jueves, 16 de enero de 2014

Aprende a sentirte bien, sin importar cómo

Es tu barco

No puedes arruinarlo. No puedes cometer un error ni tomar una decisión equivocada. Es imposible. De hecho, nunca has cometido un error; lo que ocurrió sólo contribuyó para que aprendieras a dejar de vibrar negativamente. ¡Ahora ya lo sabes!

Todo este asunto de crear nuestras vidas mediante el flujo de energías de más alta frecuencia que en la que hemos estado vibrando, es increíblemente nuevo para nosotros. Es un gran reto, una monumental nueva orientación en la vida. Así que sé amable contigo mismo, tómalo con calma, juega con las energías, vuélvete curioso, ríe más, sonríe más, experimenta. Ve cuánto puedes sostener un estremecimiento o cuán rápido puedes activar tu energía. Descubre qué te da alegría; y, entonces, déjala fluir. Juega con tus "quiero". Juega con todo ello; pero recuerda: todo esto es muy nuevo; así que, por favor, no te desanimes.

Somos como bebés en andadera que aprendemos a maniobrar en nuestro nuevo mundo. Todo en ese bebé dice: "Levántate y camina" . Así que lo hace, una y otra vez, sin importar cuántas veces se pueda caer. A eso se le llama pasión..., y práctica.

La práctica consiste en esta nueva forma de pensar y de ser. Tiene que ser así; es tan nueva, tan extraña. Exactamente ahora, este concepto no es sino un montón de palabras en papel que pueden sonar interesantes, pero el sabor está en la prueba. ¡Y eso significa práctica!

Practica cómo hacer fluir la energía. Practica hacerlo con tus "quiero" o practica solamente para hacerla fluir. Aprende a activarla a voluntad, en cualquier situación, dondequiera que estés, con quienquiera que estés..., suceda lo que suceda. Controla tu vida, al controlar tus reacciones ante ella. Así que... ¡practica!

Después de que recorras tus treinta días, diseña tu propio programa para mantener en alto el interés. Tal vez una semana de sentimiento de gratitud, una semana de sentimiento de asombro por todo, de reverencia, de admiración, de entusiasmo. Quizá una semana de sentimiento de diversión, una semana de optimismo, una semana de estar enamorado, de sentimiento de: "Dios, es bueno estar vivo", sin importar lo que sucede a tu alrededor.

Practica en momentos casuales, en el baño, cuando estés atendiendo a tus niños o haciendo tu declaración de impuestos, al asistir a una junta o cuando estés trabajando en la línea de producción de la fábrica.

Lo que es más nuevo para nosotros, es aferrarnos a estos conceptos aparentemente obsoletos de que la vida real se trata, primero, de sentir y, luego, de actuar. Eso es justa y completamente obsoleto para nosotros. Sólo la práctica traerá los frutos de ese audaz nuevo concepto.

¡Puedes pensarlo, tienes que sentirlo! Así que practica para convertirte en amante. Si es algo que quieres con pasión, ámalo con todas tus fuerzas. Acarícialo con emoción con las más tiernas y ardientes vibraciones. Abrázalo con ferviente devoción. Arrúllalo en tu regazo. Envuélvelo con un amor tan profundo, tan deslumbrante, tan fogoso, tan bello que te quite el aliento. Practica cómo derramar amor apasionado. ¡Eso es estar en un gran momento de cálido y suave cobijo!

Sí, la vida puede volverse más compleja durante un tiempo porque has incrementado tu deseo, porque has aumentado tus energías magnéticas. Pero con ese deseo viene la vida auténtica.

Así que aprende a sentir, sentir, sentir, bien o mal, positiva o negativamente. Si un sentimiento finalmente abre las puertas a los tesoros del universo, ¿qué tan malo puede ser? Si lo quieres suficientemente, aprenderás a sentirlo.

Entonces, aprende a sentirte bien, sin importar cómo. Este punto de vista tiene que ser totalmente consciente y deliberado. Las respuestas que te pongan de rodillas tienes que mandarlas a volar. Si deseas cambiar las condiciones de tu vida, tienes que cambiar también tus vibraciones, así que practica hasta que puedas transformarlas en un simple abrir y cerrar de ojos. Si no logras sentir cálidos estremecimientos, significa que estás por los suelos o que te sientes muy mal. De cualquier manera, estás enviando vibraciones negativas.

Si tienes algún problema, sácalo de tu vida hablando de él contigo mismo durante diez o quince minutos cada día. Analízalo en voz alta hasta que hayas encontrado lo que te inquieta, y verás cómo disminuye al hablarlo. Cada vez que hagas eso, estarás dejando un poco más de resistencia detrás de ti hasta que finalmente descargues lo suficiente como para permitir que tus vibraciones -¡y tu experiencia!- cambien.

Sólo recuerda que la forma en la que pienses es la forma en la que sientes; la forma en la que sientas es la forma en la que vibras; la forma en la que vibres ¡es la forma en la que atraes!

Así que lo que quieras, siéntelo, siéntelo hasta que se convierta en un cálido estremecimiento. Si puedes sentirlo, puedes tenerlo. Puedes tener cualquier cosa que quieras, siempre y cuando primero puedas sentirlo.

Te puedes comer al mundo de un bocado. Sólo tienes que prestar atención para descubrir qué viene, en lugar de qué es lo que no está aquí. Una vez que estés cómodo haciendo eso, por los poderes que son y por el poder que eres tú, empezarás a vivir la vida que viniste a vivir aquí. Estarás haciendo realidad tu razón de ser.

Desde el capítulo 86 aprendimos que todo es energía. Eso es todo lo que este mundo y el universo son. Puedes ser su dueño o su víctima. Al aprender a controlar el tono y el flujo de tu energía electromagnética, estarás aprendiendo a tomar el control de tu propio destino, dirigiendo tu barco a donde desees. Cuando lleguen las tormentas, sabrás qué las creó y qué hacer. Está el control absolutamente dirigido hacia recargar las maravillosas recompensas de una vida que está -en toda la extensión de tus posibilidades- ¡finalmente siendo vivída!

Con este capítulo cerramos la serie del tema de la Ley de Atracción. Deseo que tener este conocimiento te permita lograr¡Pasión por Vivir!

Que así sea!!!

 Ver capítulos anteriores del Taller de Autoestima
Del Taller de Autoestima de Juan Carlos Fernández. Capítulo 103 Volumén 2: 30 Días para Implementar La Ley de Atracción

Tienes que ver esto también




No hay comentarios :

Publicar Comentario: