lunes, 28 de julio de 2014

El mamón, una fruta exótica que presume de curar el cáncer.


Se trata de una especie de melocotón que se da en la zona intertropical de América. Depende del lugar se le conoce con diversos nombres tales como mamón, mamoncillo, motoyoé, huaya, guaya, guayo, guayum, maco, quenepa, papamundo y limoncillo. Una fruta exótica que además se ha hecho muy popular por sus propiedades beneficiosas para la salud.

Con el nombre científico de Melicoccus bijugatus, el árbol que lo produce puede alcanzar los 30 metros de altura. Esto provoca varias muertes al año entre la gente que lo cosecha, ya que deben de trepar a gran altura para conseguir los frutos.

Esta fruta de sabor agradable se encuentra en racimos. Es redondo, pequeño (unos 2 cm de diámetro) y de cáscara verde, por dentro la pulpa madura es de color salmón, agridulce, de textura jugosa y gelatinosa. Se trata de un fruto perecedero y de una sola cosecha al año, entre los meses de junio y agosto.

Destaca por su excelente aporte nutricional, ya que rico en hierro (0,93mg por 100g) y fósforo (50,4mg por 100g) y reporta contenidos de vitaminas B1, B3, B6 y B12, así como minerales, aminoácidos y ácidos grasos insaturados como oleico, linoleico en cantidades considerables.

La cultura médica popular lo considera que sirve para desparasitar, también beneficioso en cuadros de resfriado, en casos de diarrea y para contrarrestar los efectos del tabaquismo. Se afirma que su hoja cura el nerviosismo y la fiebre y en gárgaras acaba con las infecciones de garganta.

Según el nutricionista Ramiro Gonzales Yaksic, sus propiedades favorecen a las personas que tienen cáncer, ya que contienen nutrientes que inhiben las células cancerígenas, es decir no dejan que se propaguen. Aunque hay que señalar que hasta ahora la Food Drug Administration reconoce sólo al brócoli como un vegetal que previene del cáncer de forma natural. De cualquier manera, existen contundentes estudios dedicados a respaldar la flora nativa como fuente potencial de nuevos fármacos contra el cáncer que reduzcan el impacto de métodos tan invasivos como la quimioterapia.

Gonzalez también destaca otras propiedades de esta fruta que la hacen recomendable para la mujer en gestación, ya que tiene ácido orgánico, “esta sustancia aumenta la producción de proteínas que alimenta al sistema de defensa”. Asimismo destaca que este fruto es ideal para las personas que fuman bastante. “Para una persona que fuma regularmente, le viene bien comer esta fruta, ya que debido al tabaco los epitelios se lesionan y justamente las vitaminas del motoyoé sirven para proteger los expendios”. Y añade que, “gracias a la docilidad de la sustancia sirve para la recuperación de una cirugía y ayuda en el caso de tener en mal estado los riñones”.

Por todas estas características, el mamoncillo o como quieran llamarle, se está convirtiendo en una de las frutas de moda entre las personas que tratan de cuidar su salud con alimentos naturales. Y no solo de ellas, ya que en lugares como Venezuela, también se prepara un licor derivado de esta fruta, cuya receta os dejamos a continuación. A disfrutar.


Crema de motacú

Ingredientes:
• 30 motoyoé
• ¾ de taza de azúcar
• 1 litro de ron blanco

Preparación:
Se coloca el motoyoé sin cáscara en una botella de cristal de tapa ancha. Añadir el azúcar y un litro de ron blanco. Se tapa la botella con tapa de plástico y se agita diariamente por tres a cuatro semanas. Se sirve en copitas o vasos pequeñitos.

Fuente: Infonatura

Tienes que ver esto también




No hay comentarios :

Publicar Comentario: