jueves, 31 de julio de 2014

Numerología: ¿Qué te indica la cantidad de números en tu nombre?


La Numerología básicamente nos dice, cómo somos, con que venimos a este mundo y cómo será el camino donde nos encontraremos más a gusto.

Tiene por un lado una vertiente psicológica y otra mántica o predictiva.

La vertiente psicológica nos habla de nuestro interior, y es una herramienta muy útil, para conceptualizar nuestro yo, ya que favorece el conocimiento interior, o como rezaba la entrada del templo “Conócete a ti mismo”.

“El hombre más rico del mundo, decía el escritor Oscar Wilde , no puede comprar su pasado”.

FECHAS DE NACIMIENTOS Y NOMBRES

La serie de números que componen la fecha de nacimiento son demasiado importantes en cada persona, pues estos están, relacionados entre sí, con el día, el mes, el año del nacimiento de cada individuo. Es ésta la razón por la cual tanto en la Astrología, como en la Numerología se les da la importancia que cada uno de ellos tiene.

Estas fechas se convierten en un número primario, simplemente se escribe la fecha completa del nacimiento en cifras, se suman todas ellas y después del resultado se suman las cifras que lo compongan, hasta que quede solamente un número simple o primario. Por ejemplo si la persona a la cual se le está sacando su número, nació el día 23 de agosto de 1945, la fecha en cifras sería: 2 + 3 + 8 + 1 + 9 + 4 + 5, el resultado que nos da estas cifras es de: 32, que al sumarlo nos da 3 + 2, el cual a su vez nos da un resultado de 5, este es el número simple.

El nombre de una persona es determinante en su vida. Aunque no lo parezca, ejerce sobre ella una influencia tan fuerte que es capaz de determinar la personalidad de quien lo lleva.
Poca gente conoce la fuerza de su nombre, pero unas cuantas operaciones numéricas bastan para averiguarlo.

Mucha gente se queja de que vivimos en una sociedad que ha reducido nuestro ser a un simple número. Y es que en cierto sentido, así es. ¿Quién de nosotros no pertenece a alguna lista? (que puede ser: de empleados, de ex alumnos o de clientes de algún servicio). Aunque no lo parezca, los números indican mucho más que la cantidad de objetos o personas que hay en un lugar. Diversos investigadores se han encargado de analizar el desarrollo de la numeración en varias culturas (tales como la hebrea, la egipcia y la griega) y han coincidido en que cada número tiene una estrecha relación con la esencia de todas las cosas, e inclusive, con el ser íntimo de cada persona. Así como las lenguas, la escritura y las ciencias exactas han evolucionado al paso de los siglos, los avances en el estudio del significado de cada número han alcanzado niveles sorprendentes. Hay varias formas de encontrar las cifras que influyen en la vida personal de cada individuo. Todas ellas se basan en el valor numérico que se le asigna a cada letra del alfabeto y el análisis se hace a partir del nombre completo de cada persona.

Los astrónomos y matemáticos babilonios, como también los adivinos, magos y astrólogos, aseguraban que los números tenían su magia y poseían secretos cuando eran descifrados en un orden.

Muchas son las personas que los han utilizado y hasta intentado manipularlos para con ellos descifrar los complejos de la vida humana y la personalidad de quienes los consultan. Los números siempre han tenido un significado ritual; en la Edad Media como en la antigüedad los teólogos y cabalísticos, sabían usar los números y las matemáticas para la adivinación, combinándolos con los alfabetos hebreos y griegos.

Aun cuando no seamos muy talentosos para las matemáticas, podemos usar la Numerología, para buscar la naturaleza interior de nuestro carácter y el de los que nos rodean.

Como ocurre con cualquier otro sistema de adivinación, la Numerología, necesita mucho del conocimiento de sus técnicas y ésta se da con el transcurso de la práctica y él análisis de cada uno de los sistemas, pues existen muchos, y cualquiera de ellos ya sea antiguo o moderno, son correctos, de este modo, como se los hemos manifestado anteriormente, lo mejor es experimentar bastante, antes de decidirse por cualquiera de los sistemas, aunque estemos obligados a indicar, que el que nos parece que tiene más ventajas, es el sistema hebreo.


1             2             3              4             5            6              7             8             9 
a             b             c              d             e             f              g             h             i 
j              k             l               m            n             ñ             o             p             q 
r              s              t              u             v             w            x             y             z


Ejemplo: LUISA PEREZ
34921 8 515 9 = 47
4 + 7 = 11

¿Qué te indica la cantidad de números en tu nombre?

Números Ausentes: 
Tomando como referencia la secuencia de números del 1 al 9, los números ausentes son los que no aparecen en el conjunto de números de todo el nombre. Indican la ausencia de una cualidad que la persona debe esforzarse por adquirir.


Números Neutros: 
Son los que aparecen muy poco. Son irrelevantes. 


Números Excesivos: 

Son los que aparecen en más de la cuarta parte del total de las letras del nombre completo. Indican una cualidad que se convierte en defecto y que debemos aprender a controlar. 


Números Dominantes: 

Son los que se hallan en una posición intermedia entre los neutros y los excesivos. Indican una cualidad sobresaliente en la vida que vale la pena aprovechar.


Observa bien el conjunto de números que obtuviste al hacer la equivalencia de las letras de tu nombre e identifica los números ausentes, neutros, excesivos y dominantes de acuerdo con los conceptos señalados aquí arriba. Posteriormente, busca el significado y la interpretación de cada uno.

Los Secretos de cada Número


Ausente: Se trata de una persona inestable y sin autoridad.

Dominante: Refleja un gran individualismo, capacidad de mando y autodominio. Es el número de las ideas y de la creatividad, sobre todo en lo referente al ámbito intelectual.Excesivo: El ego de la persona es demasiado fuerte, lo que la conduce al autoritarismo, al egocentrismo y a la testarudez.


Ausente: Existe exceso de emotividad y falta de diplomacia, lo que dificulta el trabajo en equipo y el ejercicio de las profesiones que requieran estas cualidades. 
Dominante: Es dualidad, suavidad, emoción, imaginación y solidaridad. Es ideal para el comercio, los negocios, la diplomacia y el trabajo en equipo. También es un buen número para las personas que se dedican a la actuación.

Excesivo: Suele exagerar el lado pasivo y femenino, esto puede desembocar en petulancia y vanidad, e incluso, puede llegar a ser causa de problemas sexuales en los hombres.

3
Ausente: Dificultad para expresarse, comunicar y convencer. En ocasiones, este tipo de persona puede ser un poco incauta.
Dominante: Este número refleja inteligencia y un brillante pensamiento teórico. Esta persona posee una gran capacidad inventiva y sintética y la aprovecha a través de sus capacidades intelectuales. Si bien prefiere dejar los detalles a los demás, es un comunicador persuasivo y con capacidad de mando.
Excesivo: Propensión a la superficialidad y a hablar en exceso.

4
Ausente: Indica algo de negligencia, de pereza y de falta de concentración en el trabajo.
Dominante: Representa todo lo relacionado con el orden, la organización y el trabajo. Es símbolo de paciencia, rigor, interés, cuidado en el detalle y de meticulosidad. Esta persona disfruta haciendo cosas perdurables y concretas.
Excesivo: Este individuo puede obsesionarse con los detalles, lo que puede ir en detrimento de su realización individual. Es un espíritu rutinario, rígido y con una visión estrecha.

5
Ausente: Se le hace difícil adaptarse a las nuevas situaciones y a los cambios. Prefiere la rutina conocida y el orden establecido.
Dominante: Este es el número de la adaptabilidad, la libertad, el cambio y el movimiento. Esta persona es capaz de desenvolverse en la política, la abogacía y en todo cuanto requiera capacidad de organización.
Excesivo: Exceso de versatilidad e inestabilidad. Gusto exagerado por cambiar de domicilio, profesión, de amigos y de pareja.

6
Ausente: Tendencia a huir de las responsabilidades, dificultad para decidir y deseo inalcanzable de perfección y permanencia.
Dominante: Buenas aptitudes para asumir las responsabilidades y apara cuanto se relacione con el amor, el ambiente familiar, la medicina y las leyes.
Excesivo: Este persona se caracteriza por ser muy dominante y posesiva. Tiene la mala costumbre de absorber las responsabilidades de los demás y esto suele quebrantar su salud.

7
Ausente: Esta clase de individuos tienden a deprimirse con mucha facilidad, carecen de confianza en sí mismos y temen a la soledad.
Dominante: Se relaciona con la vida interior, las facultades de análisis y de autoanálisis, la reflexión, el estudio y la investigación. Es el número del pueblo, de la tierra y de todo cuanto se relaciona con ella.
Excesivo: Tendencia a aislarse, a desligarse de la gente e incluso de la realidad. Hay peligro de caer en el sectarismo.

8
Ausente: Falta de equilibrio tanto en lo material como en lo espiritual. Esta persona puede pasar de la dilapidación a la avaricia o de la espiritualidad al materialismo puro.
Dominante: Este individuo es intrépido, voluntarioso y capaz de inspirar la máxima confianza. Tiene a ser extremista tanto en el placer como en las cuestiones laborales.
Excesivo: Tiende a caer en todos los excesos relacionados con el arribismo y el engaño, la agresividad y la destrucción.


9
Ausente: La compasión no se cuenta dentro de sus virtudes. Esta persona puede llegar a ser dominante, egoísta y muy apática.
Dominante: Este número está estrechamente relacionado con las actividades humanitarias y altruistas. Las personas que lo llevan dominando en su nombre aspiran a la universalidad y al misticismo y pueden ser profundamente religiosas. Es el número del poder en su firma más pura e inmaterial.
Excesivo: Las personas que tienen este número en demasía pueden ser santurronas o fanáticas sin control. Pueden ir desde creerse “iluminadas” (detentadas por el poder divino) hasta convertirse en esclavas al servicio de todos los demás.

Desconozco el autor

Tienes que ver esto también




No hay comentarios :

Publicar Comentario: