miércoles, 14 de mayo de 2014

Ejercicio para subir tus vibraciones {Inestabilidad económica, vecinos molestos, abundancia}

6.- Aplicar el proceso de Delegar en el gerente

Imagina que eres el dueño de una gran corporación y que miles de empleados trabajan para tí. Tienes empleados que trabajan en la cadena de producción y en el márketing de tus productos, administradores, contables, economistas, asesores, artistas, expertos en publicidad... Miles de personas, todas ellas trabajando para que tu compañía tenga éxito.
Ahora imagina que no trabajas personalmente con ninguna de estas personas, pero tienes un gerente que sí, y que las entiende, las aconseja y las dirige. De modo que cada vez que tienes una idea nueva, se la comentas a tu gerente, quien a su vez dice: «Me encargaré de ello ahora mismo». Y lo hace, con eficiencia, rigor y precisión. Como a ti te gusta.

Puede que ahora te estés diciendo: «Me encantaría tener un gerente así, alguien en quien pudiera confiar, que pudiera actuar en mi nombre».

Nosotros te respondemos: Tienes un gerente que está haciendo eso o mucho más. Tienes un gerente que trabaja continuamente para ti y que se llama Ley de Atracción, y sólo tienes que pedir para que este Gerente Universal corra en tu ayuda.

La clave del éxito de este proceso es hacer peticiones con la expectativa de que se cumpla tu petición. Es como pedirle a alguien en quien confías, que nunca te ha fallado, que haga algo, teniendo la certeza de que lo va a hacer. Esta es la actitud que has de tomar para hacer tus peticiones al Universo. Haz tus peticiones con la actitud de estar seguro de los resultados.

Este proceso funciona mejor si la gama de tu Escala de Guía Emocional se encuentra entre los siguientes extremos:

10. Frustración/Irritación/Impaciencia
11. Agobio
12. Decepción
13. Dudas
14. Inquietud
15. Culpabilidad
16. Desánimo
17. Ira
Situación de ejemplo “con tus vecinos”: Antes me gustaba este barrio, pero luego vinieron a vivir otros vecinos en la casa de al lado y son terribles. Su perro utiliza nuestro jardín como retrete, tienen tres o cuatro coches viejos aparcados en su camino de entrada a la casa en lugar de tenerlos en la acera, y me da apuro que vengan visitas a mi casa. Me siento culpable, deprimido y estoy enfadado.

Pero ahora recuerdo que tengo a este Gerente Universal competente, eficiente y dispuesto que trabaja sólo para mí. Entonces le pido lo siguiente, hago todo lo posible por recordar que este gerente es muy bueno y que satisfará eficazmente mis peticiones:

  • Me gustaría que este perro se buscara otro sitio que no fuera mi jardín para hacer sus necesidades.
  • Me gustaría que esos coches viejos no estuvieran en esta calle.
  • Me gustaría tener una buena relación con mis vecinos.
  • Quiero sentirme orgulloso de vivir en esta calle.
Gracias por cuidar de estas cosas.

Situación de ejemplo “tu abundancia”: Mi esposo y yo hemos trabajado durante muchos años y hemos ahorrado algo de dinero, no mucho, pero sí suficiente para vivir todo un año. Realmente tuvimos una gran idea para montar nuestro negocio, y teníamos un amigo que podía aportar suficiente dinero para ayudarnos a empezar, pero ahora, después de dos años, todavía seguimos recurriendo a nuestro dinero ahorrado para salir adelante, y nuestros ahorros se agotan con rapidez. Estoy preocupada y desanimada.

Pero ahora recuerdo que tengo a este Gerente Universal competente, eficiente y dispuesto que trabaja sólo para mí. Entonces le pido lo siguiente, mientras hago todo lo posible por recordar que este gerente es muy bueno y que satisfará eficazmente mis peticiones:

  • Por favor, consigue que tengamos un buen flujo de clientes.
  • Inspira algún rumor para que la gente se entere de nuestro negocio en esta zona.
  • Inspíranos para realizar todas las acciones apropiadas.
  • Haz que nuestro amigo se dé cuenta de nuestro sincero aprecio por su ayuda.
  • Apórtanos los empleados que necesitamos para dirigir este negocio en expansión.
Eso es todo por ahora. Gracias por cuidarte de esto.

Situación de ejemplo “tu inestabilidad económica”: Nunca salgo adelante económicamente. Parece que siempre salen imprevistos y he de gastarme todo lo que gano; mi tarjeta de crédito está temblando, de hecho gasto más de lo que gano. Trato de controlar nuestros gastos, pero todo está muy caro. Mi esposa trabaja y eso es una ayuda, pero a medida que nuestros hijos crecen, gastan más. Estoy preocupado, me siento desanimado.

Pero ahora recuerdo que tengo a este Gerente Universal competente, eficiente y dispuesto que trabaja sólo para mí. Entonces le pido lo siguiente, haciendo todo lo posible por recordar que este gerente es muy bueno y que satisfará eficazmente mis peticiones:

  • Haz que me aumenten el sueldo.
  • Haz que aumenten el sueldo de mi esposa.
  • Encuéntranos tarjetas de crédito a intereses más bajos.
  • Recuérdame con frecuencia lo buena que es nuestra vida.
  • Fomenta el aprecio en mí y en mi esposa por las cosas maravillosas de las que gozamos.
  • Guíanos, de alguna manera, para tomar las mejores decisiones en cuanto al dinero desde el punto en el que estamos ahora.
  • Eso es todo por ahora. Gracias por cuidar de estas cosas.

 Ver capítulos anteriores del Taller de Autoestima
Del Taller de Autoestima de Juan Carlos Fernández. Capítulo 168 Volumén 2: Ejercicios para la Manifestación de Tus Deseos

Tienes que ver esto también




No hay comentarios :

Publicar Comentario: