viernes, 24 de enero de 2014

Rescatando lo mejor de mi...


Se dice que Mandela dijo una vez "lo que tememos no es nuestra oscuridad, sino nuestra luz", o algo así. En la misma línea de pensamiento, Marianne Williamson dijo que nuestros miedos no se basan en ser inadecuados sino a que somos poderosos más allá de toda medida. Son estos miedos los que nos impiden reclamar lo que es nuestro, tanto en un sentido material como espiritual.

Estos conceptos nos abren la puerta de nuestro encuentro de hoy. No solo la resistencia de no sentirnos merecedores (punto 6) nos impide alcanzar nuestros objetivos. No sentirnos capaces es una resistencia aun mayor. Sobre esto trabajaremos hoy.

Detrás de cada una de esas resistencias se encuentran frases, mensajes con los que hemos sido programados desde pequeños. "No soy lo suficientemente bueno", "No tengo continuidad", "Soy demasiado introvertido", "Mi situación no me lo permite", y tantas otras.
Estas frases casi nunca se corresponden con la realidad. Es mas, si nos permitimos escuchar y aceptar las opiniones de las personas que nos conocen bien, estoy segura de que encontraremos que se sienten confundidos ante nuestra autocrítica. Ellos nos consideran mucho mejores de lo que nosotros mismos nos consideramos.

El objetivo del ejercicio de hoy es eliminar esos programas negativos. Porque como todos sabemos: "así como pensemos que somos, así seremos". Aquello que pensemos que podemos lograr es exactamente lo que lograremos. Ni más ni menos.

Una vez me dijeron: "Tanto los pesimistas como los optimistas tienen razón. Los optimistas piensan que van a ganar, y están en lo correcto. Los pesimistas piensan que van a perder, y están en lo correcto. Es nuestro pensamiento el que determina el resultado."

Comencemos con lo nuestro: 

1. Busca un papel y un lápiz, y ubícate en un lugar tranquilo, donde no seas interrumpido.

2. Toma unas inspiraciones profundas y relájate. 

3. Cierra los ojos y conéctate interiormente con tus guías, tus ángeles o tus animales de poder. Pídeles asistencia y protección mientras dure el ejercicio. 

4. En la parte superior de la hoja, escribe: "33 razones por las que soy un ser humano maravilloso". 

5. Empieza a escribir. No censures nada de lo que surja. Deja que fluya. 

6. Si en algún momento surge algo negativo, búscale el lado positivo. Toda cualidad humana que parece negativa, tiene su lado positivo (y viceversa). Es como el símbolo del yin y el yang, la parte negra tiene su punto blanco, la parte blanca tiene su punto negro; y en esa interacción se basa la Unidad y Milagro de la Vida.

(Nota: este tema fue muy bien desarrollado por Deepak Chopra en "El Camino hacia el Amor", se los recomiendo.) 

7. Por ejemplo, una de las características –supuestamente negativas- que pueden aparecer es "Soy demasiado crítico con mis empleados". Bueno, es posible que esa critica proceda de un sentido de la responsabilidad muy acentuado, de un standard de eficiencia muy elevado o de una valoración muy acertada de las capacidades de tus empleados, lo que conduce a que les exijas mas. Todas estas son características positivas, escondidas detrás de un supuesto defecto. Ocúpate de encontrarlas al ir armando tu lista. 

8. Continúa escribiendo hasta que obtengas 33 cualidades. Recuerda: estas son cosas que te hacen sentir orgulloso de ti mismo. Al leerlas, debes sentir que te representan totalmente. Algo dentro de ti debe sonar como ¡Si! !Este soy yo!" 

9. Si tu mente racional comienza a poner obstáculos (es decir, si aparecen pensamientos del tipo "No se para que hago esto, es una pérdida de tiempo, etc.", pídele a tus asistentes  espirituales que te ayuden. Imagina lo bien que te sentirás cuando hayas logrado lo que sueñas. 

10. Cuando termines, puedes re escribir la lista en letras grandes y colocarlas como letreros en tu casa, en tu oficina, el protector de pantalla de tu PC, en el espejo del baño, en tu auto... donde quiera que puedas leerlas de vez en cuando. 

11. Cuando te vayas a dormir, pídeles a los espíritus del sueño que te muestren como llegar a la vida que deseas. (Aquellos que han realizado el Taller de Sueños conmigo, revisen sus  apuntes y trabajen con los ejercicios de incubación del sueño que les di)

Tengan muy en cuenta los resultados de este ejercicio. Muchas personas han recibido novedades muy importantes o giros sorpresivos (¡y muy benéficos!) de sus circunstancias una vez que lo hacen. ¡Esperen, observen, estén atentos, y se asombrarán!

Del Taller de Autoestima de Juan Carlos Fernández. Capítulo 106 Volumén 2: Autoconocimiento y Transformación Personal

Tienes que ver esto también




No hay comentarios :

Publicar Comentario: