martes, 22 de abril de 2014

Cambie su Actitud: Armonizando las dualidades 3/8

LECCIÓN 3

ARMONIZANDO LAS DUALIDADES
DIA Y NOCHE.
LUZ Y OSCURIDAD.
¿Opuestos?
¿Dos caras de una misma moneda?
¿Qué cree? 
¿Sabe que lo que piensa sobre este tema es más importante de lo que imagina?.
¿Por qué?.


Porque vive entre DUALIDADES
Femenino / Masculino.  Alto / Bajo.  Norte / Sur.  Pobre / Rico.  Bueno / Malo.  Caliente / Frío.  Blanco / Negro.  Gordo / Delgado.  Lindo / Feo.  Vida / Muerte.

Usted registra el mundo en estos términos y raramente toma conciencia de ello, ¿no es cierto?.


¿Cuál es el problema?.

Piense, ¿no se la pasa dividido entre opuestos?, ¿deseando uno y rechazando el otro?, ¿tratando de alcanzar uno y huyendo del otro?, ¿queriendo ser uno y temiendo el otro?.
¿Se da cuenta la importancia de las dualidades?. ¿Qué tiene eso que ver con la actitud?.
Muchísimo.  ¿Cómo se siente cuando parece que “la oscuridad” se apodera de su vida?.

Recuerde...

¿Restringe la respiración?
¿Se contrae?
¿Se endurece?
¿Se aísla?
¿Pelea?
¿Se enferma?
 

En síntesis, se pasa completamente del lado de la oscuridad.  Se “olvida” de abrirse, expandirse, unirse, fluir, sanarse.

Si su cuerpo-mente es un todo que interactúa y esto se refleja en su actitud: ¿cómo espera atravesar la oscuridad, si está duro y cerrado como un soldado?.  Sólo lo puede hacer si combate y lo que está tratando de evitar es justamente esta posición.  ¿Qué hacer, entonces?.

ENCUENTRE LA ARMONÍA
Las famosas dualidades son nada más que oportunidades para aprender a través de los extremos. Cualquier experiencia “negativa” conlleva una lección: generalmente, es una resistencia a dejar lo viejo y conocido, a incorporar una actitud novedosa, a crecer más abierta, sabia y amorosamente.  Una vez que experimentó la enseñanza de esa lección, no necesita seguir “pegado” a ella: puede liberarla.

¿Recuerda que recién mencioné atravesar la oscuridad?.  De eso se trata:

No huya.  No pelee.  No se resista.  No se contraiga.  No se enoje. 
OBSERVE LO QUE SUCEDE
ACEPTE 
ÁBRASE A LA ENSEÑANZA QUE ESA EXPERIENCIA TRAE A SU VIDA 
LIBERE LO QUE YA NO LO REPRESENTE 
CREA QUE PUEDE 
CREE LO QUE NECESITE PARA SER FELIZ 

¿Qué significa aceptar?.  No es resignarse, renunciar, someterse, conformarse. Aceptar es una actitud vital, que libera una gran cantidad de energía usada en luchar y rechazar, y que puede ser utilizada para crear. Es confiar en que todo lo que sucede tiene un propósito y que la Vida se irá desenvolviendo de manera de conducirlo hacia lo mejor para usted.  Es comprender que no sabe todo y abrirse a una nueva posibilidad que la Vida le ofrece con generosidad. 

¿Cómo llevarlo a su vida cotidiana?.

EJERCICIO

  • Tome una hoja, divídala en dos y escriba de un lado todo lo “POSITIVO” que es o que hace y del otro lado lo “NEGATIVO”.
  • Por ejemplo, “soy sociable, me gusta la gente / me cuesta relacionarme cuando no conozco a nadie en una reunión”, “soy generoso con mis amigos / soy avaro con mis libros”, “soy cariñoso con mis hijos / no demuestro afecto a mi esposa”, “me cuido en las comidas / a veces, hago dietas extremas, porque no me gusto”.  
  • ¿Cuál es el propósito?.  Darse cuenta de que, en usted, conviven los dos extremos, que nada está afuera de su mundo, así dejará de proyectar las virtudes y defectos en los demás y podrá aceptarlos como partes suyas.  
  • Recuerde que usted es más que sus dualidades.  Como todo el mundo, las tiene y van cambiando con el tiempo, pero no se define por ellas: USTED ES UN SER HUMANO INTEGRO Y MARAVILLOSO, EN CONSTANTE EVOLUCION.
  • Observe su actitud frente a las partes “negativas” o a los problemas:
-          ¿Huye, los niega, se paraliza por el miedo, se enferma, se estresa, se sobre exige, se enoja, se avergüenza, se culpa, no se los puede sacar de la cabeza, por ejemplo?.
  • Cuando tome conciencia de alguno de estos comportamientos:
  • Perciba si corta o restringe la respiración y comience a respirar lo más lentamente que la situación le permita. 
  • Tome nota de sus tensiones y trate de relajar su cuerpo, soltando la musculatura con la exhalación. 
  • Acepte lo que sienta, lo que piensa, lo que suceda; no se critique ni se juzgue. 
  • Pregúntese qué aprendizaje trae esa experiencia, qué puede modificar, qué nueva actitud es posible construir. 
  • Por ejemplo: si critican algo que hizo y usted acostumbra enojarse, respire, relájese y dígale a su interlocutor: “no pensé en esa posibilidad, ¿cómo lo haría usted?”.  Con esto, usted continúa en dominio de su persona y puede seguir conversando y quizás aprendiendo algo nuevo, al transformar la crítica en aporte o, en todo caso, disolviéndola con su actitud positiva.

¿PARA QUÉ HACERLO?: Porque, poco a poco, aprenderá que respirando, relajándose y aceptando todas las circunstancias internas o externas, puede usar cualquier experiencia para construir algo nuevo y mejor, con compasión, sabiduría y alegría. 

Sin importar lo que está sucediendo, la Luz ilumina cualquier oscuridad.  Una vela es capaz de abrir la noche más densa.  Comience por reencontrarse con su luz interna, escucharla y dejarla crecer, hasta que guíe su camino. 

En la próxima Lección, aprenderá a avivar esa llamita con la respiración.

 Ver capítulos anteriores del Taller de Autoestima
Del Taller de Autoestima de Juan Carlos Fernández. Capítulo 155 Volumén 2: Cambie su Actitud

Tienes que ver esto también




No hay comentarios :

Publicar Comentario: