jueves, 12 de junio de 2014

Descubre los 18 consejos para vivir 100 años



Durante los últimos meses conversando con diferentes amigos me comentaban con cierta tristeza -y extrañeza- que algunos de sus conocidos habían fallecido de ataques al corazón. Historiales libres de enfermedades graves, incluso algunos muy aficionados a los deportes, en su mayoría hombres menores de 45 años. “¿Qué es lo que sucede?” me pregunté. ¿Por qué fallecen a tan temprana edad? Le conté sobre esto a mi mamá y ella cree que tiene que ver con la alimentación no tan sana que llevamos hoy en día, el estrés y otros malos hábitos de nuestra rutina diaria.  Justo cayó en mis manos la última edición de la revista Selecciones (Reader’s Digest) cuyo titular “18 formas de vivir 100 años” me llamó la atención. No es que espere vivir 100 años pero sí podría tomar algunos consejos para aplicarlos y poder disfrutar un poquito más del paso por esta vida.


En menos de 10 años, las mujeres europeas aumentaron su esperanza de vida promedio en casi dos años, de 81,8 a 83,7 años, y los hombres en casi tres, de 75,3 a 78 años. ¿Cómo? Un mayor cuidado de la salud y el descenso de la mortalidad infantil son parte de la explicación, pero también lo es una mejor educación. Todos podemos alargar nuestra esperanza de vida y mantenernos activos y productivos aplicando estas 18 medidas:

1. A discutir

La Universidad de Jena en Alemania descubrió que la gente que no reprime sus emociones puede alargar sus años de vida. Con el paso del tiempo la ira reprimida puede causarnos hipertensión, insomnio y enfermedades al corazón. ¡Así que no reprimas tus emociones!

2. Vence lo convencional

Lee las revistas al revés, practica la escritura con tu mano no dominante y escucha música que no sea tu favorita, esto forzará a tu cerebro y aunque en un inicio pueda dañar algunas células, el cuerpo reparará los daños asociados con la edad.

3. Duerme

Duerme temprano y más de 6 horas al día. Dormir poco afecta la capacidad del cuerpo para lidiar con las hormonas del estrés. Dormir bien reduce la presión arterial.

4. Come alimentos de color rojo

Ejemplos: Los pimientos rojos, las beterragas, los tomates. Todos ellos ayudan a proteger el corazón y los vasos sanguíneos, así como también protegen del cáncer por su alto contenido de antioxidantes.

5. Una copa de vino

Sólo 125 mililitros de vino tinto al día pueden reducir el riesgo de cardiopatías y algunas formas de cáncer.

6. A jugar golf

Aunque esto es un poco difícil en nuestra ciudad, dicen que jugar golf aumenta la esperanza de vida ya que te obliga a estar caminando 4 o 5 horas al aire libre, caminando más o menos 6 kilómetros a paso rápido.

7. Ejercicio frecuente

Sólo una actividad mínima de ejercicio pero de manera frecuente ayuda a liberar el factor neurotrófico, una proteína cerebral que repara el daño celular asociado con el envejecimiento.

8. Amigos sanos

Busca amigos que tengan buenos hábitos alimenticios, de salud, etc. Ellos te motivarán a tener actitudes positivas frente a dichas facetas importantes: no alcohol, no tabaco, buena alimentación y ejercicios.

9. Cuida tu jardín

La jardinería combina ejercicio cardiovascular, flexibilidad, resistencia y fuerza muscular. 45 minutos en el jardín queman muchas calorías.

10. El sexo

Dicen los expertos que las relaciones sexuales mejoran la circulación sanguínea, reducen el estrés, liberan la prohormona DHEA que ayuda a reparar y sanar tejidos, además es un antidepresivo natural.

11. Más tiempo en la cama

Según la doctora Sarah Brewer, hay un 18% más de probabilidad de morir un lunes que un domingo (quizá por el estrés del trabajo) y 25% más probabilidad de perder la vida en invierno que en verano. Los elementos que intervienen aquí son la presión arterial, la frecuencia cardiaca y la actividad cerebral. Entonces, hay que mentalizarse y recordar esas famosas frases de “Keep Calm and have a good day”. Tratemos de mantener la calma, sobre todos los lunes de invierno.

12. Menos sal

Evitemos de ponerle sal a nuestras comidas cuando es posible, este pequeño cambio bastará para reducir el riesgo de que nos de una apoplejía o enfermedades cardiacas.

13. Un poco de yoga

El yoga combinado con ejercicio aeróbico moderado y una alimentación sana disminuye el colesterol y revierte el endurecimiento de las arterias en 20% o más.

14. Chismea

Compartir un tiempo y chismear con los amigos reducen los niveles de estrés y ansiedad.

15. Camas separadas

Según un estudio de la Universidad de Surrey en Inglaterra, compartir la cama hace que tengamos interrupciones en el sueño y esto afecta la salud. Si uno se mueve, es muy probable que el otro también lo haga; y si hay ronquidos de por medio, no habrá un buen descanso.

16. Una taza de té

El té ofrece beneficios al corazón y ayuda a prevenir la cardiopatía isquémica. Una o dos tazas de té al día reduce en 43% la probabilidad de morir de un ataque cardiaco.

17. Inhala por la boca

A medida que vamos envejeciendo nuestros pulmones van perdiendo la capacidad pulmonar, es por ello que es necesario que te des unos minutos al día para respirar larga y profundamente. Esto hará que las respiraciones más profundas mejoren tu función y capacidad pulmonar, a la vez que harán más lento tu ritmo cardiaco y reducirá tu presión arterial.

18. Ríe




El mejor remedio de todos. Produce anticuerpos y aumenta las células de sistema inmunitario. El sentido de humor es muy importante para alargar la vida.
Ya sabes, a comer sano, hacer ejercicio, tomar té y vino con moderación, a respirar profundamente y sobre todo a reír.

¿Qué te parecieron los consejos? ¿Ya realizas algunos? 

Fuente: Suplementos Pymex


Tienes que ver esto también




No hay comentarios :

Publicar Comentario: