jueves, 5 de junio de 2014

Los 8 secretos anti-vejez de las asiáticas


Por Kirby KOO para Mind Body Green

A mi abuela se le confunde a menudo con mi madre, y mi madre es a menudo confundida con mi hermana. Como china-americana de nacimiento, sé que no estoy sola. Las mujeres asiáticas tienen fama de lucir años (o, a veces incluso décadas) más jóvenes que su edad real. El secreto para envejecer con gracia y permanecer delgada radica en el estilo de vida y la dieta asiática.
Aquí te doy 8 consejos para que te inspiren:
1. Bebemos toneladas de té verde. El té verde es una fuente de poderosos beneficios para la salud. Repleto de antioxidantes y propiedades, aumenta el metabolismo, y ayuda a quemar grasa – es básico para una dieta sana.

2. La soya es una parte importante de nuestra dieta. Las proteínas  a base de plantas están de moda en este momento, pero  en Asia se ha consumido proteína de soya durante milenios. Miso, tofu, frijoles de soya y salsa de soya … todo delicioso y una saludable alternativa para darle vida a tu mesa

3. Nos ponemos en la marcha. En las ciudades metropolitanas y concurridas como Hong Kong, el transporte público es muy eficiente y a menudo supera el conducir un coche. Esto significa que diariamente se pasa mucho más tiempo caminando, subiendo y bajando gradas, que es definitivamente un hábito saludable y mantiene esa cintura delgada!

4. El sol no es nuestro amigo. Admito… algunas de nosotros somos bastante extremas con este tema de permanecer fuera del sol: Llevamos sombrillas, usamos sombreros y nos cubrimos (literalmente) la cara con protección UV en los días soleados. Aunque esto puede ser un poco exagerado para algunas, la moraleja es que somos absolutamente enfáticas sobre cuidado de la piel y la protección solar. El sol en todo su esplendor es por desgracia el culpable de el envejecimiento y el cáncer de piel si no se toman medidas, así que a untarse protección!

5. Nuestro postre es por lo general sólo fruta fresca. Contrariamente a nuestras contrapartes occidentales, el postre para nosotros consiste por lo general de frutas frescas. La mayoría de los postres de Asia son las frutas, frutos secos o con base de soya. Esto reduce radicalmente nuestro consumo de ázucar responsable del envejecimiento celular, aunque claro entendemos que un pedazo de la torta es divino en la moderación!

6. Nos encanta el jengibre. En salteados, en sopas , en té – amamos nuestro jengibre. Estimula la circulación, mejora el sistema inmunológico y es un afrodisíaco.

7. Nuestro consumo de lácteos es mínimo. La presencia de la leche es mínima en la dieta estándar asiática. Hay un montón de razones por las que debemos deshacernos de los lácteos, una de las más obvias es que la leche convierte un bebé becerro de 100 libras a una vaca adulta de media tonelada. Ahora, yo no sé ustedes , pero esto es muy revelador para mí!

8. La Medicina china nos enseña a sanar desde adentro. Mientras que la medicina occidental típica por lo general proporciona una cura inmediata con medicamentos farmacéuticos, la medicina china ha arraigado en nosotros que la salud necesita tratarse desde la raíz. En lugar de proporcionar los medicamentos que pueden  ocultar el problema al instante y desaparecer los síntomas, nosotras nos inclinamos por sopas de sanación interna  y la medicina a largo plazo. Esta mentalidad es un factor muy importante en nuestra salud, de esta manera escuchamos y nos centramos en nuestros cuerpos!
Foto: china.org.cn
Traducción: Mujer Holistica

Tienes que ver esto también




No hay comentarios :

Publicar Comentario: