viernes, 27 de diciembre de 2013

Conoce el secreto para mejora la autoestima

¿Alguna vez has sentido que las emociones te dominan? ¿Te has  hecho daño a ti mismo o a los  demás  por no controlar tus emociones? ¿Cuántos momentos de felicidad te has perdido por dejar que la ira, el odio o el orgullo sí apoderen de ti?
Lo primero es el autoconocimiento, darnos cuenta que cuando dañamos a otro, primero nos estamos dañando nosotros. El autoconocimiento, no puede llevarse a cabo de la noche a la mañana, es toda una técnica de disciplina espiritual, de tomar conciencia de quien somos. Se debe practicar en silencio, mantener un compromiso diario con Dios, a la misma hora y en el mismo lugar, preguntando:” ¿Quién soy yo?”, “¿Qué clase de persona quiero ser?”, y de apoco vas a recibir una respuesta de tu interior, que te va a enseñar con claridad cómo controlar las emociones y mejorar mi vida.

Los pensamientos y emociones de miedo, ira, cólera, envida, celos y mala voluntad, producen enfermedades y si un  efecto destructivo en nuestra  autoestima.

Lo más importante es no dejarse llevar por las situaciones de la vida cotidiana que te pueden hacer sentir mal, o incluso, por tus propios pensamientos que en ocasiones te llevan a un estado de depresión.

En estos tiempos la gente suele ser muy vulnerable a las situaciones externas. La mayoría de las personas deja que sus emociones y su estado de ánimo controlen su vida. Además, dejan que ellas dependan totalmente de lo que sucede a su alrededor, o de lo que otros hagan.

Debes saber que es posible controlar hasta cierto grado tus emociones y provocar en ti mismo un estado de alegría y felicidad, sin dejar que nada ni nadie te afecte de manera significativa. Aunque siempre habrá ocasiones en que será imposible no sentirte triste o enojado, por ejemplo, al sufrir una pérdida. En estos casos es necesario vivir la emoción de dolor o tristeza hasta que te sientas más tranquilo.

Sigue los siguientes pasos cada vez que quieras sentirte feliz y alimentar emociones positivas:


1. Trata de alejarte o aislarte de cualquier situación que te provoque estrés o depresión. Si por alguna razón no te es posible, por lo menos trata de no prestar atención a eso, y enfócate en otra cosa que te ayude a distraerte.

2. Levanta la cara y sonríe. Cuando estamos tristes o deprimidos, tendemos a bajar la cabeza, pero cuando estamos felices, la cara se mantiene en alto de manera natural. De igual manera, está comprobado que si mantienes levantada tu cara, comenzarás a sentirte feliz poco a poco, sin importar las circunstancias. Así que inclina un poco tu cabeza hacia atrás y mantenla así mientras sonríes.

3. Trata de mantener tu mente en blanco, o si te es difícil, piensa en algo agradable. Recuerda que la mente tiene control sobre el cuerpo y sobre tus emociones, así que si quieres experimentar emociones positivas, tienes que alimentar pensamientos positivos.
Si mantienes tu mente en blanco, y sonríes con la cara levantada, alejado de cualquier situación estresante o deprimente durante 2 minutos, notarás una sensación agradable gracias a que tus emociones están más estables, y verás que poco a poco te sientes más feliz.

Cultivemos un corazón comprensivo. Pónganse en el lugar de la otra persona antes de decidir enojarse con ella. Traten de comprender su punta de vista. A menudo llegamos a conclusiones que, en la mayoría de los casos, son equivocadas.
Cuando sientas que la ira se aproxima, mantengan la boca cerrada y los labios sellados. La mayoría de nuestros problemas se resolverían si sólo mantuviéramos nuestra boca cerrada. Tratamos de explicar las cosas y, durante el proceso las complicamos. Mantengamos la boca cerrada y, cuando la abramos, hablen suavemente con amor y benevolencia. Si no puedes mantener la boca cerrada, cántense una canción, una simple tonada, el hecho de cantar te relaja y aleja la ira.

Solo recuerda:  “Nada es fácil y un buen avisto se aprende con la practica”

“Tener una autoestima alta es sentirse confiadamente apto para la vida.”

Articulo Publicado en El Diario de Tribuna. Septiembre del 2012

Tienes que ver esto también




No hay comentarios :

Publicar Comentario: