domingo, 19 de enero de 2014

¿Cómo cambiar las creencias negativas acerca de uno mismo?

2: CAMBIANDO LAS CREENCIAS

AUTOEXAMEN DE CREENCIAS 

ASIGNACIÓN DE PUNTAJE 
Preguntas impares                 Preguntas pares
Mucho: 0                                      Mucho: 2
Poco: 1                                        Poco: 1
Nada: 2                                        Nada: 0

¿Cuántas veces dices, piensas o sientes, las siguientes afirmaciones? 

1. Me acepto tal como soy
2. Me enojo conmigo
3. Me apruebo
4. Me culpo
5. Me acepto
6. Me critico
7. Confío en mi
8. Me desespero por lo que pasa
9. Me entusiasmo con mis ideas
10. Destruyo lo que amo
11. Tengo esperanzas
12. Tengo miedo
13. Me siento adecuado para mi trabajo
14. Me siento un fracaso
15. Soy amable
16. Sufro celos
17. Soy responsable
18. Me tomo todo a pecho
19. Tengo sentido del humor
20. Sufro por mis nervios
21. Soy una persona fuerte
22. Dios no me ama
23. La gente confía en mi
24. Me cuesta hacer amigos
25. Te perdono
26. Nunca olvido el mal que me han hecho
27. Se quien soy y lo que deseo
28. Los demás me ponen obstáculos
29. La vida es una aventura
30. La vida es una lucha
31. Me gusta mi cuerpo tal como es ahora
32. Me gustaría empezar una dieta o un programa de ejercicios
33. No todo es trabajo en la vida, acepto jugar un rato
34. Nunca tengo tiempo para nada
35. Estoy rodeada de personas que me aman
36. Nadie me entiende
37. Mi pareja es la persona perfecta para mi
38. Parece que siempre me equivoco al elegir pareja
39. Me siento en paz y tranquilo
40. Mi mente actúa en mi contra


El puntaje va de 0 a 80. 

Cuanto mas alto el puntaje, mas hay que trabajar sobre uno mismo. 

La lista anterior nos permite examinar el panorama de nuestras creencias.
Como te habrás dado cuenta, las preguntas impares son positivas, mientras que las pares son negativas. Es bueno recordar que la decisión sobre que pensar es siempre nuestra. Pero profundicemos un poco más.

Todos tenemos un asistente interior, una voz interior que nos dice que hacer y que pensar a cada momento (es nuestra mente subconciente). Esta parte de nuestra mente es responsable del 90% de nuestras ideas. El resto le corresponde a la mente conciente, la que está activa ahora, mientras lees esto.

Pero esa mente interior, subconciente, tiene incorporados muchos pre-conceptos, creencias que se han ido asentando allí sin demasiado análisis, procedentes de nuestra educación, la formación que recibimos, los mandatos de nuestra cultura. Nuestra mente subconciente toma esas creencias como instrucciones. No le importa mucho quien las ha creado. ¿Cómo es el proceso por el cual se incorporan las creencias en nuestra mente?

Desde el nacimiento hasta los 8 años de edad la información que nuestra mente acepta ciegamente es la aportada por nuestros padres, abuelos y maestros. Eran verdades que no se discutían y muchas de esas "supuestas" verdades todavía son las que motivan nuestras vidas. Por ejemplo, hasta hace bastante poco, yo todavía me enojaba conmigo misma si mi casa no lucía impecable todos los días. Y en realidad, ser tan exigente con esto no es un patrón universal, es una creencia heredada de mi madre, para quien un poco de desorden era equivalente al caos. Ahora, si yo decido que la impecabilidad de la casa es un factor importante para mi hoy, estará bien que dirija mis energías a lograrlo. Es mi elección y me comprometo con ella.

Es esencial tener en cuenta esto. Cuando estás por tomar una decisión o hacer algo, tu primera reacción es generada por estas creencias impuestas en la infancia. Esto crea una respuesta emocional o física al estimulo recibido. Si esas creencias son coherentes con tu forma de ser actual, la decisión que tomes te moverá hacia delante venciendo los obstáculos. Si esas creencias ya no son válidas, encontrarás obstáculos o te encontrarás peleando contigo mismo. Aunque alcances tu objetivo, no podrás mantenerlo.  Las verdades impuestas por otro permanecen en nuestra mente hasta que decidimos cambiarlas.

¿Cómo procesamos las situaciones nuevas en la vida? 
Fundamentalmente existen 2 modos de reaccionar a las situaciones de la vida. Cada uno de estos modos desencadena procesos absolutamente diferentes. Uno negativo, que nos conduce a la frustración, el dolor y la angustia; y otro positivo, que nos lleva a un nivel de serenidad y conciencia desde donde se puede decidir con claridad. Con este último, ganamos una oportunidad de adquirir sabiduría. Con el primero, la dejamos pasar. 

PROCESO NEGATIVO: 
Estímulo externo (una situación que no esperábamos, o que se opone a nuestros deseos o que detona nuestros miedos)

Nuestra reacción: 
1) Rechazo o negación ("!No me puede estar pasando esto!")
2) Enojo, ira ("Voy a vengarme")
3) Negociación, regateo ("Si esto se resuelve a mi favor, dejo de fumar")
4) Culpa ("Yo lo arruiné, soy un fracaso")
5) Desesperación ("!No puedo vivir así!")
6) Aislamiento ("No quiero ver a nadie")
7) Postergación ("No quiero pensar en eso, ya pasó")
8) Miedo a avanzar ("Nunca mas lo voy a intentar")
Resultado: Perdió la oportunidad de aprender

PROCESO POSITIVO: 
Estímulo externo (una situación que no esperábamos, o que se opone a nuestros deseos o que detona nuestros miedos)
Nuestra reacción:
1) Aceptación ("Bueno, está bien")
2) Serenidad ("Tomemos esto con calma")
3) Conciencia ("Lo que sucede siempre tiene una razón, aunque ahora no la vea")
4) Emociones positivas ("Hice todo lo posible, por mi parte, estoy satisfecho")
5) Gran energía interior ("Veamos como lo puedo hacer mejor")
6) Pide ayuda ("¿Quien podría ayudarme con esto?")
7) Arma un plan ("Esta vez lo intentaré de otro modo")
8) Avanza ("Tomo esta y esta acción") 

Resultado: Ganó sabiduría

Cada situación nueva hace detonar el proceso. Empiezas si o si con la etapa 1: 

la niegas o la aceptas. De eso depende el resto del proceso, no hay otras opciones. Pero además, si te observas, la próxima vez que te suceda algo así, vas a descubrir que lo que está activando la negación o rechazo es una idea instalada en tu mente entre tu nacimiento y los 8 años, una creencia aprendida. Allí empezarás a entender los resultados que se dan en tu vida. Cuando cambies esas creencias por otras, positivas, podrás reaccionar desde la aceptación, ganando en paz interior, resultados exitosos y sabiduría.

¿Cómo cambiar las creencias negativas acerca de uno mismo? 
Existe un método tomado de la hipnoterapia que consiste en tomar cada una de las creencias negativas (las que están en el test) y escribir la afirmación contraria. 

Por ejemplo, soy inteligente. Siempre en presente y nunca usando negaciones. 

Escribirla durante cinco minutos o decirla delante del espejo durante 5 minutos. 

Hacer esto durante -al menos- 28 días que es lo que le toma a la mente subconciente aceptar la nueva idea. Esto debe acompañarse de la auto observación, tratar de detectar cuando no estamos actuando de acuerdo a la nueva idea, y en esos momentos, cancelarla y cambiar de actitud.

De todos modos, para terminar nuestro encuentro de hoy, quiero compartir contigo una meditación que me parece que puede resultarte útil.

MEDITACIÓN DE ACEPTACION
1. Cierra los ojos, relájate
2. Imagina que estas sentado o acostado en una playa
3. Puedes escuchar las olas que van y vienen.
4. El sol brilla en el cielo
5. Puedes escuchar las gaviotas, la sirena de los barcos que se acercan al puerto
6. Imagina que la luz del sol calienta tu piel. Su energía radia hacia ti, entra a tu cuerpo y hace vibrar tu interior. El aire marino limpia tus pulmones. Los sonidos de la naturaleza te hacen sentir en armonía. Todo tu ser se relaja.
7. La arena está caliente. Su calor y energía llegan también a tu cuerpo, lo rodean con su calidez. Te sientes protegido. El calor llega a tu corazón.
8. De pronto, tu corazón empieza a vibrar con la energía que la naturaleza le dió. Siente como tu corazón se expande, radiando su amor hacia ti.
9. Tú mereces todo lo bueno. (Disfruta de este pensamiento que da paz). Repite en voz baja "Yo merezco todo lo bueno"
10. Eres una persona hermosa, valiosa, fuerte, positiva. Repite en voz baja
"Me acepto y me amo, tal como soy"
11. Las personas que sepan valorarte se acercaran a ti. Los demás, no valen la pena.
12. Después de unos momentos, vuelve a tomar contacto con el lugar donde estás y lentamente abre los ojos.

Del Taller de Autoestima de Juan Carlos Fernández. Capítulo 106 Volumén 2: Autoconocimiento y Transformación Personal

Tienes que ver esto también




No hay comentarios :

Publicar Comentario: