lunes, 6 de enero de 2014

Lastimar a los demás sin que se note

Por Cristina Pérez

¿Alguna vez te has visto envuelto en alguna relación donde te sentías atacado con actitudes aparentemente inocentes? ¿O sientes que alguien cercano a ti usa esta actitud para obtener lo que quiere? Sigue leyendo y averigua más sobre esta actitud.

¿Qué es la actitud pasiva agresiva?

La actitud pasiva agresiva puede tomar muchas formas, aunque todas son agresiones no verbales o un comportamiento negativo. Suele presentarse cuando estamos enojados, tristes o decepcionados con alguien a quien no le podemos o queremos demostrar nuestros verdaderos sentimientos. Es una forma de abuso emocional debido a que causa un gran dolor y daño emocional a las personas que queremos.

Identifica la actitud pasiva agresiva

La agresión pasiva agresiva se da cuando persisten ciertas conductas negativas en cualquier tipo de relación. Entre las actitudes que se pueden presentar están las siguientes:

-Falta de comunicación cuando es claro que existe una situación problemática que debe ser discutida.

-Evitar o ignorar a la persona con quien no se puede hablar de forma calmada.

-Evadir problemas, asuntos y situaciones que deben ser hablados o concluidos.

-Dar prioridad a asuntos menores y dejar para después los más importantes.

-Obstruir o sabotear eventos o proceso que generan cambios en su beneficio.

-Evitar situaciones en las que puedas perder o encontrar a alguien con quien competir

-Ser ambiguo y poco claro en las conversaciones con otros.

-Mantener una actitud de mal humor, silencio y resentimiento con la intención de atraer la atención y generar simpatía.

-Temor a mantener relaciones cercanas.

-Excusas o razones para no hacer las cosas, sin tomar responsabilidad por ello.

-Victimización e inhabilidad para ver su parte de la responsabilidad en los problemas.

-Dependiendo de la persona y la situación, se pueden presentar todas o algunas de estas características.

¿De dónde surge la actitud pasiva agresiva?

La actitud pasiva agresiva es un mecanismo de defensa con el que se pretende lograr una protección emocional. Es una actitud automática que deriva de experiencias negativas pasadas que dañaron en lo más profundo de su ser a quien las expresa. La base de esta actitud son los miedos, rencores, desilusiones, inseguridades y baja autoestima.

Aprende a lidiar con la actitud pasiva agresiva


Si eres una persona con actitud pasiva agresiva y quieres cambiar, debes comenzar por entender sus causas. Cuando hagas esto, te será más fácil detenerte antes de iniciar esta actitud, pero si caes en ella deberás tomar responsabilidad de tus acciones y reacciones. También debes evitar sentirte atacado cuando enfrentas tus problemas, en lugar de eso, mantén un visión objetiva.



Si eres quien debe lidiar con una persona pasiva agresiva trata de entender las razones de esta actitud y explícale a la otra persona la forma en que te está afectando. Debes prepararte para recibir agresión, sin permitir caer víctima de la culpa. En lugar de ello, procura ser honesto sobre tu parte de responsabilidad en la situación y si la situación continúa, marca límites claros. 


Tienes que ver esto también




No hay comentarios :

Publicar Comentario: