sábado, 22 de febrero de 2014

Amarse a uno Mism@



Cuando uno perdona y líbera, no sólo se quita de encima una enorme y pesada carga sino que además abre la puerta hacia el amor a sí mismo.

Sólo hay una cosa que sana todo problema: AMARSE A UNO MISMO.

Cuando nos empezamos a amar a nosotros mismos cada día más, es sorprendente como mejora nuestra vida en todo sentido: nos sentimos mejor, encontramos los trabajos que deseamos y obtenemos el dinero que necesitamos. En cuanto a las relaciones o bien mejoran, o las negativas se disuelven e iniciamos otras nuevas.


"Nos preguntamos “¿quién me he creído para ser brillante, espléndido, talentoso,sensacional?”, pero en realidad, ¿quiénes nos hemos creído para no serlo?"
- Marianne Williamson

Amarte a ti mismo/a es tener un profundo aprecio por quien eres, aceptar tus diferentes aspectos, tus rarezas, las cosas que tal vez no hagas del todo bien y tus maravillosas cualidades, sin condiciones. Por desgracia muchos de nosotros no queremos amarnos hasta que perdamos peso, encontremos la persona ideal, el estudio o el empleo que anhelamos, o lo que sea. Por desgracia esas son maneras de ponerles condiciones a nuestro amor y el amor que merecemos es incondicional.

Tenemos que tomar conciencia de que los únicos que estamos a cargo de nuestras vidas somos nosotros. La Biblia dice: “amaras a tu prójimo como a ti mismo”, y con demasiada frecuencia olvidamos la segunda parte: “como a ti mismo”. 

El amor es algo que podemos escoger, de la misma forma que elegimos la ira el rencor la tristeza o el odio, podemos optar por el AMOR.



En un aspecto o en otro, por lo visto todos sufrimos de alguna carencia de amor a nosotros mismos. Nos resulta muy difícil amarnos porque llevamos dentro esos supuestos defectos que nos hacen imposible amarnos tal como somos. Generalmente nos ponemos condiciones para amarnos, y cuando entablamos alguna relación también ponemos condiciones para amar a la otra persona. Todos hemos escuchado que no podemos amar de verdad a los demás hasta que nos amemos a nosotros mismos. De modo que, ahora que ya hemos visto las barreras que hemos levantado para obstaculizamos, veamos cómo hacemos para lanzarnos al paso siguiente.

Continuará...

Del Taller de Autoestima de Juan Carlos Fernández. Capítulo 118 Volumén 2: Amarse a uno Mismo


Tienes que ver esto también




No hay comentarios :

Publicar Comentario: