domingo, 17 de agosto de 2014

Sabias que no dormir bien puede hacerte engordar

Cuidado, dormir poco puede estar afectando a tu meta por bajar de peso. Tal vez estés realizando con normalidad tu rutina de ejercicios y te estés manteniendo hidratada(o), sin embargo, dormir menos de ocho horas puede causar un desorden alimenticio en tu organismo, lo que te conllevará a tener más hambre y hacerte caer en la tentación de comer de más.



Según expertos de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN) y la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (SEEDO), dormir entre 7 a 8 horas completas es necesario para mantenernos en un peso adecuado.

Por qué engordamos
La falta de sueño origina un aumento de todas las hormonas que incitan al apetito y si esto fuera poco,  provoca el consumo de alimentos ricos en grasa y azúcares. Esto naturalmente repercutirá en un incremento de tu peso.

Lo que explican los especialistas es que a menor tiempo de sueño las concentraciones de la hormona leptina, que es la que inhibe el hambre, disminuyen y por el contrario aumentan las de la ghrelina, que es la hormona que estimula el apetito. De esta forma, hay que entender que mientras durmamos menos, tendremos más ganas de comer.

En niños
Esta teoría no sólo afectaría a los adultos, sino también a los niños. Si ellos duermen 5 horas o menos, duplican el riesgo de que en un futuro sean adultos obesos. Así que ya lo sabes, si tienes hijos pequeños, lo recomendable es que los estimules a dormir más, por lo menos durante sus primeros 11 años de vida, así en adelante disminuirán las probabilidades que desarrollen obesidad.

Sueño y tamaño de cintura
Así mismo de poco valdría que practiques tus ejercicios focalizados para disminuir la cintura si es que no puedes conciliar el sueño siquiera por más de cinco horas. De acuerdo a los médicos que hicimos mención más arriba, se logró observar una relación directa entre las personas que no duermen bien con el perímetro de su cintura y el índice de masa corporal.

De ese modo, especialmente en gente mayor, se notó que aquellos que duermen menos de cinco horas tienen un perímetro de cintura significativo y alto índice de masa corporal.

Los especialistas sintetizaron que dormir menos está asociado con un aumento del perímetro de la cintura de 6,7 centímetros para los hombres y de 5,4 centímetros para las mujeres.

Prueba en jóvenes
Otra estudio que sustenta la misma tesis relacionada al poco sueño y a la ganancia de masa, es la realizada por la Universidad de Pensilvania. Para demostrar su tesis, los especialistas realizaron una prueba experimental en personas cuyas edades comprendían entre los 22 y 45 años.

A todos ellos se les limitó a dormir desde las 4 de la madrugada hasta las ocho de la mañana  por  cinco noches seguidas.

¿Cuál fue el resultado? Pues los participantes engordaron más en comparación con quienes durmieron un promedio de 10 horas, el mismo número de días, de 10 de la noche a 8 de la mañana.

Los investigadores sustentaron finalmente en que aquellos que dormían menos consumían más cantidad de comida, especialmente durante la noche, y que la proporción de grasas ingerida a esas horas era mayor que a cualquier otra hora del día.

Descansa, relájate
Es importante entonces darnos un tiempo de descanso, poder conciliar el sueño, por lo menos durante unas siete horas. Cuando uno se levanta nuestro cuerpo está preparado para activar el metabolismo y quemar la grasa, pero si tenemos desorden del sueño y no cumplimos con las horas de descanso requeridas, no se logrará quemar nada.

Envejecimiento
Otras consecuencias de no dormir lo suficiente, es el aceleramiento del proceso de envejecimiento celular, se favorece además la hipertensión, alteraciones nerviosas, depresión, agresividad y otros problemas psiquiátricos que pueden llegar a ser graves.

Baja de las defensas
El sistema inmune también puede resultar perjudicado, si no duermes bien, se bajan las defensas y puedes contraer un resfriado, infecciones y estrés.

Para lograrlo
Si quieres conciliar el sueño, puedes probar estas recomendaciones:
  • Trata de fijar una hora para irte a acostar y también para levantarte.
  • Evita cenar alimentos muy pesados antes de dormir, ni bebidas energéticas o que contengan cafeína, nada de chocolates ni frituras.
  • Trata de no fumar ni beber alcohol, estos son estimulantes que te mantendrán despierto y al disminuir el oxígeno que debe llegar a tu cuerpo, te impedirá descansar.
  • Date un tiempo para darte un buen baño caliente, si es posible con manzanilla.
  • Si vas a tomar algo, prepárate una manzanilla o agua de lechuga, que es vital para combatir el insomnio y ayuda a relajar.
  • Puedes además escuchar música relajante y suave, te ayudará a encontrar el camino para alcanzar el sueño.
  • Recuerda que tu cama debe ser cómoda, si te molestan los ruidos, cierra la puerta y las ventanas para crear un ambiente propicio.


Fuente: Nueva Génesis Terapia

Tienes que ver esto también




No hay comentarios :

Publicar Comentario: