martes, 2 de septiembre de 2014

Entrar a la vida


Entrar a la vida, y sentirse vivo en las pasiones y también en la espera...

En los aciertos y en los desaciertos...

En el éxito y en el fracaso...

Muchos escapan cuando llega el momento de entrar... la puerta siempre está frente a nuestros ojos sólo que es mejor por conveniencia quedarse detenido y no abrirla...

¿Por qué digo por Conveniencia?
Porque cuando pensamos en lo que vivimos, cuando algo no resultó como esperamos, cuando nos pegaron justo en el corazón y el sacudón nos dejó debilitados... es preferible cuidarnos y resguardarnos antes de volver a intentarlo... y entonces paraditos ahí, firmes nos decimos: Mejor no me arriesgo de nuevo... y si vuelvo a sufrir? y si pasa lo mismo?

Y qué grave error porque sólo aprenden a vivir aquellos que se entregan sin temor, que se animan a entrar a la vida reconociendo que al pasar esa puerta serán los verdaderos protagonistas de esa historia.

Entra... Vive... Renace... Levántate...

Todo es posible!!!

Desconozco su autor

Tienes que ver esto también




No hay comentarios :

Publicar Comentario: