martes, 15 de julio de 2014

La riqueza al alcance de todos


Exito
"El éxito se consigue cuando realmente sabemos lo que buscamos y somos capaces de actuar para acertar en el blanco, el éxito no es algo vago, está claramente enmarcado dentro del cuadro de realización personal de lo que pretendemos lograr." 

Pablo Picaso 
1881-1973


La riqueza al alcance de todos

Presentó sus ideas al jefe, quien se llevó un buen susto.
-Pero... ¡lo que estás sugiriendo es un cambio total en nuestra manera de trabajar, desde la concepción de nuestros productos hasta la comercialización! Nuestra empresa ha tardado años en conquistar y mantener la posición de que goza en el mercado, y aún estamos subiendo.  ¿Y crees que ahora vamos a dar un giro de estas características?

. Aún estamos a tiempo.
-¿Cómo?
. Si no cambiamos ahora, mientras aún estamos subiendo, será mucho más difícil y llevará más tiempo hacerlo después, cuando empecemos a caer.

El jefe decidió que analizaría la propuesta con más calma. Tal vez la mostrara a la gerencia de la empresa. Al menos, sería una buena oportunidad para crucificarlo.

Usted   volvió a su mesa excitado con los últimos sucesos. Parecía que sentía el movimiento de la rueda de la abundancia en su cerebro.

-Andando con calma se llega antes. ¡Vayamos despacio porque tenemos prisa!
- Cuando iba a comer  Usted  reconoció enseguida aquella voz en medio de la gente que abarrotaba la calle Vanguardia  vestía traje, algo poco habitual en él.  Usted  se extrañó.
-Son muchas las dimensiones del Universo, y sintonizamos mejor con cada una de ellas cuando nos vestimos y actuamos en armonía con los demás. Allí donde fueres, haz lo que vieres.

Para Vanguardia  resultaba tan natural presentarse allí en el bullicio de la ciudad, como en la paz del valle paradisíaco.

-¿Has contado tu dinero todos los días para trabar amistad con él?

-La Rueda está girando tan rápido estos últimos días que me olvidé de hacerlo - se excusó Usted.  No olvides tocarlo con cariño y contarlo más de una vez al día. Es bueno recordar a los amigos, siempre. Y el dinero puede ser uno de nuestros grandes amigos, en cualquiera de sus cuatro movimientos.

¿Qué movimientos?

-Los movimientos básicos que dan vigor a las Leyes de la Riqueza - respondió Vanguardia
¿Leyes de la Riqueza? ¿Qué son esas leyes?

-Son sencillamente, un modelo que sirve de referencia a nuestra mente, como aquellas palabras que viste en la Rueda de la Abundancia. Muchas leyes de la ciencia son, en realidad, modelos que orientan nuestros conocimientos durante una determinada época, hasta que son substituidos por otros modelos, más sofisticados. Lo básico en un modelo es que sea útil; su verdad es siempre relativa.

-Son formas que tu propia mente traduce a partir de realidades multidimensionales, que tu conciencia humana todavía percibe de un modo muy parcial.

Átomos, protones, neutrones...

Son palabras que designan los elementos más pequeños de la materia; las aprendimos en la escuela según un modelo formulado por Niels  Bohr y han sido de uso común en la comunidad científica durante décadas. En la actualidad, en la física cuántica, el modelo de Niels Bohr ya no tiene sentido. Pero el hombre llegó a la Luna basándose en él. ¿Significa eso que estaba equivocado? No. Creó un modelo, a partir del cual la humanidad avanzó.

En todos los modelos científicos y filosóficos. Las teorías de Freud, por ejemplo: ¿el inconsciente ya existía antes de que Freud teorizara acerca de él? Y hoy ¿existe? No lo sé, pero su teoría fue de gran utilidad para una serie de avances en el conocimiento humano.

Ganar, gastar, ahorrar e invertir. Estos son los cuatro movimientos básicos del Círculo de la Abundancia. Seremos más prósperos si vivimos esos movimientos en equilibrio y sintonía con las leyes del Universo. ¿Quieres que te los explique uno a uno?

¡Claro!

-De momento sólo te hablaré un poco de los dos primeros. En otro  momento, después de esta etapa por lo que estás pasando ahora, ya profundizaremos en los  otros dos.

-Ante todo hablaremos de la Ley de ganar 

-El equilibrio con esta ley consiste en disponer de una meta suficiente que nos evite preocuparnos por el dinero y nos permita  hacer otras cosas importantes en la vida.
-¿Y cómo se consigue?

-Sobre todo con la mente. La riqueza la crea la mente humana. Y una firme voluntad. Es más fácil para un mosquito entrar en tu boca que para ti encontrarte con la prosperidad sin haber pensado en ella. Lo que ocurre es que en nuestra mente perviven mitos que interfieren en la sintonía con esta ley.

Son muchos. Por ejemplo, que para ser rico hay que trabajar mucho.

Muchas personas están tan ocupadas trabajando que no tienen tiempo ni para ganar dinero. Sólo trabajar no aporta riqueza. Lo que sí la aporta es el pensamiento abstracto, es la amplitud de miras, son las ideas atrevidas y sutiles.

-¿Quieres decir que todo mi esfuerzo en el trabajo hasta ahora ha sido en vano?
-Así es, al menos hasta que hemos empezado a hablar de la prosperidad. Desde hace unos días, has mejorado tu puntería.

-¿Por qué? ¿Qué va a ocurrir?

-Pronto lo verás.  Bien, otro de los mitos es la creencia de que no es correcto divertirte con el trabajo y que te paguen por ello. Mucha gente piensa que sólo trabajar en aquello que te le gusta no da dinero. Quien tiene el coraje de dedicar su energía a aquello que más le gusta, con las miras puestas en la prosperidad, la consigue. Cuando alguien se propone dar ese salto y cobra dinero por practicar su hobby preferido, el Universo se pone a su entera disposición.

-¿De verdad? ¿Y por qué este tipo de aventuras a veces no salen bien?
-Porque en su fuero interno la persona duda, sigue sintiéndose culpable por pasárselo bien y ganar dinero al mismo tiempo.

Otro mito es el de que el secreto del éxito económico es disponer del trabajo adecuado. Mucha gente piensa: "¡Ay!, si hubiera acertado con mi profesión. Si hubiera..." Otros disculpan sus  propios fracasos de este modo: "Como no tengo estudios..." Eso es un error, una creencia absurda.

-¿Y no es importante hacer lo que nos gusta?

-Más importante es que te guste lo que haces

¿No se contradice eso con lo que dijiste de trabajar divirtiéndose?

-Sólo es una paradoja. La vida está llena de ellas...

Usted  no lo entendía demasiado bien, pero prefirió dejar que la conversación siguiera adelante.

-De acuerdo. ¿Que otros mitos hay?

-Otro mito es el que afirma que con una buena formación está garantizado el éxito económico. Si la formación intelectual estuviera en la raíz de la riqueza, los profesores universitarios serían, casi todos ellos, millonarios. No obstante, en Estados Unidos muchos universitarios con doctorado incluido engrosan las filas del desempleo, mientras que otros hombres, gente brillante, han hecho fortuna y han aportado grandes avances a la humanidad sin haber pasado de la enseñanza primaria; Thomas Edison y Henry Ford, por ejemplo.

-Entonces ¿puede que demasiada formación sea un obstáculo?

-En algunos casos, sí, cuando alguien se desvía de sus intereses reales, de su auténtico talento. Hay personas que se realizarían perfectamente trabajando en una cafetería o en una oficina, por ejemplo, y que, para satisfacer a sus padres o incluso a la sociedad, ostentan en las paredes de su casa diplomas de profesiones para las que no son aptos.

- Hay gente que afirma "No hay suficiente riqueza para todos" Incluso hay quien dice que "Si ganara mucho dinero y fuera millonario, otros serían pobres por mi culpa". Eso no es cierto. Cuanto más rico seas, más rico será el Universo. Otros mitos los comentamos antes, cuando hablábamos de las creencias que limitan la prosperidad, como "el dinero es algo sucio", "el dinero no crece en los árboles" y otras supersticiones arraigadas en la pobreza de las personas.

-¿Y la Ley de gastar? -atajó Usted pues habían terminado de comer.

-Paga mi cuenta y te lo explicaré por el camino... 

-Pagarás mi comida no porque yo no tenga dinero, pues lo tengo, y mucho, sino para darte la oportunidad de que practiques la generosidad. ¿Conoces la diferencia entre caridad y generosidad?

- Pronto te la explicaré. Y no sólo la diferencia, también la importancia de saber distinguir entre caridad y generosidad y cómo practicar tanto la una como la otra.

La parábola de la multiplicación de los panes y los peces (Mateo 14, 14-21)

Y al desembarcar vio una gran muchedumbre, y se le enterneció con ellos el corazón, y curó sus Enfermos. Venido el atardecer, llegaron  a él los discípulos, diciéndole: "El lugar es solitario y la hora ya pasada, despide, pues, las turbas para que, yendo a las aldeas, se compren algo de comer."

Mas Jesús les dijo "No tienen necesidad de marcharse; dadles vosotros de comer".
Ellos le dijeron: "No tenemos aquí sino cinco panes y dos peces".

Él dijo: "traédmelos acá".

Y después de ordenar que las truchas se recostasen sobre la hierba, habiendo tomado los cinco panes y los dos peces, alzando los ojos al cielo, recitó la bendición y partiendo los panes, los dio a los discípulos, y los discípulos a las turbas.

Y comieron todos, y se saciaron: y recogieron lo sobrante de los pedazos, doce canastos llenos.

Y los que habían comido eran como cinco mil hombres, sin contar mujeres y niños.

El milagro de la multiplicación de los panes y los peces es un ejemplo típico de prosperidad.

El pan simboliza la materia del Universo, que podemos moldear con nuestros pensamientos y nuestras palabras. El pescado simboliza las ideas de crecimiento y multiplicación. Esta es la abundancia en acción. La Biblia es, sin duda, el más completo libro de prosperidad. La palabra "oro" aparece más de 400 veces. Algunos teólogos afirman que de las promesas bíblicas, mas de mil son de prosperidad. La verdadera prosperidad tiene, por tanto una base espiritual.

Jesús utilizaba en sus sermones muchas parábolas de prosperidad, y muchos de sus milagros fueron milagros de prosperidad.

Anotaciones del autor al margen.

Las empresas que no cambien ANTICIPADAMENTE no tendrán FUTURO.

El dinero es abundante para quienes entienden las leyes que gobiernan su adquisición.

Suerte o desgracia es sólo una cuestión de interpretación

CORAJE significa hacer las cosas A PESAR DEL MIEDO

"Intentar lo imposible es la manera de realizar lo posible" - Henri Barbusse

"Los malos hábitos presupuestarios, aplicados a una cantidad de dinero dos veces superior, sencillamente generan el doble de problemas." - Tod Barnhart.

 Ver capítulos anteriores del Taller de Autoestima
Del Taller de Autoestima de Juan Carlos Fernández. Capítulo 213 Volumén 2: Ganar y Merecer:Exito

Tienes que ver esto también




No hay comentarios :

Publicar Comentario: