¿Qué has hecho hoy para ser mejor que ayer?


No busques a la gente cuando algo necesites, búscala cuando está afligida. 

No busques a la gente para darle un regalo, regálale tu tiempo y estréchale la mano. 

No busques a la gente en lugares lejanos, la gente está contigo, es tu hermana y tu hermano. 

No busques a la gente cuando ya se ha marchado, encuéntrala ahora que ésta a tú lado.

No busques a la gente solo por conveniencia y aprende a distinguir a aquellos que te aprecian. 

No lleves una flor mañana al campo santo, demuéstrale tu amor al que quieres tanto. 

No busques a la gente en terrenos baldíos, aquí en la ciudad hay gente que requiere de afecto y cariño. 

No busques a la gente que vive en la opulencia, busca al pobre, al mendigo que una moneda pide afuera de la iglesia. 

No busques a las almas solas, huecas, vacías, busca al que comparte y da con alegría. 

Hace tiempo  a un buen hombre escuché comentar, que la gente de ahora sólo acude a él cuando quiere un favor, una moneda o un pan y yo le contesté que es muy fácil pedir, pero hemos olvidado que sobre todo hay que dar. Tienes razón hermano -me dijo el hombre aquel. 

Ya no hay que estar tristes y antes de pedir hay que aprender amar. 

No busques a la gente solo cuando requieres que te haga un favor, regala sobre todo, regálale amor. 

¿Qué has hecho hoy para ser mejor que ayer?

Desconozco el autor

0 comments