sábado, 26 de abril de 2014

Energizando el presente

LECCIÓN 7

ENERGIZANDO EL PRESENTE
¿Cómo está en este momento?. 
Cansado, tenso, relajado, pesado, alegre... 
¿Cómo está su energía?. 
Alta, baja, no la experimenta... 
¿Qué otras cosas están sucediendo?. 
Percibe ruidos, olores, movimientos, sensaciones, diferentes estímulos... 

Lo invito a transformar su realidad (que es la de este instante):
Ponga una música que le guste y lo alegre y ¡baile!.
O simplemente levántese y comience a saltar, moverse, estirarse, cantar, lo que le surja hacer.

¿Cómo está ahora?. 
¿Qué pasó con su energía?. 
¿Qué percibe de los estímulos internos y externos?. 
Todo cambió, ¿no es cierto?. 

Como fue vivenciando, su realidad es la de este instante.  ¿Pensó que, en la cultura en que vivimos, el presente es casi inexistente?.  ¿Una especie de “relleno” muy delgado entre el pasado y el futuro?.  Usted carga con las experiencias, errores, problemas, decisiones de lo que sucedió, mientras corre ansioso tratando de planear, adivinar, adelantarse a lo que va a pasar, por si algo terrible pudiera ocurrirle a usted o a los que quiere.  ¿Dónde está el presente?.  Ausente...


LA VIDA ESTÁ SUCEDIENDO AHORA, AQUÍ.   ES UN PRESENTE CONTINUO.

La dificultad de ver lo obvio, ¿no es así?.  Como se dio cuenta con la respiración, la tonicidad y la actitud, está atado a formas que incorporó cuando era un niño y de las que nunca tomó conciencia.  Alguien le dice algo que lo molesta y usted se enoja o se siente una víctima.  Se produce un ruido extraño y se sobresalta o cree que es un ladrón.  Escucha una noticia triste y se deprime o corre a ayudar.  ¿Qué es lo más adecuado en cada momento?.  No lo sabe.  REACCIONA, de acuerdo a su pasado.

Cuando vive el momento (sin pensar en lo que vendrá ni en lo que hizo), encuentra la riqueza inherente a la Vida misma.  Todas las percepciones, soluciones, posibilidades, respuestas, residen en este segundo, en este cruce de cientos de inimaginables líneas de hechos y potencialidades, que usted puede captar y llevar a la acción.  Sólo con atención consciente puede alcanzar la sabiduría del momento, sin reaccionar.  

Usted puede crecer y desarrollarse hasta el final de sus días. Sin importar sus experiencias, su nivel social, intelectual o laboral, sus “errores” (que no existen: todo es aprendizaje; sólo tiene que darse cuenta y hacer algo distinto) o cualquier cosa que lo condicione, lo haga sentir inferior o carente de algo, USTED TIENE EN CADA MOMENTO LA OPORTUNIDAD DE APODERARSE/EMPODERAR (DAR PODER) SU VIDA, CAMBIAR, CRECER, CREAR LO QUE CREE LO MEJOR PARA USTED.

¿Egoísmo, egocentrismo?.  No.  ES SU RESPONSABILIDAD.  ¿Quién puede responder por usted?.  Nadie, sólo usted.  Si hace lo que su corazón le indica, si deja de cerrarse y quejarse y toma cada posibilidad que la Vida le ofrece, si vive intensamente cada momento, estará sanando su pasado y creando un futuro sorprendente.

Se sentirá tan bien que será un placer estar con usted y, además, estará ofreciendo un modelo de posibilidad para los que tiene alrededor. 

¿Cuál es la clave?.  SEA COMO UN NIÑO, en su actitud.  ¿Acaso ellos no están llenos de confianza, energía, alegría, sabiduría, espontaneidad, imaginación, libertad, intuición?. 
¿Cree que perdió estas cualidades al generar la estructura (rígida y agobiante) de su “adultez”, al tomar la vida “seriamente”?.  No, su niño interior sigue vivo y deseoso de ayudarle a abrazar y jugar la vida, brindándole todos sus dones.  Sólo necesita que se conecte con él y que lo contenga con la estructura flexible y responsable que usted construya... y que se conecte con el amor de su Espíritu, siempre sano y libre.

¿Cómo hacerlo?. Ya tiene los elementos básicos:  RESPIRE, SIENTASE CONTENIDO Y SOSTENIDO POR LA VIDA, TENGA UNA ACTITUD POSITIVA, CREADORA, ALEGRE.

EJERCICIO

  • SEA CONCIENTE DE CADA MOMENTO.  Si vive en su burbuja mental o pendiente de sus cambios anímicos, se está perdiendo la vida, porque lo que pasó, pasó y lo que viene, no lo conoce.  ¿Sabe por qué se lo llama “presente”?.  Porque es un regalo.  Ábralo y desenvuelva la sabiduría, la abundancia y la alegría que contiene, como bien lo sabe su niño interior.
  • ESCUCHE SU CUERPO.  Él le da toda la información que necesita... y las respuestas.  Perciba: los mínimos cambios corporales y energéticos, las posturas, los tonos de voz, los gestos, las tensiones, las enfermedades.
  • RESPIRE.  No se cierre a lo que sucede.  Use la respiración para atravesar cualquier momento difícil o para disfrutar más el placer.
  • REGISTRE SU TONICIDAD.  Tome nota de la estructura de su esqueleto, de la flexibilidad de su tono muscular, descargue el peso a la Tierra (¡bendita Madre!) y déjese sostener por ella.
  • VIVENCIE UNA ACTITUD CENTRADA Y ARMONIOSA.  Mire de frente la vida, abra el pecho, ponga una sonrisa en su rostro, extienda sus manos con amor y confianza.
  • PERCIBA SU ENERGIA.  Si la siente baja, levántela respirando activamente, moviéndose, bailando, caminando, como le guste más.  Y, además, perciba la energía de los demás, de los ambientes, de cada momento, de cada relación.  USTED VIVE EN UN MUNDO DE ENERGIA.  Fluya con ella, déjese guiar por la Vida hacia lo mejor.

¿PARA QUE HACERLO?: ¿qué está poniendo en práctica de lo que fue aprendiendo?, ¿cómo se siente?, ¿qué cambios registró?, ¿qué cosas han mejorado?, este aprendizaje ¿ha transformado su concepción de usted mismo y de su inserción en la Vida?, ¿qué está creando a partir de ello?.  Estas son sus razones para hacerlo.

Alguien dijo:  MOMENTO PRESENTE... MOMENTO MARAVILLOSO...

Téngalo en cuenta y dígaselo con continuidad, hasta que lo vivencie totalmente y pueda disfrutar en  plenitud la vida que se merece.

En la próxima Lección: ¿cómo incluir esta actitud diferente en el trabajo?.  Sí, se puede.

 Ver capítulos anteriores del Taller de Autoestima
Del Taller de Autoestima de Juan Carlos Fernández. Capítulo 155 Volumén 2: Cambie su Actitud

Tienes que ver esto también




No hay comentarios :

Publicar Comentario: