajando en alguna área que disfrutarían viajar en bicicleta., SEPAN que ya es de ustedes, AGRADEZCAN que ya ha sido concedida. Aunque la bicicleta no se materialice mágicamente ante ustedes en ese momento, sepan que ya la poseen.

Deben de saber que las energías en su vida se conectan interiormente sumándose ó  restándose algebraicamente unas con otras y ayudando ó interfiriendo en los diversos deseos que deseamos materializar.

Continuemos con el ejemplo que desear tener una bicicleta. En eso ustedes generan la acción de crear un sándwich y al darse cuenta que no tienen suficiente carne asada expresan frustración pues no lograrán hacer satisfactoriamente el sándwich; eso Esto es importante, pues prescindiendo de si lo que están haciendo parece estar asociado con una bicicleta o no, todo lo que hacen se conecta interiormente. La imagen de carencia de carne asada puede ser enteramente diferente a nuestro deseo de una bicileta, pero esa energía expresa una energía para limitarles a materializar esa bicicleta.

En el momento que noten que no tienen bastantes trozos de carne asada para su sándwich, en lugar de expresar meramente esa onda expansiva (de energía) de carencia. Pueden alterar eso en el momento y pueden expresar, "esto es bastante; esto es satisfactorio”. Y permítanse disfrutarlo – no generar consumir el sándwich y mientras lo consumen expresan, "este sándwich está malísimo! Yo sabía que no tenía bastante carne asada y ahora todo lo que siento es el pan, porque no hay sabor en este sándwich porque no tiene bastante carne asada." Esa es una de esas ondas expansivas que ha creado una energía de carencia y por lo tanto un obstáculo y una barrera para su bicicleta.

Pero si se permiten relajar, apreciar que generaron la acción de crear un sándwich para ustedes y expresar con reconocimiento, "este es un sándwich y disfrutaré sus sabores," prescindiendo que no tenían bastante carne asada, la onda expansiva cambia e influencia esa manifestación de esa bicicleta en su proceso. Esto es sumar energías positivas de alto nivel que se suman en la manifestación del deseo.


Actualmente, los principios para crear su realidad son muy sencillos. Les gusta mucho complicarlos. Es meramente una cuestión de notar genuinamente y poner atención a lo que están haciendo. Pues como en el ejemplo de las afirmaciones, expresé el ejemplo de hacerlo a la inversa de las afirmaciones, pero además de eso, el individuo puede expresar las afirmaciones pero también puede preocuparse con relación a las facturas (por pagar) o puede preocuparse con relación a sus entradas. Por lo tanto, las afirmaciones se anulan.
En esto, les expresaré que incorporen momentos dentro de su descanso para contemplar esta acción de esta onda expansiva (de energía) y que es lo que hacen, pues en el siguiente capítulo les preguntaré que es lo que les falta, cuales son sus “por qué” con relación a lo que hacen que no comprenden y que preguntan "¿por qué?" hice esto.

 Ver capítulos anteriores del Taller de Autoestima
Del Taller de Autoestima de Juan Carlos Fernández. Capítulo 266 Volumén 2: Tus Deseos son Energia

Tienes que ver esto también




No hay comentarios :

Publicar Comentario: