domingo, 22 de diciembre de 2013

¿Hubo momentos de cambio durante este año en tu vida?, ¿Algún suceso te hizo cambiar?

Si llegamos a éste fin de año, entonces pensemos en las cosas importantes:

¿Llegamos a ser una persona verdaderamente diferente?
Cuantas veces nos justificamos de no lograr las cosas importantes, IMPORTANTES que tenemos que dar en la vida, tal vez alguno proveyó que un su caso su hijo no le faltara alimentación, escuela, libros, el cuaderno, el lápiz y la goma, pero falto la parte más importante que era precisamente darle esa caricia y esa felicidad a su hijo. Entonces sopesemos que es lo urgente y que es lo importante, entonces concluyamos que los aspectos económicos son importantes, son fundamentales, son esenciales, desgraciadamente hay la mala costumbre de muchas personas desordenadas ó desobligadas llenas de multitud de urgencias, pero hay cosas que son urgentes e importantes a la vez y esto está relacionado más con cosas eminentemente humanas y espirituales que materiales.
Podemos armar una guía para reflexionar este fin de año con las preguntas que se han planteado hasta éste momento y con las siguientes. Quizá sea buena idea compartirlas con nuestra familia, parientes y amigos en las celebraciones de fin de año.

¿Cuál ha sido el período más feliz del año? ¿Puede identificar si hubo un ó unos momentos felices durante el año? ¿puede identificar que fechas? ¿qué situaciones? ¿qué momentos durante el año le produjeron una gran felicidad? Esto nos sirve para evaluar realmente los momentos más gratos del año, no todo es negativo, seguramente nos dejamos llevar por dos, tres penas que tuvimos por ahí y descalificamos cosas hermosas que la vida nos dio y que no queremos apreciar.

¿Qué es lo que nos gusto hacer más durante éste año?, ¿Qué fue realmente lo que nos realizó a hacer en este año en el trabajo, en el hogar?.

¿Hubo momentos de cambio durante su vida este año?, ¿Algo lo hizo cambiar?. Algo trascendente, ya que en realidad cada tiene una enseñanza, cada día nos provoca un cambio, debemos al terminar nuestro hacernos la reflexión ¿Qué aprendí el día de hoy? Si no aprendimos nada, el día fue en vano, no nos sirvió absolutamente para nada.

¿Cuál fue la crisis más grave del año?, algún problema en el trabajo, la casa, la su pareja, su hijo ó un problema personal, ¿tuvo una crisis importante? ¿Tuvo alguna situación que le llevó a hacer cambios? Y la gran pregunta es: ¿Aprendió algo de esta crisis?,¿Salió usted triunfador de ésta crisis?, O ¿Todavía sigue vencido?, ¿se sigue lamentando? Piénselo: La crisis que vivió ¿le dio la oportunidad de ser mejor? ¿Capitalizo esa crisis?.  Todos los seres humanos tenemos crisis, es importante que la crisis más que peligro se convierta en oportunidad. ¿Cuál fue la mayor crisis que tuvo durante este año? Trate de usted de obtener de ella lo mejor posible.

¿Hubo algún suceso que haya demostrado gran decisión?, ¿Tuvo durante el año algún suceso que le haya requerido gran decisión? Una decisión, valiente, audaz, firme o sencillamente dejo la decisión, se acobardo por no tomar esa decisión y esta ya engrosando la fila de los pecadores de omisión, es decir de esos cobardes que dicen pude haber hecho, pero no lo dije, pude haberlo realizado, pero no me atreví.  Sea sincero consigo mismo: ¿Tomo esa decisión? Si la tomo ¿cómo se siente ahora? Si nó la tomo, piénselo un momento: basta de lamentaciones, dése cuenta que los seres humanos que logran algo en la vida son aquellos que lo intentan. Y si usted lo intento y fracaso, excelente va bien, porque ya hizo un intento, vuelva a recapitalizar la experiencia y lancéese otra vez.  Pero si no lo hizo, entonces ahora si reflexione dramáticamente, creo que le faltan a usted muchas agallas y mucha voluntad para lanzarse a hacer lo que debe de hacer, normalmente a esa gente se le llama cobarde y los cobardes nunca han hecho nada en la vida, entonces pregúntese: A alguna decisión ¿Le dio miedo?, ¿Le dio la vuelta?, ¿Porqué no lo asumió? Y después no se lamente el día 31 con que “yo pude haber hecho”, esos “yo pude haber hecho” son reflexiones para después de la muerte, donde ya no hay nada que hacer ni decidir, si esa oportunidad ya se le fue , entonces ahora va a tener que provocar otra oportunidad para lograrlo.

¿Cuáles son unas de las cosas que a usted le gustaría dejar de hacer?, seguramente hubo cosas en el año que no le gusto realizarlas ó se vio obligado a hacerlas, tal vez esto tenga la necesidad de replantearse unos propósitos para el próximo año en el sentido que hay cosas que usted puede delegar, lo pueden hacer otras personas, que son cosas que le deben permitir a usted mayor concentración en aquellas otras áreas que le permitan destacar, sentirse más satisfecho ó realizado y emplear mejor su talento. No piense en la respuesta de “dejar de trabajar” ya que el trabajo no solo sirve para generar dinero ó recursos materiales sino trae la satisfacción de sentirse útil, participe de algo, es la mejor terapia del ser humano para sentirse vivo. 

Se observa en las personas de edad muy avanzada ó jubilados sin actividad, donde ese no hacer es la parte más frustrante del ser humano, pienso que es bellísimo saberse útil, aportador, constructor. Sin embargo la pregunta va encaminada a que reflexionemos que hay cosas que nos gusta hacer más que otras, pero que por falta de objetivos, por no tomar decisiones, por cobardes no nos hemos lanzado a esa búsqueda de afinidades que nos haga sentirnos apasionados con lo que hemos decidido hacer.

¿Cuáles son aquellas cosas que usted quisiera hacer mejor?, que las hizo, que las termino, pero que en honestidad pudieron haberse hecho más rápido, más efectivas, con más calidad y con la experiencia ya realizada puede mejorar en el futuro.

¿Hubo alguna emoción durante el año que le produjo una gran emotividad? Esto es interesante para sentirnos con un contenido de fuerza.  La única forma de lograr algo en la vida es con la pasión por hacerlo. ¿Realmente Ud. tiene esa fuerza importante de la pasión para que lo impulse a hacer las cosas que Ud. Desea realizar? ¿Hubo algo que lo hizo vibrar? Enfóquelo, ya que es importante que lo retome para que continúe con esa energía impulsándose para adelante.

La gran pregunta: ¿Esta luchando para realizar unos cambios personales? ¿Esta convencido que debe mejorar?, ¿O se siente ya Ud. perfecto? ¿Se siente que usted esta bien y el mundo esta mal? Considero que todos los seres humanos tenemos algo que mejorar, el ser humano que deja de mejorar empieza a envejecer, el ser humano que deja de crecer empieza a envejecer, el ser humano que deja de buscar la mejora se convierte en un producto terminado: “Un ser que ya no se le puede agregar nada” y su vida esta acabando.  Hay personas que su epitafio debiera decir “Murió a los 40, enterrado a los 70” Porque ya a esta edad estaban muertos, es decir ya no tenían nada que aprender, ni mejorar, este tipo de gente es la más negativa de todas porque no aporta nada en la vida.
¿Qué tal es como padre? ¿No hay nada por mejorar?, ¿Cómo esposa ó esposa? ¿Cómo amigo, amiga? ¿Das afecto, calidad de vida, tolerancia, comunicación, ternura, reconocimiento?, ¿sabes escuchar?.  En el trabajo ¿eres paciente?, si tienes gente a tu cargo ¿sabes escuchar? Ó eres un genio con la sabiduría total.  En tu vida ¿tienes la humildad de escuchar a otro ser humano?.   Reconozcamos todos, que en todas nuestras facetas de la vida sin excepción, podemos mejorar, entonces enfréntate a una verdad:

¿Cuáles son los cambios personales que tú deseas realizar?, ¿las cosas que pudiste haber mejorado este año y no lo hiciste?. Reconócelo  y de verdad esta es la primera actitud humilde para cambiar.

Continuará....
Ver publicaciones anteriores de este capítulo <Presionar Aquí>

Del Taller de Autoestima de Juan Carlos Fernández. Capítulo 112 Volumén 2

Tienes que ver esto también




No hay comentarios :

Publicar Comentario: