lunes, 30 de diciembre de 2013

Año nuevo… ¿Un nuevo comienzo?

Una de las mayores bendiciones que puedo tener como humano es saber que puedo cambiar y que cualquier cosa que haya hecho no determina mi vida, ya que sólo lo que decido hoy es lo que está creando mi verdadero futuro. No soy una entidad fija y determinada por lo que he vivido o hecho, sino que soy un mundo de posibilidades cambiantes en mí mismo y ¡todo el tiempo puedo elegir un nuevo comienzo! Y así, efectivamente cambiar.

Esto lo dije para mí y para ti. Es para todos los humanos. Nada en la vida de una persona es forzosamente para siempre, nada, el hábito más arraigado termina cediendo ante el deseo más ardiente y ferviente por cambiar. Pero solo se necesita precisamente eso: saber que puedes cambiar en todo momento mediante un deseo ardiente o ferviente por lograrlo, es decir, pasión por cambiar. En el taller de autoestima, se trata de pasión por despertar y ver más luz, comprender más, perdonar más, o en una palabra: saber amar más. Ese es mi objetivo durante este año que esta por iniciar. Y quizá de esta manera se pueda inspirar a más personas alrededor de los que han seguido este taller. 

Te envío un abrazo con mucho cariño y en él mis mayores felicitaciones por haber llegado a este otro año juntos. Ni tú ni yo sabemos cuánto tiempo durará nuestra experiencia como humanos, ni tú ni yo sabemos cuánto tiempo viviremos aquí en la Tierra, y por ello, me llega a emocionar que podamos convivir otro rato todavía. ¡Es maravilloso estar vivos! Es emocionante la experiencia de ser humano. Y sé que cada vez que estamos por iniciar un nuevo año, como hoy, existe en la mente y corazón de miles de personas el deseo de cambiar algo. 

Queremos mejorar nuestra salud, optimizar alguna habilidad determinada, innovar algo en nuestra personalidad, conocer nuevas dimensiones de nuestro ser, en fin. Los clásicos propósitos de año nuevo. Sin embargo, cuando digo año “nuevo” me atrevo a preguntar si efectivamente será esto garantía de un nuevo comienzo. Yo creo que no. 

Si decides hacer algo nuevo con tu vida este año, entonces y sólo hasta entonces sí será un nuevo comienzo, entonces sí será un año nuevo para ti. Si continúas viviendo de la manera en que siempre lo has hecho, es decir, si te mantienes en el mismo estado de conciencia con sus iguales comportamientos ¿dónde está lo nuevo? Si tú no tomas la determinación de hacer algo verdaderamente nuevo en tu vida, o sea, si no decides entrar y conocer un nuevo estado de conciencia, no habrá diferencia alguna entre la semana pasada y la que entra, ni siquiera entre ayer y hoy, ni siquiera entre hace un minuto y este. Nada es nuevo si nosotros no elevamos nuestro estado de conciencia precisamente a una nueva forma de pensar desde donde emprendemos el entonces verdaderamente nuevo comienzo incluso recorriendo el mismo camino. 

Como te dije al principio, es una bendición de Dios saber que podemos cambiar. “Cambiar” hoy lo interpreto como la bendición de podernos conocer cada vez más a nosotros mismos, ¡eso es el verdadero cambio, eso es el verdadero nuevo comienzo! Tal vez por eso vivamos en ciclos, para que cada año (cada ciclo), se nos de la oportunidad de volver a empezar pero no tan solo el ciclo, sino la forma de vivirlo, ¡eso es lo verdadera y apasionadamente nuevo! Un auténtico nuevo comienzo solo puede ser mediante una Nueva Conciencia. 

Insisto, es interesante que, como ciclo, puede tratarse del mismo camino, ¡pero recorrido de una forma tan diferente! Puede tratarse del mismo trabajo, del mismo cuerpo, del mismo jefe, del mismo ambiente, del mismo dinero, de la misma casa, de la misma ropa, del mismo auto, de la misma dinámica familiar, del mismo clima, de las mismas vacaciones, de la misma escuela, del mismo mundo, de la misma pareja, de ti mismo, ¡pero todos ellos vividos de una manera tan distinta! Esa es la oportunidad de un nuevo comienzo en cada ciclo que se repite: tu Nueva Conciencia de ti mismo, de los demás, de las cosas y del mundo entero. 

Todo afuera es exactamente igual, idéntico. Pero solo puedes alcanzar a ver algo nuevo afuera si el que cambia eres tú en tu corazón, lugar donde hoy sé que radica el núcleo de una forma de pensar y sentir en tu corazón. En determinado estado de conciencia (uno muy primitivo, por cierto) la gente cuando escucha la palabra “conciencia” la asocia con la mente, con la cabeza o el cerebro. Pero cuando elevas tu estado de conciencia, alcanzas a entender que “conciencia” está en todo tu ser, de hecho lo es todo. 

Lo “nuevo” lo llevamos dentro y solo está aguardando para que lo dejes salir y te sorprenda y lo disfrutes. ¿Cómo dejar salir lo nuevo? Respuesta: ¡Cree en ti! Cree que puedes y podrás. Creer es crear. Creer en ti es crearte porque creer en ti es conocer a Dios, el Creador. Afirmo: sí puedes cambiar. ¡Claro que puedes! Claro que puedes conocer más de ti mismo al encontrar tu espiritualidad, claro que puedes incrementar tus conocimientos, claro que puedes mejorar tu figura, claro que sí puedes adquirir nuevos y más sanos hábitos de vida, claro que sí puedes vivir más en paz, claro que sí, por supuesto que sí puedes conocer a Dios sin necesidad de morir. 

Claro que puedes. Y lo afirmo porque otros, al igual que yo, hemos podido y con ello aparece la posibilidad presentada al mundo para que cualquiera otro lo logre. ¿Quieres un año nuevo, pero verdaderamente nuevo? Entonces, haz algo nuevo con tu vida elevándote a una Nueva Conciencia, genera desde tu corazón un nuevo comienzo. ¿Y sabes cómo puedes convencerte totalmente de que puedes generarlo? Respuesta: Cree en ti, y siente muy profunda y sinceramente que lo mereces.

Para apoyarte a hacer algo nuevo este año que esta por comenzar, te propongo que realices el siguiente ejercicio.

VISIÓN DEL NUEVO AÑO

Una de las mejores formas de crear los propósitos de año nuevo es tomar unos marcadores o creyones de colores y en una hoja blanca dibujar en el centro un símbolo que nos represente (retrato, un vegetal, un mineral, un animal o cualquier objeto). Debajo o alrededor de esta figura, escribe tu nombre bien resaltado y el texto: “Visión del Nuevo Año”. Partiendo de esta figura central, dibuja unas ramas o líneas gruesas, una de cada color para cada una de las dimensiones siguientes:

1. Claves: escribe aquí cuáles son los principios o valores que van a guiarte durante este nuevo año. Por ejemplo: amor, calidad y humildad pueden ser los valores de un hombre de negocios que desea amar más y mejor a su gente en la casa y la empresa; desea generar todas sus acciones cumpliendo y excediendo sus estándares y los de sus clientes internos/externos; y espera actuar con humildad para controlar su ego en su interactuar diario.

2. Intelectual: escribe aquí todas tus metas relacionadas con el desarrollo de tu intelecto. Ejemplos: escribir un libro, hacer un doctorado, hacer un curso de filosofía, diseñar un taller de finanzas, conversar mensualmente con una persona interesante, leer libros o revistas con una frecuencia determinada.

3. Emocional: escribe aquí lo referente a tus deseos emocionales. Ejemplos: pasar más y mejor tiempo con mi esposa, levantarme más temprano y jugar con mis hijos en la cama antes de levantarlos para ir al colegio, realizar una reunión de toda la familia en una hacienda, hacer una reunión de ex-alumnos de bachillerato o aprender a expresar mejor mis sentimientos con inteligencia emocional.

4. Físico: escribe qué cosas deseas obtener en la dimensión física, como por ejemplo: reducir la barriguita, dejar de comer carne roja, dejar de fumar, practicar Tai Chi Chuan o la actividad que decidas, caminar o correr todas las mañanas con un amigo, hacerse el chequeo médico que está pendiente desde hace tres años.

5. Espiritual: en esta dimensión se registran las acciones para elevar o mejorar nuestro espíritu, sin distingo de fe o creencias. Ejemplos: meditar u orar todos los días, asistir a un retiro espiritual solo o con la familia, perdonar a fulanito, expresarle perdón a menganita, apadrinar a un niño de la calle y ser su coach personal, entre otros.

6. Material: en esta rama escribe las cosas materiales como dinero (cantidad y frecuencia), artículos personales, equipos electrónicos, casa, carro, libros, etc.

7.  Locuras: esta dimensión es para escribir lo sueños o deseos más locos que tengas y que puedan dar aliciente a tu año. Ejemplos: saltar en bongi, volar en ala delta, bucear en alguna isla del Mar caribe, nadar con delfines, ir al Amazonas, pintar un graffiti ecológico con los niños del colegio de tus hijos, y cualquier cosa que se te ocurra.

8. Fortalezas: las tres cosas o aspectos más fuertes que debes mantener para alcanzar lo que anhelas.

9. Oportunidades de mejora (ODMs): los tres aspectos que debes cambiar o de lo contrario generarás conflictos o momentos difíciles innecesarios.

10. Gracias: esta rama la dejarás en blanco e irás escribiendo el nombre, teléfono o e-mail de cada persona a la que debas agradecerle algo durante el que terminó.

Añade gráficos, dibujos, fotos, recortes de revistas o periódicos a cada una de las metas en cada una de las ramas y saca cinco (5) fotocopias a colores de este mapa Visión del Nuevo Año y pégales en tu closet, espejo del baño, escritorio, tablero del carro y reduce una para tu agenda. Revísalas diariamente y ve marcando con un resaltador las que vaya logrando. Será una gran ayuda práctica para un inicio y desarrollo fluido del año.

PENSAMIENTO:

La manera como pensamos...
...causa la manera como nos sentimos. . .
...y la manera como nos sentimos. . .
...causa la manera como vibramos...
...y la manera como vibramos. . .
...es como atraemos!!! 


Que tu vida se colme de bendiciones, las que tú mismo permitas que lleguen a ti. Que tu experiencia como humano sea de una gran emoción por existir, misma que surge de tus hallazgos por descubrir quién eres en verdad mediante una Nueva Conciencia de ti mismo. Con cada paso que des en tu propio auto-descubrimiento, siempre será una nueva oportunidad de encontrar la ¡pasión por vivir!

Ver capítulos anteriores del Taller de Autoestima
Del Taller de Autoestima de Juan Carlos Fernández. Capítulo 113 Volumén 2

Tienes que ver esto también




No hay comentarios :

Publicar Comentario: